Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Este no es un post de esperanza

Vivimos en un mundo que arde entre polarización y política, nos quemamos un poco cada día en noticias mentirosas y la desinformación es el nuevo lenguaje universal.

La “percepción” de seguridad dejó de ser lo que la palabra implica y el miedo nos escolta leal mientras caminamos por la calle. El hampa hace lo que quiere a la hora que quiere mientras la justicia se esconde bajo un manto oscuro temerosa de hacerse sentir.

La buena fe se ha ido, y la tranquilidad de confiar está mejor guardada y vigilada por el pánico, quien se encarga de mantener las alarmas encendidas permanentemente porque todo puede pasar… Y si es malo, más posibilidades.

A eso hay que agregarle una pandemia que llegó para quedarse, pero que nuestra ceguera normaliza haciéndonos más vulnerables… ¡Dejamos de importarnos!

Solo estamos aquí para estar, como fichas que se mueven por la voluntad de otros, y aunque sabemos que está mal, en el fondo vamos con la multitud, porque sabemos que pensar diferente nos puede costar volver a ver el sol cada mañana.

Dejamos de creer en un futuro mejor. Ya no lo vemos, ha desaparecido gracias a que en un momento fugaz, pero tácito, cerramos los ojos ante el panorama de esperanza para agachar las miradas que ahora seducidas por la conexión se olvidaron de todo y se dejaron llevar.

Respire…

En la distancia prudente de un parque rodeado de árboles, baje el tapabocas que ha escondido su sonrisa y respire con fuerza, levante la mirada y detenga tu paso, su ritmo mecánico. Verá que hay más y que aún es posible un cambio.

Entienda que comienza por usted y no va a cambiar a nadie más. Seguiremos jodidos todos, sin trabajo y contando monedas para llegar con dignidad a fin de mes. Pero al menos entenderá que hay motivos válidos y la pequeña pero brillante oportunidad de cambio… La verá.

Hay que comenzar a pensar positivo, un ejercicio que tenemos olvidado. Hay que informarse con precaución para aclarar nuestras mentes. Limpiar nuestra alma de odios que con un poco de examen entenderemos como infundados.

Abrir los ojos…

Sé qué será difícil, sé que estoy proponiendo una utopía. Pero en este mundo ardiendo sin control, ciego y sin esperanza a la vista ¿Qué tenemos que perder?

De repente contagia.

Pero como dije… Este no es un post de esperanza…

¿O sí?

Gracias por leer.

Por: Pineda.

(Visited 186 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesional en Medios Audiovisuales. Social Media y contador de historias tratando de dar a conocer mi versión de los hechos.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    La ley del 'No se deje'

    Yo creo que desde el vientre venimos prevenidos. Somos un país lleno de consejos, de creencias que compartimos con(...)

  • Opinión

    Viviendo de ilusiones

    Aunque digamos a viva voz al mundo que no vivimos de ilusiones sabemos que, en el fondo, escondidos en(...)

  • Opinión

    No se trata de esperanza

    Este no es un post de esperanza Vivimos en un mundo que arde entre polarización y política, nos quemamos(...)

  • Sin categoría

    Un poco de suerte

    Caminando por la calle un hombre sintió una fuerte atracción por un papelito que pisó sin ningún cuidado, no(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La guerra en Etiopía constituye una de las crisis más graves(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar