Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

@nsaenzss_saa

Bogotá se ha convertido en una ciudad donde el comercio, las instituciones de diferente índole y proyectos de grandes urbanizaciones se están estableciendo en sectores localizados estratégicamente al borde de las vías arteriales más importantes, con el fin de captar directamente clientes, usuarios o visitantes sin mayores esfuerzos por atraerlos a sectores en desarrollo que no presenten enormes problemas de congestión, contaminación y accidentalidad vial para los usuarios de las vías adyacentes y los residentes en su zona de influencia inmediata.

Desarrollos de grandes superficies, centros comerciales, conjuntos residenciales multifamiliares, concesionarios, grandes talleres, instituciones de salud, educación entre otros, han obtenido las licencias respectivas para localizarse en los principales corredores viales, ocasionando enormes trancones en horarios específicos, de tal manera que se suman a los diversos problemas de mantenimiento de la malla vial, convirtiéndose en la causa principal de estos impactos negativos que no previeron mitigarlos mediante estrategias y diseños efectivos para la demanda de tráfico futuro que sería atraído a sus instalaciones.

De esta manera, no hay pico y placa que valga, no funcionan los esporádicos controles que realiza la Policía de Tránsito y las acciones que tratan de realizar los administradores de estos equipamientos no son suficientes, puesto que el problema que debían asumirlo y gestionarlo internamente dentro de sus instalaciones se lo transfirieron a la ciudad.

Los periódicos hablan de casos específicos como el Centro Comercial Titán Plaza, en su momento el Centro Comercial Santa Fé, y en forma menos traumática otros centros comerciales como Gran Estación, Salitre Plaza, El Retiro, Unicentro, entre otros, agravados por el parqueo indebido de taxistas que se estacionan a esperar clientes, sin que les preocupe los trancones que generan, así como otro tipo de vehículos particulares de carga de abastecimiento y automóviles que esperan temporalmente a sus allegados.

Un ejemplo con tintes de dramático es el caso de la Clínica Universitaria Colombia en Ciudad Salitre de Bogotá, situada estratégicamente en la oreja sur oriental del puente de la Avenida de La Esperanza sobre la Avenida Carrera 68 (Ver imagen de Google Earth). Se trata de un complejo institucional de alto impacto que, de acuerdo con la descripción que aparece en su página web, se clasifica como un equipamiento colectivo de salud (ver los artículos 233 y 234 del Decreto 190 de 2004) y, de acuerdo con su escala como Metropolitano, puesto que “comprenden aquellos equipamientos que prestan servicios a todo el Distrito Capital y a la región y son por lo general causantes de alto impacto urbano y social.” Igualmente, para no extenderme en aspectos normativos, El Decreto 325 de 1992, define comoUSOS COMPATIBLES. Aquellos no requeridos para el buen funcionamiento de los usos principales, que pueden desarrollarse en área o zona de actividad, siempre y cuando puedan controlarse los impactos negativos que puedan producir.” (El subrayado es mío)

Trancón sobre la Av. Esperanza

Localización Clínica Colombia

La administración distrital cuenta con una diversidad de instrumentos normativos que, perfectamente puede y debe aplicar, para garantizar que un proyecto de semejante escala se desarrolle en áreas donde sea posible controlar los impactos negativos que puedan producir durante su funcionamiento. Estos temas se deben soportar con estudios ambientales, y planes de manejo de tránsito, entre otros, que deben proyectar el tipo de impacto que se le ocasionará a la malla vial adyacente y al área de influencia inmediata, especificando las estrategias que se aplicarán para su mitigación, para el caso en que sea posible hacerlo.

Si este conjunto de normas se hubieran aplicado convenientemente por los funcionarios y las instituciones respectivas que estudiaron y aprobaron la construcción de esta Clínica, se encontraría que en una oreja de un puente que conecta dos vías arteriales es prácticamente imposible cumplir con este requerimiento.

Seguramente existen otros casos similares, no solo en Bogotá sino en las grandes capitales, en los cuales es claro que ocurre lo mismo y que merecen comentarios específicos. Igualmente, teniendo en cuenta las inmensas presiones que se aplican y los altos presupuestos que se manejan, se presume que se seguirán presentando más casos en el futuro, donde los funcionarios y técnicos al servicio del Distrito, no arriesgarán sus puestos por tratar de imponer una normatividad que solo se aplica en forma selectiva.

El caso de la Clínica Universitaria Colombia, es muy diciente: Todos los días, a partir de las 10:00 de la mañana, o antes, se empieza a acumular un volumen importante de vehículos a la entrada del parqueadero de la Clínica, incrementado con las paradas de busetas, taxis y vehículos particulares que tratan de dejar a los visitantes en la entrada de la Clínica, generando el colapso de la vía que conecta la avenida de la Esperanza, sentido occidente – oriente, con la Avenida Carrera 68 sentido Sur-Norte, extendiéndose por la Esperanza hasta llegar a los semáforos de Salitre Plaza, colapsando todas las vías de este sector.

Si Ud. Quiere buscar otra salida, ni lo intente buscando la Avenida El Dorado, porque a esa hora también se encuentra en peor situación, de tal manera que por lo menos por más de dos horas Ciudad Salitre Occidental estará prácticamente bloqueada.

Presento unas fotos que son muy dicientes de esta situación. Cabe mencionar, que hace aproximadamente dos años, los residentes de este sector, mediante una veeduría ciudadana efectiva, lograron parar la construcción de un proyecto aún más grande que se proyectaba construir en el parqueadero externo de Salitre Plaza, precisamente sobre la vía que hoy se colapsa diariamente. Los residentes tenían razón: ¿Qué estaría pasando ahora en la movilidad y con otros impactos negativos como la contaminación ambiental y la accidentalidad vial?

Ante este panorama, los residentes y visitantes de Ciudad Salitre, exigen que se tomen las medidas necesarias para que en forma inmediata se controle el flujo de los vehículos que bloquean la vía de acceso a la Clínica y en el mediano plazo, se llegue a acuerdos con esta institución para que diseñe y aplique un plan de regularización y manejo de los impactos negativos que ocasionan la congestión de la Avenida La Esperanza.

¿Será posible que este clamor tenga eco ante las autoridades competentes?

¿Hasta cuándo seguirá la ciudadanía tolerando la mala planificación de estos proyectos que obtienen las aprobaciones respectivas para que las curadurías permitan construir sin ningún inconveniente?

TrancónClinicaColombia2

Trancón sobre la Avenida de La Esperanza

Enlaces:

1. http://www.caracol.com.co/noticias/bogota/aumentan-problemas-de-movilidad-por-apertura-del-centro-comercial-titan-plaza/20120730/nota/1731902.aspx

2. http://www.larepublica.co/empresas/centros-comerciales-golpean-movilidad-en-las-ciudades-capitales_16903

@nsaenzss_saa

(Visited 798 times, 2 visits today)
PERFIL
Profile image

Ingeniero de Transporte y Vías, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. Profesor de Tiempo Completo en la Universidad Nacional de Colombia, Facultad de Ingeniería, Unidad Académica de Transportes y Vías por 34 años. Especialista en seguridad vial, estudios de accidentalidad vial y seguridad vial. Consultor en temas de transporte, movilidad y seguridad vial.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

(La siguiente columna -breve sinopsis del caso Luis Andrés Colmenares- fue(...)

3

Hace cuatro años el país protagonizó un hecho que durante muchos(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar