Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A lo largo de los años, las aplicaciones tecnológicas en el salón de clases han ido tomando más y más formas y fuerza. Es una idea que no requiere una mirada muy esforzada para entender por qué tiene sentido. Las formas que ofrece la tecnología para que los estudiantes puedan relacionarse con los contenidos que se presentan en el salón de clases se convierten en un nicho para el desarrollo de formas en las que se puede dar esta aplicación, ayudadas, en parte, por la Ley de Moore, la observación realizada por Gordon Moore (Cofundador de Intel) sobre el aumento periódico de la capacidad de los procesadores, con consecuencias sobre su precio al consumidor.

Probablemente una de las iniciativas mas notorias para llevar la tecnología al salón de clases fue la ideada por Nicholas Negroponte, One Laptop Per Child, y que buscaba poner un portátil especialmente diseñado para fines educativos en las manos de estudiantes de todo el mundo. Después de distribuir mas de 2 millones de portátiles y tabletas en países como Estados Unidos, Italia, Uruguay, Uganda e incluso Colombia, la organización anunció recientemente la subcontratación de su desarrollo de software, anunciando un ‘enfoque en su valor central: la educación’.

Un anuncio como este representa entender la idea que la tecnología por si misma no implica una revolución en el salón de clases. Sin embargo, esta idea encuentra enemigos en ciertos contextos que igualan cifras de ejecución con resultados en calidad educativa. Un caso claro es el discurso que ha permeado la política educativa de Bogotá de los últimos años a través de cuantiosas adquisiciones de equipos sin que se presenten mejoras notables en el desempeño de los estudiantes, mientras que los colegios de llenan de computadores portátiles, proyectores de video y cualquier otra clase de dispositivos que se ven subutilizados bien sea porque los grupos tienen mas estudiantes que equipos, o porque los docentes eligen no utilizarlos por miedo a un deterioro o pérdida de los mismos y exponerse a consecuencias fiscales y disciplinarias; se forma entonces un extraño escenario de ‘Mirar y no tocar’ en el que están los recursos tecnológicos pero no se usan para evitar complicaciones, y que es sostenido en la medida que el control interno que se hace no apunta a buscar resultados del trabajo con esos recursos sino a su permanencia y capacidad de uso.

El cambio de rumbo anunciado por OLPC debe ser un llamado de atención a entidades como la Secretaría de Educación Distrital y el Ministerio de Educación Nacional a que replanteen su relación con la tecnología en el salón de clases, entendiendo su papel como facilitadores de la adquisición al mismo tiempo que desarrollan formas en las que esta tecnología es utilizada dentro del salón. A fin de cuentas, el trackpad del portátil y el video beam no son los profesores.

A todas estas, ¿Dónde está el acompañamiento a la adquisición de portátiles que ha hecho el Ministerio con One Laptop Per Child?

(Visited 106 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Psicólogo (Universidad Nacional de Colombia), MA en TESOL y Lingüística aplicada (University of Leicester, Reino Unido). Entre los años de 2010 a 2015 trabajé con la Secretaría de Educación Distrital como docente y como coordinador. Participé en investigaciones de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Los Andes y la Facultad de Educación de la Universidad Externado de Colombia. He trabajado con la Asociación Alianza Educativa en la formación de los participantes del programa Todos a Aprender.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Elecciones 2018: Iván Duque y la Educación

    Como suele pasar cada cuatro años en la época de las elecciones presidenciales, el electorado y la opinión pública(...)

  • Colombia

    Lista de requerimientos

    Faltan unos siete meses para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y con casi una treintena de candidatos presidenciales(...)

  • Colombia

    37 días después

    La noche del viernes 16 de junio, el paro docente más largo de los últimos años por fin llegó(...)

  • Bogotá

    28 días después

    Al día de hoy, 8 de junio, se cumplen 28 días del paro liderado por FECODE que tiene paralizada a(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Justo cuando el proyecto parecía consolidarse en la cancha, tres empates(...)

2

“OMAR TA SATT” tras escuchar estas palabras al cierre de una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar