Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Está muerto hace días y huele mal. Solo
hace falta enterrarlo bien sin posibilidad de que resucite.
  El problema es que sus dolientes se resisten panza arriba a aceptar que se trata de un verdadero cadáver que tiene
anquilosadas sus mentes y que no deja progresar el pensamiento hacia otros
horizontes
.
  

Cerca de medio siglo repitiendo
las mismas cosas como si hubieran encontrado la piedra filosofal cuando en
realidad lo que han hecho es congelar y cristalizar sus cabezas. Durante todo
ese tiempo, en clases, conferencias, artículos, libros y foros he oído los
mismos nombres y las mismas teorías con un fervor digno de mejor causa. Lo
repiten como si se tratara de una verdad revelada. Es un Olimpo en el que
reinan Derrida, Foucault, Barthes, Habermas, Lyotard, Vattimo y una larga
caterva de dioses menores con culto propio.

Ha llegado un punto en que “posmoderno” se
ha convertido en una palabra mágica, el abracadabra de todas las puertas, que
hace sentir bien al que habla y al que escucha.
Para indicar que se está al
día, que se es profundo, basta decir que se es posmoderno, que en realidad es tomar
del brazo a un moribundo: no sólo hay filosofía, cultura, arte, historia o
arquitectura posmodernas; también la música, el cine, la poesía, la moda, la
pintura, la publicidad, la culinaria o la peluquería son posmodernas (No
tardaremos en oír hablar del fútbol posmoderno en cabeza de Leo Messi).

Todas esas variables tienen sus
practicantes y sus mentores o maestros que se regodean con su apellido de
“posmodernos”
como si se tratara de los napoleonesbonapartes del pensamiento. Como
quien dice: “Antes del posmodernismo está la asquerosa modernidad que hay que
machacar y después del posmodernismo que venga el diluvio (aprés moi le
diluge!)”.
 Toda su esencia es la
antimodernidad y todo su futuro es la transmodernidad. Bien confiesa Habermas
que se trata de unos “jóvenes conservadores” que están creando una nueva
Ilustración o, si se prefiere, con Vattimo, habría que decir que se trata de
una babel informativa, sincrética y presentista, lo que él tan acertadamente
llama “pensamiento débil” que igualmente podía denominarse anémico, enclenque, lánguido
o demodé.

Los antiguos decían que la filosofía era la
servidora de la teología para indicar la subordinación de la verdad
filosófica
  a la teológica. Ahora habría
que hablar de que el posmodernismo es
  el
soberano absoluto al que rinden pleitesía millones de personas que ni siquiera
saben lo que eso significa.
Haga usted la prueba y pregúnteselo a alguien, o busque
la palabra en un diccionario de filosofía y trate de entender de qué va el
asunto; verá la sorpresa ante lo ininteligible. 

Como diría Ortega, hablando de
otro tema, aquí hay una “contradictio in terminis”, es decir, algo que es
confuso en sí mismo y que nadie lo define del mismo modo porque es melifluo y
escurridizo, como la “animula, vagula y blandula” de la que hablaba Adriano al
borde de la muerte. 

Los posmodernistas juegan con la confusión como método. Para
ellos la filosofía debe usar un lenguaje esotérico, que los demás no entiendan
porque eso es sinónimo de profundidad y de seriedad; más o menos la verdad
llega al mundo de la filosofía de su mano. Mejor, de la mano del “giro del
lenguaje” que es el que -según ellos- realmente moldea el pensamiento; la verdad es una
simple perspectiva y la persona un simple constructo mental.

Primum vivere, deinde philosophare“,
decían los antiguos: “vivir primero y después filosofar”. Habría que decirle ahora
a estos señores posmodernistas: ¡fuera la jerigonza, por favor, respeten la
realidad!

(Visited 130 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy filósofo de formación, fui profesor universitario y me dediqué al periodismo una larga época, primero en proyectos de educación, y luego en medios, sobre todo en prensa: fundé y dirigí una agencia de noticias, dirigí una revista cultural y fui productor y director de programas de televisión. Ahora dirijo una empresa de consultoría en liderazgo y me dedicó a escribir libros y a dar conferencias sobre los temas en los que he trabajado.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: PanzaVidela Hoy no es día de polémicas tontas sobre quién(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. La vida humana es un presente, estado de crecimiento continuo. Eso de clasificar de modernismo y postmodernismo es 1 decir y ansias e fanfarronear. Jsmás el tiempo pasado fue mejor. Cada día la partioipación cretiva del hombre es atortolante. La inteligencia ve más,capta mejor, y entiende y descubre en forma asombrosa.Se abre Internet,y todo es maravilloso. Lo que antes era privilegio de unos pocos ,hoy como las moscas en el charco de coca cola, al que más chupe.Si la persona cimentó buenas bases elementales y secundarias, todo lo puede saber, entender y perfeccionar.Los primeo grados de niños en EE UU estudian, con su clave personal,conectados en class y el hogar. Hermosísimo leer a JUuan Duns Escoto su teoría de Dios, aseidad y primer principio.Y su argumento sobre la Inmaculada Conceción, purísimo nido y camino para Dios hacerse hombre, camino,verdad y vida. Siempre Hoy mejor que ayer.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar