Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
¿Por qué cuesta tanto hablar de salud en los proyectos de la ciudad?

Por: Luis Carlos Leal Angarita

Si bien la definición de salud abarca mucho más que lo relacionado con la atención de la enfermedad, y en esto valoro el enfoque del sistema del cuidado que tiene el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) presentado por la Alcaldesa Mayor Claudia López al Concejo de la Ciudad, es necesario realizar un análisis a profundidad de la importancia que tiene la organización de un sistema de salud y la necesidad de dar este debate con la rigurosidad y altura que le han puesto a la ciudad, en el marco del sistema actual y la pandemia.

El POT presentado incluye la salud dentro del sistema de cuidado, pero este se encuentra limitado o priorizado para la población que tiene a cargo el cuidado de otros o quienes son sujetos de este cuidado. Sin embargo, la salud, al ser un derecho universal en nuestro país, no se puede limitar o restringir a una población en particular. Diferente es el caso de las manzanas de cuidado, definidas en el mismo plan. 

El Artículo 94 del POT habla de los servicios relacionados con atención en salud, promoción y prevención que, al ser localizados dentro del sistema de cuidado, excluyen al resto de la población general. A su vez, este artículo, dentro de los servicios de cuidado en su numeral tercero, habla de la atención en salud en concordancia con planes de beneficio vigentes, lo cual no debería existir y va en contra de una norma  de jerarquía superior, es decir, de la Ley Estatutaria de Salud 1751 de 2015. Allí se consagra la salud como un derecho fundamental cuyos servicios no deben ser limitados, salvo en las 5 excepciones allí estipuladas pero que no corresponden nunca a un plan de beneficios. 

Adicionalmente, el Artículo 97, que habla de uso de equipamientos por contingencia, tiene la oportunidad de proteger o destinar desarrollo de equipamientos para la organización y atención de desastres en la ciudad con un fundamento técnico, pero se limita a referenciar al sistema de atención de desastres de la ciudad y a permitir el uso del espacio público para hospitales de campaña, lo cual no requiere un POT para su ejecución. 

Llama la atención que en los parágrafos del artículo se indica que el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático -IDIGER- y la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos -UAESP- realizarán estudios para definir lugares para inhumación y culto en caso de emergencias. Pero nunca una infraestructura, corredores, ni áreas de expansión para la atención de quienes sobrevivan a un desastre en la capital. 

Finalmente, cuando se habla de equipamientos destinados específicamente a la atención del estado de salud de la población, el Artículo 568 menciona la construcción de 24 hospitales y 41 centros de salud bajo nuevos de acuerdo con un análisis prospectivo de estudio de oferta y demanda en las nuevas Unidades de Planeación Local (UPL). 

Lo que deja a mi juicio diferentes preguntas, porque si aún no se ha realizado el estudio, ¿de dónde sale el número de hospitales y centros de salud planteados? ¿Qué carácter tendrá esta nueva infraestructura, pública, privada, mixta? ¿Serán alianzas público privadas?, ¿Cómo vamos a garantizar que esta infraestructura que aparenta ser pública, pueda atender a la población en el marco de un sistema de salud donde la población no es atendida por su derecho a la atención, o por proximidad, sino por el contrato que tenga su EPS? ¿Con qué recursos se van a realizar estas inversiones?.

La salud es un tema ignorado históricamente, pero de vital importancia y que un POT debería plantear con mayor rigurosidad. Lamentablemente, no es la primera vez que vemos en el Concejo de la ciudad proyectos que llegan sin tener en cuenta este sector. El más reciente fue el Plan de Rescate Social y Económico, donde la administración reconoció su error y logró incluir la propuesta que hice ante el cabildo y destinar recursos a las subredes que se encontraban en riesgo financiero, y que ponía en juego la atención en salud de la población. 

Esperamos en esta oportunidad ser escuchados de nuevo y construir, quizá con más tiempo, estudio y aportes de la comunidad, un POT que satisfaga las necesidades de los ciudadanos de Bogotá.

Twitter: @LuisCarlosLealA

(Visited 320 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Quienes tienen seres queridos que están desaparecidos, suelen soñar con ellos.(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Muy buen análisis, soportado y expresado de manera clara. Es importante que las personas que se encuentran en las esfera políticas den estas discusiones que son de interés público.

  2. Hace mucho no veía un político preocuparse por la salud de los colombianos. Este tipo de análisis/discusiones son indispensables para el futuro de la ciudad a mediano y largo plazo.

  3. Esta publicación es la evidencia clara de que se requiere una reforma a la salud, pero una que beneficie realmente a las personas y no exclusivamente a los bolsillos de unos pocos.

  4. Gran análisis fundemantal para el entendimiento de la salud en Bogotá y lo planeado en el POT, Bogotá sigue teniendo falencias en salud (la pandemia lo demostros) y se me hace inaudito que no se piense en como mejorarlo

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar