Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
José Jaima UscáteguiPor: José Jaime Uscátegui 

Se completan varias semanas de marchas por parte de estudiantes que reclaman mayores recursos económicos para la educación superior y vuelve a ponerse sobre la mesa la discusión sobre los límites que la protesta social tiene, como mecanismo, para exigir el cumplimiento de compromisos estatales.

Lo que nació como un ejercicio legítimo de abogar por mayor presupuesto para el mejor funcionamiento y la ampliación de un servicio social básico y estratégico como la educación superior, poco a poco se ha ido deformando en una batalla campal que ha puesto en riesgo la vida y la tranquilidad de los ciudadanos en diferentes zonas del país. No esperemos a que haya un muerto de por medio, bien sea de las fuerzas de seguridad o de los manifestantes, para percatarnos de la necesidad de poner reglas y canalizar adecuadamente el descontento social y la acción institucional.   

Las imágenes de los últimos días con estaciones de Transmilenio destrozadas, ataques a un reconocido medio de comunicación, integrantes de la Fuerza Pública atacados con fuego y gasolina, entre otras, son situaciones inaceptables que, lamentablemente, oscurecen la jornada de los estudiantes que, en su gran mayoría, han protestado pacíficamente y tienen la convicción de defender una causa justa.

¿Quiénes están detrás de las manifestaciones de violencia? ¿Por qué muchos de los manifestantes optan por encapucharse o cubrirse el rostro como si tuvieran algo que esconder? ¿Por qué no se valoran gestos del actual Gobierno como la suscripción de un acuerdo con los rectores de las universidades públicas, que ya estableció una adición presupuestal para los próximos cuatro años? ¿Por qué varios movimientos sociales con agendas paralelas se suman a la protesta si es evidente que los recursos no alcanzan para todos los sectores? Es evidente que hay muchas personas que están pescando en río revuelto.

Nuestra sociedad se debe sincerar y, si bien es cierto que la inversión social es insuficiente en un país con tantas carencias e inequidades, éstas no se resuelven con agendas soterradas y violentas. El primer paso es quitarnos las máscaras y, en el caso de los estudiantes, las capuchas. Ese anonimato es el que hace de las redes sociales un escenario incendiario, hostil y destructivo, no hagamos lo mismo trasladando los odios a las calles y plazas públicas donde el daño y la destrucción es aún mayor. 

Muchos se escandalizaron cuando el hoy Ministro de Defensa, Guillermo Botero, incluso antes de su posesión, habló de la necesidad de reglamentar la protesta social. Parece que el tiempo le ha dado la razón, aún no hemos sido capaces de trazar la línea entre la protesta pacífica que consagra el artículo 37 de la Constitución Nacional y la estrategia desestabilizadores y disociadora de algunos pocos, dentro y fuera del establecimiento, que se benefician con el caos social e institucional.

En lo personal, soy defensor y promotor de la protesta social con fines de justicia. En mi vida me he visto obligado a recurrir muchas veces a ella para hacerme escuchar. He estado encadenado, marchando, en plantones y manifestaciones, ¡hasta huelgas de hambre! pero jamás lo he hecho encapuchado ni poniendo en riesgo la seguridad de terceros. Demos entonces el primer paso, quitémonos todos las máscaras y las capuchas.

@jjUscategui

(Visited 187 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Houston, tenemos un problema

    Por: Jorge Iván Cárdenas La frase célebre que se popularizó por el accidentado viaje del Apolo 13 no es(...)

  • Opinión

    Manos que construyen paz

    Por: Carla Fernández Abril A la par de que Álvaro Uribe y sus amigos quieren destrozar lo poco que(...)

  • Opinión

    La inversión como motor de desarrollo nacional

    Por: Erasmo Zuleta Bechara En las décadas de los años 80 y 90 el mundo entero se sorprendió por(...)

  • Entretenimiento

    Víctor Quintero presenta ‘Hola’

    Por: Daniela Niño Víctor Alejandro Quintero, más conocido en la industria como Víctor Quintero, es una joven promesa musical, quien se ha abierto camino desde los 15 años y ha logrado posicionarse en el género urbano, logrando las 200 mil reproducciones en YouTube y los 3,055 oyentes mensuales en Spotify. A pesar de haber nacido en Valledupar y de criarse entre el sabor Vallenato, Víctor sintió una gran atracción por el género urbano. Con tan solo 12 años, dejó su tierra natal y se radicó en Cúcuta donde tuvo la fortuna de tomar clases de música, estuvo en la conocida banda de guerra donde interpretaba el redoblante y confirmó que su vocación era y será la música. A sus 15 años tomó la decisión de emprender un camino profesional en este mundo. Pero, la industria siempre es difícil y para un adolescente el apoyo es muy poco. “Escribí mis primeras canciones, mi mejor amigo las escuchó y le parecieron brutales, él me motivo. Un día me senté y dije: ‘tomo la decisión ya o nunca’ y desde ahí empezó todo”. Su familia lo apoyó y siempre lo motivaron a que tuviera un plan 'b' e hiciera una carrera universitaria. Es por ello que fue estudiante fallido de Arquitectura y hoy en día está estudiando Administración Financiera. La tarea fue larga, el tocar puertas y conseguir el apoyo de las discográficas le duró varios días, lo veían como un joven inexperto, como un niño que tomaba la música como un hobby y no como algo serio. “Un día conecté con 24Hstudios, ellos me brindaron la oportunidad, empecé a trabajar y a sacar mi música adelante.” Junto a este estudio de producción musical, Víctor lanzó su primer álbum llamado The Lab. “En un principio la idea era hacer un EP, pero me inspiré mucho y saqué 9 canciones, todas valían la pena así que decidimos lanzar el álbum”. Al ser su primer trabajo, Víctor reconoce que es un esfuerzo de todos los días, que la disciplina es la clave para abrirse espacio en este mundo. De este trabajo discográfico se desprenden temas como Driver, Motel y Sígueme. Luego de presentarse al mundo, decide lanzar una nueva canción llamada Hola, que se caracteriza por fusionar elementos sonoros de los inicios del reggaetón junto con beats característicos de la nueva ola del género urbano. Fue escrita por Víctor y producida por Bulla Beatz y Willside en la ciudad de Cúcuta. Hola nació luego de que conocí a una mujer una noche y solamente bailé con ella. Yo creo que a todo el mundo le ha pasado que van a una fiesta y conocen a alguien, como lo que llaman vulgarmente 'ir de cacería'.”  La mitad del videoclip fue grabado al aire libre, antes de empezar el confinamiento, y la otra mitad en cuarentena, con la intención de transmitir a las personas la energía de ‘Hola’ y siempre llevar un gran mensaje a quien lo escucha. Finalizando nuestro encuentro, Víctor envía un mensaje a quienes tienen el sueño de ser músicos. "Todo es de trabajo, de disciplina y estar claros que, aunque no haya muchas ayudas, las cosas se pueden lograr. Las ganas que tú tienes al cumplir tus sueños solamente son tuyas".

    Si quieres conocer más de esta entrevista visita mi Instagram @ninodaniela

    Te invito a revivir la Entrevista Completa con Kevvo

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Tengo la firme convicción que Dios no se levanta de mal(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar