Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Leonardo UrreaPor: Leonardo Urrea

Los grandes debates que por estos tiempos se tienen en Colombia, reflejan una de las debilidades de nuestra democracia y de nuestra sociedad: la violación del principio de simetría. Recientemente, se han visto grupos políticos criticando que los exguerrilleros entren al mundo político aun teniendo exguerrilleros en sus bancadas en Congreso (ver nota). Así mismo, ex gobernantes de todos los espectros políticos están atacando la corrupción de los actuales gobiernos, haciéndose los de la vista gorda con las malversaciones de recursos en sus propios gobiernos (ver nota), y hemos visto también, como se pide respeto por unas víctimas desconociendo a otras y viceversa (ver nota).

El principio de simetría es una regla básica de la integridad personal y pública: uno no puede defender la vida saliendo a la calle a matar gente (a no ser que lo quieran asesinar y uno tenga que actuar primero para salvar la propia vida, caso único donde se aboga legítima defensa). Así mismo, no se puede defender el derecho a la educación, quitando este a los estudiantes bloqueando edificios como hacían los minoritarios grupos radicales en la Universidad Nacional cuando estudié en sus aulas (ver fotos).

Muchas personas califican la violación de este principio como “doble moral”. Por ejemplo, las desequilibradas decisiones del ex Procurador Ordoñez que dejaban entrever ciertas preferencias políticas; como cuando inhabilitó a Alonso Salazar (ver nota), ex alcalde de Medellín, por “participar en política” cuando Salazar denunciaba hechos de corrupción durante una campaña, pero levantó medidas más graves con ligereza (ver nota).

Cuando se aplica el principio de simetría, en cualquier nivel de la interacción social no puede haber desequilibrios ante situaciones similares, me explico, si voy a defender a las víctimas, no puedo segmentar a algunas sólo porque pertenecen a un grupo con el que no coincido ideológicamente, eso no hace que sean menos víctimas (esto lo puedo decir porque mi familia fue víctima de guerrilleros y de paramilitares por doquier).

El análisis debe ir más a profundidad, no es sólo un problema del alto gobierno de nuestro país. Como defensor acérrimo de la libertad individual (siempre que no cohíba la libertad de otros individuos), soy consciente de que la célula de la sociedad, como sostiene mi maestro Javier Loaiza, es la familia, y es en la familia donde están las semillas de las violaciones sistemáticas del principio de simetría.

Un ejemplo clásico es el machismo ramplón del hombre que engaña a su mujer, pero al mismo tiempo cuando ella lo engaña la trata con la autoridad moral que no tiene, o la mujer que maltrata a su marido física y psicológicamente y cree que es mucho más grave cuando él lo hace. Otro ejemplo clásico es el del repudio a la corrupción pública, o la desconfianza de la policía de los individuos que al cometer una infracción de tránsito, son los primeros en tratar de tranzar a los agentes.

Si uno tiene algo de espíritu cívico, y quiere incorporarle algo de nivel al mediocre debate público de nuestro país, tiene que revisar este principio desde su esfera personal. Esto por la sencilla razón de que primero se cambia uno a sí mismo, después cambia su entorno, su comunidad, y ahí sí puede intentar cambiar su Nación, ese es el orden de las cosas.

Mucho se dice sobre la debilidad de nuestra democracia, y este problema de no cumplir el principio de simetría es una enfermedad crónica que debemos resolver en nuestras propias familias. No que todos seamos iguales, en la diferencia está la belleza, pero si identificar las incoherencias de quienes se abogan superioridad moral y ética sin tenerla.

Hay mucha verdad en la frase de escritor del siglo XX: “todos somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros”. Sin embargo, debemos hacer oposición a los dictadorzuelos latinoamericanos que impusieron una frase famosa: “para mis amigos todo, para mis enemigos la Ley”, que también podría reformularse como “los errores de los míos son legítimos, pero los de mis contrapartes son despreciables, aunque sean los mismos”.

Twitter: @iurrea91

(Visited 1.508 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Su nuevo álbum Takk... ("Gracias..."), ha salido hace poco. A mí me parece una maravilla, mucho mejor que ( ), que no me ha gustado tanto (...). No sé que opináis, pero para mí, el hopelandic nunca ha funcionado, es demasiado pretencioso y un poco tonto. A lo mejor no fastidia tanto a extranjeros que quizás no oigan la diferencia entre islandés y hopelandic, pero a mí me fastidia tanto que casi no lo aguanto.


Esa es exactamente la idea.

Me encanta Sigur rós, no lo voy a negar. Por lo tanto, es difícil que yo diga que no me gusta alguna parte de su música. Pero sucede que yo casi nunca le pongo cuidado a la letra de la música que oigo, en caso de que esa letra exista. Lo que dice Gudmundur (el autor del blog) me parece concluyente; como no somos islandeses ni hablamos islandés, no nos hace diferencia alguna oír a alguien cantando cosas sin sentido, pues sin importar lo que diga parece estar cantando en un idioma desconocido.

Parece ser que no creamos barreras ante lo que se diga en otros idiomas, y puede llegar a sonar igual de bien un poema en ruso que una sarta de ofensas pronunciada en el mismo idioma (claro está - si comos completamente ignorantes ante este lenguaje). Sabemos que se trata de otro idioma, y (como en el caso del islandés) si no tenemos idea acerca de éste, más uniforme será la impresión que produzca lo que se diga.

Entonces, ¿por qué es molesto oír "hopelandic" siendo islandés? Supongo que Gudmundur no será el único que sienta lo mismo, aunque seguramente habrá quien disfrute más cualquier pista de ( ) que otra que lo siguiera o precediera, y en su mismo idioma. Esta es la clase de cosas que siento que no se puede llegar a conocer del todo; supongo que habría que nacer islandés para entender.


Si quieren oír más de Sigur rós, les recomiendo Svefn-g-englar, Flugufrelsarinn y Gobbledigook.

En ese orden.


dancastell89@gmail.com
-->
Quizás no conozcan a Sigur rós. Esta puede ser una buena introducción a ellos, según lo que yo creo. Lo que sigue se llama Inní mér syngur vitleysingur, lo que significa algo así como "junto a mí canta un loco":




Sigur rós es una banda islandesa que existe desde hace casi catorce años (desde 1994). Los oí por primera vez en el cine, pues se utilizó su música en el trailer de la película Children of men (2006) - lo que suena es Hoppípolla ("saltando charcos"). Luego de eso me he enterado de lo reticentes que son sus integrantes a comercializar su producción, y he desarrollado un gusto inmenso por su trabajo. También tengo una afición irracional por Islandia, y no sé muy bien por qué.

Pero eso es otro asunto; vamos al grano.

Esta es la dirección de ojos de mosca, un blog sobre música islandesa escrito en castellano por un islandés. Hace un tiempo leía allí mismo una pequeña reseña que hacía el autor acerca de Takk..., el tercer álbum de estudio de Sigur rós. Y me pareció muy interesante la opinión que presenta la entrada. A ver si esta vez sí me puedo explicar.

El segundo álbum de Sigur rós se llama ( ). Sí, así se llama. Le debe su nombre tanto al hecho de que ninguno de los cortes que lo componen posee título (las ocho pistas se llaman Untitled 1, Untitled 2 y así sucesivamente - aunque luego del lanzamiento del álbum, los seguidores del grupo contribuyeron a nombrar las pistas una a una) como a una particularidad característica de Jónsi, el cantante; quisiera que trataran de descubrirla ustedes primero. Para eso, otro video; lo que sigue se llama Untitled 4, o Njósnavélin (la máquina espía):




¿Lo notaron?

Yo tuve que leerlo para caer en cuenta; no sólo usan un arco de chelo para tocar la guitarra eléctrica (lo que produce ese sonido tan intenso de vez en cuando), sino que Jónsi no canta en un idioma en particular. Lo que dice no está dicho en islandés; ninguna de las canciones que componen el disco lo está. Han llegado a llamarlo un lenguaje aparte (que no lo es): "vonlenska", o "hopelandic". Y esa es sólo una de las interesantes particularidades de este grupo.

Vuelvo al blog del islandés. Luego de tener un poco de idea acerca del grupo, transcribo (con estilo corregido, porque el hombre escribe ligeramente mal el español) su opinión sobre el disco que siguió a ( ):

Su nuevo álbum Takk... ("Gracias..."), ha salido hace poco. A mí me parece una maravilla, mucho mejor que ( ), que no me ha gustado tanto (...). No sé que opináis, pero para mí, el hopelandic nunca ha funcionado, es demasiado pretencioso y un poco tonto. A lo mejor no fastidia tanto a extranjeros que quizás no oigan la diferencia entre islandés y hopelandic, pero a mí me fastidia tanto que casi no lo aguanto.


Esa es exactamente la idea.

Me encanta Sigur rós, no lo voy a negar. Por lo tanto, es difícil que yo diga que no me gusta alguna parte de su música. Pero sucede que yo casi nunca le pongo cuidado a la letra de la música que oigo, en caso de que esa letra exista. Lo que dice Gudmundur (el autor del blog) me parece concluyente; como no somos islandeses ni hablamos islandés, no nos hace diferencia alguna oír a alguien cantando cosas sin sentido, pues sin importar lo que diga parece estar cantando en un idioma desconocido.

Parece ser que no creamos barreras ante lo que se diga en otros idiomas, y puede llegar a sonar igual de bien un poema en ruso que una sarta de ofensas pronunciada en el mismo idioma (claro está - si comos completamente ignorantes ante este lenguaje). Sabemos que se trata de otro idioma, y (como en el caso del islandés) si no tenemos idea acerca de éste, más uniforme será la impresión que produzca lo que se diga.

Entonces, ¿por qué es molesto oír "hopelandic" siendo islandés? Supongo que Gudmundur no será el único que sienta lo mismo, aunque seguramente habrá quien disfrute más cualquier pista de ( ) que otra que lo siguiera o precediera, y en su mismo idioma. Esta es la clase de cosas que siento que no se puede llegar a conocer del todo; supongo que habría que nacer islandés para entender.


Si quieren oír más de Sigur rós, les recomiendo Svefn-g-englar, Flugufrelsarinn y Gobbledigook.

En ese orden.


dancastell89@gmail.com

2

Una de las mejores cosas de Colombia son sus productos agropecuarios:(...)

3

SPACEPLAN está disponible en la App Store, Google Play y Steam.(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

Aceptar

Ingresa los siguientes datos para enviar el correo


¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar