Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A la famosa pregunta ¿Qué quieres ser cuando seas grande? relucían en mis amigas de 8 años respuestas como maestra, odontóloga, doctora, ingeniera, abogada, modelo e incluso muchas de ellas decían: Mamá. Por mi parte, siempre quise ser Bióloga, y es que en ese afán por ir más allá y “no tragar entero”, como me inculcaron en mi entorno familiar, sumado al amor por lo desconocido, siempre supe que quería ser esto que hoy soy.

¿Por qué? Simple, me imaginaba haciendo todo tipo de experimentos, mezclando sustancias, protegiendo animales y generando acciones que ayudaran a mejorar el ambiente y, por qué no, salvando el mundo. A mis 8 años lo pensaba tanto, que me soñaba siendo una científica y eso, para mí, era ser una heroína.

En esa idea nunca hubo desigualdad, nunca existieron premisas machistas como que ser mujer sería una limitante para hacer ciencia, que los hombres son más “inteligentes” que nosotras, y por tanto merecedores de mejores oportunidades y que ciertas carreras a lo largo del tiempo han sido cosa de hombres y por eso las mujeres no tenemos la capacidad de asumirlas. En mi caso, por el contrario, siempre recibí apoyo y pude hacer todo lo que desee, razones que me motivaron a cursar un pregrado en ciencias y a estar vinculada desde muy temprana edad a la investigación.

 Es fundamental que nuestros referentes sean cercanos: nuestras maestras e investigadoras jóvenes, mujeres de la cotidianidad, reales, inteligentes y talentosas”

Ser mujer es sinónimo de delicadeza, pero también de templanza; de amor, pero también de tolerancia; de desigualdad, pero también de resiliencia. Es realmente triste saber que existen mujeres que deben escoger un extremo: La carrera científica o ser mamá y esposa. Y algunas ni siquiera llegan a ejercer por el simple hecho de ser mujer. Está mal y sí, hacer ciencia también es cosa de mujeres, ¡no podemos hacerlo a un lado!

¿Acaso no viviríamos en un mundo mejor si no existieran brechas como la desigualdad y la falta de educación, que nos impiden ser lo que queremos? Yo tengo claro que debemos trabajar duro para cambiar estas percepciones que nos afectan como sociedad.

Permitamos que nuestras nuevas generaciones sean lo que deseen, que estereotipos absurdos no marquen lo que son y serán, y que —día a día— en la lucha por mejorar, nos permitamos amar lo que hacemos, pues no hay mayor placer que ese.

Particularmente creo que es fundamental que nuestros referentes sean cercanos: nuestras maestras e investigadoras jóvenes, mujeres de la cotidianidad, reales, inteligentes y talentosas… no figuras perfectas, lejanas e idílicas. Fomentemos y normalicemos la ciencia y, sobre todo, la ciencia en las mujeres. ¡Porque la ciencia también es cosa de nosotras!

Un buen día dijeron que el mundo necesita ciencia y la ciencia, mujeres… y yo lo creo.

(Visited 1.000 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Bióloga. Amante del mar, la ciencia, las letras y la vida. Del Caribe y el Sinú.

Más posts de este Blog

  • Vida

    La niña que un día fuí

    Ayer se conmemoró el día de la niña, por eso la iniciativa internacional Inspiring Girl @inspiringirlscolombia @inspiringgirlsint me invitó(...)

  • Vida

    Evolución

    Hoy es de esos días que necesitan 30 y no 24 horas. Intensos, agotadores, productivos, que retan y exigen.(...)

  • Vida

    Moda sostenible

    Palo Rosa es una marca colombiana de vestidos de baño y ropa de playa que nació hace 8 años(...)

  • Ciencia

    Buceo científico

    El fondo del mar y en general los océanos son desconocidos para la mayoría de las personas. Las costas,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: Andia Chaves Fonnegra El Microscopio Submarino Bentónico o MSB (En Inglés(...)

2

Estaba de turno en la redación de EL TIEMPO el viernes(...)

3

La lluvia sigue acompañando la ceremonia inaugural del Festival Vallenato. Piloneras(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Muy bien escrito. Las mujeres y niñas no deberían tener freno para ser lo que quieran ser. Exactamente como cualquier otra persona. Los estereotipos y roles sociales están cambiando y deben seguirlo haciendo. Esos cambios son más lentos en sociedades más religiosas, desgraciadamente. Pero tendremos que combatir esos prejuicios a pesar de todas las iras santas de todos los dioses y diosas.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar