Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Trastocan el orden, levantan sospechas, asustan y cuando los pequeños pasan sus hojas ponen en aprietos a sus padres.

A propósito de la polémica sobre cartillas de educación sexual, homosexualismo, familias alternativas y temas tabú, en el siguiente post hay una breve selección de libros infantiles que tocan los temas prohibidos, libros inquietos pero necesarios.

Esperamos que algún día dejen de ser perturbadores y sean de lectura cotidiana.

 

LA HISTORIA DE JULIA, LA NIÑA QUE TENÍA SOMBRA DE CHICO.
De Bruel Chistian y Anna Bosellec.

 

julia-la-niña-con-sombra-de-chico

A Julia le gusta jugar como niño, sin preocuparse mucho por la mugre en los pantalones, el desorden en la ropa y el pelo revolcado. Su mamá no se la soporta y lamenta que su comportamiento no sea delicado y tranquilo, como se espera de una niña. Una mañana, Julia descubre que su sombra es la de un niño y, aunque intenta desembarazarse de ella, resulta inútil.
También es un libro álbum. Y en su contra cara dice:
“La quieren mucho cuando no se peina como Julia.
La quieren mucho cuando no se sienta como Julia.
La quieren mucho cuando habla menos que Julia.
Ahora ni siquiera sabe a quién se parece…
¡Ya ni su espejo la reconoce!”

Buen libro para reflexionar sobre género, sabiendo que no siempre lo que se siente y la psicología, van en la misma dirección del sexo y las convenciones sociales y culturales.

 

PAULA TIENE DOS MAMÁS

Lesléa Newman.

84-7290-220-x1

 

Paula es hija de madres lesbianas: Julia y Catalina. Catalina es médica, Julia es carpintera. Un día, las mamás llevan a la pequeña a una ludoteca, la dejan al cuidado de la profe María y todo va bien, hasta que leen la historia de un niño que tiene un padre veterinario. Los pequeños de la ludoteca dicen: mi papá es esto, mi papá es aquello y Paula con la recién adquirida conciencia de que ella no tiene padre, arranca a llorar. María, la profe, le explica que hay familias que se componen de otras formas, y trata de consolarla. Es un libro sobre familias ensambladas, sobre familias distintas, donde queda claro que lo único verdaderamente importante es el cariño.

 

MARITA Y LAS MUJERES EN LA CALLE
De Dolores Juliano. Ilustrado por Mabel Piérola

 

84-7290-255-2[1]

Marita paseaba con su mamá cuando vio a las mujeres de la acera y en las esquinas como si estuvieran esperando a alguien. La visión de las mujeres, levanta curiosidad en la pequeña y le pregunta a la mamá, quien le explica qué son esas muchachas y qué hacen. La mamá de Marita intenta hacer conexiones con trabajos comúnmente aceptados por la sociedad para que la pequeña entienda que ese trabajo es como cualquier otro.
“―Mi amigo Juanito me dijo que las prostitutas, las mujeres que trabajan en la calle son putas, y que eso es una mala palabra, que quiere decir cosas feas.
―La gente a veces habla por hablar. Lo malo no es vender afecto y compañía, lo malo es agredir insultar, o hacer daño a los demás, ¿qué te parece peor, pegar a otra persona o acariciarla?
―Pegarle.
―Sin embargo decir boxeador no es un insulto, y decir puta o prostituta sí lo es.
―No es justo.”
En la contratapa dice: “Hay trabajos peligrosos, donde las personas se juegan la vida. En otros casos el problema es que no están aceptados socialmente. Susana decía: «He vivido toda mi vida avergonzada porque mi madre había hecho un tiempo trabajo sexual. Ojalá alguien me hubiera hablado así cuando era pequeña.»

 

REY Y REY.
De Linda De Haan y Stern Nijland.

 

rey+y+rey

La reina madre está harta de llevar la batuta, descansar, rascarse la panza y llevar vida de jubilada. Es hora que su heredero se case, la responsabilidad lo pille y asuma sus deberes en el reino, la familia y la procreación. Pero el hijo no quiere, reniega y se resiste. La mamá lo agarra a cantaleta, hasta que el chico acepta conocer a las princesas más reconocidas y famosas. El príncipe le dice a su madre: «Bien mamá, tengo que decirte que nunca me han gustado mucho las princesas». De manera que la gruñona mamá, hace desfilar una princesa tras otra por el castillo, pero ninguna despierta el interés del príncipe. Tras algún tiempo, llega la princesa Madaleine, escoltada por su hermano. Cuando los ve llegar, el heredero no lo puede creer: “¡Qué príncipe más maravilloso!”. Ambos se enamoran, comienzan inmediatamente los preparativos de la boda y la historia acaba con un colorido beso entre los dos reyes.
Sobra mencionar la cantidad de problemas que se ha levantado este libro álbum luego de su publicación, porque entre otros problemas, según los críticos pone el homosexualismo ante los niños como un asunto cotidiano.

 

Para concluir, como ya lo dijo el experto el literatura infantil y juvenil Fanuel Hanán Díaz: “Lo que sí me parece conclusivo es reconocer que hay lecturas escabrosas y desestabilizadoras, que el mundo de los libros para niños no es, ni debe ser, enteramente idílico. Y que nosotros como mediadores debemos asumir que esas lecturas también son necesarias y benéficas, en la medida en que nos hacen pensar y confrontarnos sin rodeos con aspectos que forman parte de la compleja experiencia de crecer y de vivir.”

Invitados a pasar a leer: Qué significa ser promotor de lectura

Otros temas de literatura, promoción de lectura y periodismo narrativo

(Visited 1.635 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Andrés Delgado. Piel de topo es un blog sobre periodismo y literatura, crónicas y opinión.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Si usted, apreciado lector, es amante del buen vino y de(...)

3

[caption id="attachment_18348" align="aligncenter" width="640"] Gustavo Petro - foto EL TIEMPO[/caption] Intentamos(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Porqué se asume como necesaria una lectura que hace apología del homosexualismo y en cambio se ridiculizan lecturas que hablan de Dios y su decisión de crearnos hombre y mujer?, serán Cristianofóbos?

  2. Andrés, muchacho, arropados con el manto de la modernidad, vemos cómo se pretende validar lo antinatural. Y así, por esa vía, los libros perturbadores en cincuenta años, serán “Juanito y su benefactor”, donde una niña ve a su amigo Juanito abrazándose y besándose con un señor y le pregunta a la mamá por la escena. Ella le dice que hay que entender que Juanito sufría mucho y que ese señor ahora sale con él y lo cuida…

  3. En una sociedad decadente como la nuestra seguramente en algún futuro impondrán arbitrariamente este tipo de literatura, la lucha habrá, como siempre, que darla desde los hogares enseñando lo correcto a nuestros hijos y advirtiendoles en que tipo de mundo es que tendrán que desenvolverse.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar