Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La reelección de Juan Manuel Santos para el periodo 2014 – 2018 representa, en teoría, la continuidad de una serie de políticas públicas en todos los niveles, incluyendo lo relacionado con la educación. Sin embargo, las realidades políticas producidas por las alianzas interpartidistas inevitablemente hacen que los nombres de quienes las ejecuten cambien, es decir, que vengan cambios en el gabinete ministerial, lo que en la actual coyuntura y para el tema que ocupa este blog, la pregunta es ¿Que necesita el nuevo ministro de educación?

En los últimos días, han cruzado versiones y peticiones buscando que Antanas Mockus, candidato presidencial para las elecciones de 2010 sea el ministro de educación en el segundo periodo de Juan Manuel Santos, aunque la verdad es que el escenario de Mockus ocupando dicho cargo es poco probable; en primer lugar, el mismo Mockus ha manifestado su interés en colaborar con el desarrollo del proceso de paz; al mismo tiempo, las últimas apariciones públicas de Mockus sugieren que su estado de salud quizá no lo deje en las mejores condiciones para asumir el trajín de un cargo así. Mas allá de estas objeciones, lo que deja entrever una petición como esta es que no se tiene un conocimiento adecuado sobre el perfil requerido por el jefe de una cartera como la educativa

La petición de Mockus como ministro de educación puede verse justificada por el papel que el exrector de la Universidad Nacional le dio a la educación en su campaña presidencial, y la percepción que existe en la opinión pública de el como alguien comprometido con el tema. Sin embargo, esta petición se sustenta en la percepción errónea que un cargo como el ministerio de educación debe ser ocupado por un educador, cuando en realidad debe ser ocupado por un gerente que tenga sensibilidad hacia los temas educativos, una sensibilidad la cual, en el contexto colombiano, se relaciona con la atención a tres frentes de acción principalmente.

El primero tiene que ver con la mejora a la calidad educativa, un proceso que ha avanzado en buena parte gracias a iniciativas como el programa Todos A Aprender, y que debe ser sostenido a lo largo del tiempo por cuanto los resultados de este proyecto y su efectividad solo podrán ser confirmados en una ventana de tiempo larga mediada por el avance escolar de las poblaciones que son su objetivo, siendo esto dependiente de un empalme efectivo entre ministros salientes y entrantes para que no haya ninguna clase de traumatismo en dicha transición.

El segundo frente de acción, tiene que ver con el manejo que se da a las reclamaciones hechas por los docentes a nivel salarial. El paro realizado por los docentes en el mes de mayo, mediado exclusivamente por intereses políticos, alejados de un interés genuino por las condiciones de los maestros, le pinta una imagen clara al próximo titular del ministerio de educación: Es necesaria una actitud firme que, si bien reconozca las necesidades de los docentes y realice esfuerzos para mejorarlas, no tenga ningún temor en reclamar de forma enérgica el papel que estos deben llevar a cabo en la mejora de la calidad educativa, y que no tiene sentido pensar en prebendas inmerecidas cuando hay sectores en el gremio docente que buscan torrentes de beneficios sin hacer su trabajo.

Finalmente, la labor del nuevo ministro de educación debe conectarse con el esfuerzo relacionado con el proceso de paz. Mas allá del discurso de campaña, es claro que todos los sectores del gobierno nacional deben articularse con los esfuerzos tendientes a la constitución y desarrollo del proceso de paz, lo que necesariamente le asigna algún nivel de responsabilidad a nivel de políticas públicas. 

Estos son los retos que afronta un eventual ministro (O ministra) de educación en el segundo periodo de Juan Manuel Santos, que a su vez se convierten en los principales criterios a tener en cuenta para su selección, con lo que se podrá transmitir el mensaje de la separación entre políticas de educación y educación politizada de una forma efectiva y clara.

 

(Visited 521 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Psicólogo (Universidad Nacional de Colombia), MA en TESOL y Lingüística aplicada (University of Leicester, Reino Unido). Entre los años de 2010 a 2015 trabajé con la Secretaría de Educación Distrital como docente y como coordinador. Participé en investigaciones de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Los Andes y la Facultad de Educación de la Universidad Externado de Colombia. He trabajado con la Asociación Alianza Educativa en la formación de los participantes del programa Todos a Aprender.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Elecciones 2018: Iván Duque y la Educación

    Como suele pasar cada cuatro años en la época de las elecciones presidenciales, el electorado y la opinión pública(...)

  • Colombia

    Lista de requerimientos

    Faltan unos siete meses para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y con casi una treintena de candidatos presidenciales(...)

  • Colombia

    37 días después

    La noche del viernes 16 de junio, el paro docente más largo de los últimos años por fin llegó(...)

  • Bogotá

    28 días después

    Al día de hoy, 8 de junio, se cumplen 28 días del paro liderado por FECODE que tiene paralizada a(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo: ‘Ángeles(...)

2

Por: Albita Neira El mensaje que da la rama judicial a(...)

3

Con un modelo de entrega de última milla, la startup Cargamos(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar