Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A finales del mes pasado, el ministerio de educación anunció un programa de incentivo a la excelencia docente en el país a través de la entrega de 3000 becas a docentes, una iniciativa que, como suele ocurrir en este tipo de casos, tiene tanto de largo como de ancho, y requiere un análisis juicioso.

En un principio, la medida no es particularmente novedosa, a fin de cuentas, algunas entidades territoriales como el Distrito Capital o Antioquia estaban llevando a cabo programas similares con sus docentes, no en vano las maestrías de educación de universidades como la Javeriana, Los Andes o el Externado cuentan con un porcentaje significativo de docentes de la SED en sus actuales cohortes; una de las razones por la que este anuncio adquiere un carácter significativo es la intención de acoger docentes de todo el país.

Por otro lado, la iniciativa puede entenderse como una respuesta a un efecto inesperado de los mecanismos de promoción contemplados por el decreto 1278: Al establecer los títulos de posgrado como criterio para el ascenso de categoría dentro del escalafón docente, algunos docentes optaron por cursar programas cuya calidad o pertinencia no eran precisamente las mas apropiadas para la labor docente, con lo que la idea de los posgrados como mecanismo de mejoramiento de la idoneidad de los docentes se vio reducido a un requerimiento administrativo o burocrático; una situación la cual, cuando menos en el papel, se ve remediada ante el requerimiento que los docentes beneficiarios del programa implementen proyectos de fortalecimiento en sus instituciones, lo que hace necesario que los docentes busquen programas de posgrado los cuales se articulen con las necesidades de sus instituciones. El requisito de permanencia por dos años posteriores a la culminación del programa por parte de los docentes, no solo busca garantizar la implementación exitosa de los proyectos desarrollados, también termina por convertirse en una herramienta que fomenta el compromiso de los docentes con las instituciones. La maestría no solo es el mecanismo para obtener un aumento salarial, es una herramienta que hace a los docentes partícipes del cambio institucional y mejora su sentido de arraigo y permanencia a la misma.

Otro aspecto que es necesario tener en cuenta es la variable de la edad de los beneficiarios. En el documento de divulgación preparado por el ministerio, se establece el rango de 42 a 45 años como edad limite para los docentes que pueden acceder al programa, lo que puede ser interpretado como un compromiso hacia los docentes que han llegado al magisterio a través de los últimos concursos docentes (Cabe anotar que sigue preocupando el silencio del ministerio alrededor de la nueva lista de elegibles) a través del cual se busca garantizar la permanencia de los mismos en el magisterio a través de incentivos de carácter salarial y profesional.

Por otro lado, los requisitos de puntaje en las pruebas saber 11 y transición a la jornada única en las instituciones a las que pertenecen los docentes beneficiarios plantean implicaciones interesantes; puede interpretarse como un mecanismo para impulsar a las instituciones para que hagan dicha transición. Son requisitos que buscan, claramente establecer una brecha entre instituciones, lo cual, si bien no necesariamente es una medida que esté en sintonía con un discurso de equidad de condiciones, está estructurada de tal manera que las instituciones busquen insertarse dentro de las agendas del gobierno en políticas educativas (como es el caso de la jornada única). Para usar la metáfora darwinista, puede ser entendido como una especie de selección natural, en la que aquellos docentes y directivos que no están dispuestos a adoptar una serie de prácticas determinadas eventualmente desaparecen del magisterio. Es una idea arriesgada cuya efectividad solo será determinada por el tiempo.

La medida dista de ser la solución para lograr el mejoramiento de la calidad. A fin de cuentas, no hay evidencia que sustente de forma definitiva el vinculo entre los posgrados en los docentes y la mejora en la calidad. Sin embargo, es un paso en esa dirección; junto a la adquisición de saberes que se pueden aplicar en la práctica docente, pareciera ser un programa dirigido a estructurar la profesión docente, lo que tendrá un efecto mas definitivo y a largo plazo en la calidad educativa del país.

 

(Visited 103 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Psicólogo (Universidad Nacional de Colombia), MA en TESOL y Lingüística aplicada (University of Leicester, Reino Unido). Entre los años de 2010 a 2015 trabajé con la Secretaría de Educación Distrital como docente y como coordinador. Participé en investigaciones de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Los Andes y la Facultad de Educación de la Universidad Externado de Colombia. He trabajado con la Asociación Alianza Educativa en la formación de los participantes del programa Todos a Aprender.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Elecciones 2018: Iván Duque y la Educación

    Como suele pasar cada cuatro años en la época de las elecciones presidenciales, el electorado y la opinión pública(...)

  • Colombia

    Lista de requerimientos

    Faltan unos siete meses para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y con casi una treintena de candidatos presidenciales(...)

  • Colombia

    37 días después

    La noche del viernes 16 de junio, el paro docente más largo de los últimos años por fin llegó(...)

  • Bogotá

    28 días después

    Al día de hoy, 8 de junio, se cumplen 28 días del paro liderado por FECODE que tiene paralizada a(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: Andia Chaves Fonnegra El Microscopio Submarino Bentónico o MSB (En Inglés(...)

2

Estaba de turno en la redación de EL TIEMPO el viernes(...)

3

La lluvia sigue acompañando la ceremonia inaugural del Festival Vallenato. Piloneras(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. anaduenas0527

    respeto su optimismo pero por lo mismo me preocupa que no aprecie la trampita incluida en la propuesta, algo así como las “becas” para los mas pilos que a la hora del te, son solo unos créditos en potenciales pésimas y riesgosas condiciones de ser incumplidos… el 40×40 bienvenido, si los salarios aumentan proporcionalmente, por que Ud. no puede tener un docente ganando lo mismo que un conductor de transmilenio, cuando el docente tiene un pregrado y una especialización y el señor conductor una habilidad…Ud. sin querer, creo yo, ensalza una clara inequidad (sip… soy docente….)

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar