Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Si en algo podemos estar de acuerdo con el Presidente Chavez, es que la propuesta Unión Suramericana, al igual que la CAN y el Mercosur, no arrancan!. Y aunque los motivos para explicarlo y las soluciones que el mandatario venezolano propone son discutibles, la realidad es la misma. Los sueños integracionistas de América se han visto frustrados intento tras intento. Voy a explicar mi visión de por qué es así, pero aún más importante, la idea es descubrir primero si el proceso es viable y segundo, cómo podría sacarse adelante.

Los esquemas de integración latinoamericanos se han limitado al ámbito económico por dos razones: la primera es que en nuestros países todavía existe ese nacionalismo desmedido en el que cualquier intento de integración, liberalización y apertura se ve como un ataque a la soberanía. Esta idiosincrasia ha hecho que estos esquemas generalmente fallen, o se queden en el papel como un memorando de buenas intenciones. La segunda razón es que nuestros sistemas políticos son inestables, y esperar una profundización de la integración regional a nivel politico, a partir de estados inestables, es difícil. Colombia es uno de los países en donde la democracia “funciona” con mayor estabilidad en la región, pero no basta sino con mirar cuántos presidentes ha habido en Ecuador y Bolivia en los últimos 4 años y cuántos intentos de golpe de estado en Perú y en Venezuela en la última década, solo por mencionar algunos ejemplos.

Sin embargo, la razón más importante por la que una mayor profundización en el proceso de integración no se ha dado, es probablemente la más sencilla y contundente: porque no hay voluntad, en otras palabras, porque no la necesitamos, o al menos eso creemos. Cuando la Unión Europea se planeó y creó en los años 50, los europeos tenían un razón clara. Era una NECESIDAD. Si Europa no creaba un sistema de integración en el que todos los países dependieran unos de otros para su desarrollo y supervivencia, y sobre todo, un esquema en el que se pudieran controlar los deseos imperiales de algunos de los países de la región como Alemania o Francia, entonces Europa iba a desaparecer!. La perspectiva de una tercera guerra mundial, destruyendo a Europa por tercera vez, ya se sentía pocos años después de terminada la segunda; la razón era muy sencilla, los europeos se dieron a la tarea de crear una institución como la Unión Europea, cosa que no ha sucedido, al menos por ahora, en América Latina.

Si bien es cierto que la Unión Europea empezó como un acuerdo económico e industrial, al igual que la CAN y Mercosur, la visión de llegar a la unidad política e incluso geográfica, siempre ha estado en la mira del proceso. Nuestros sistemas de integración se han basado, posiblemente con la excepción de la CAN, sólo en el aspecto económico; no hay un verdadero interés, ni mucho menos urgencia, en profundizar el esquema de integración regional.

Ahora, es viable una integración regional en América Latina del estilo de la Unión Europea? En casi todo el continente hablamos el mismo idioma, tenemos idiosincrasias similares, nuestros valores, costumbres y hasta expectativas como naciones, son en general, homogéneas. Si comparamos estas condiciones con Europa ,donde dos países no hablan el mismo idioma y casi todos los países miembros fueron en algun momento de la historia imperios que dominaron a los otros, eso sin contar las diferencias culturales que son bastante profundas, diríamos que tenemos un mejor posibilidad de integrarnos, al menos socialmente. La realidad es que no es ahí donde radica el problema, además de la falta de voluntad, es la ausencia de homogeneidad política y económica. La región tiene que trabajar en proponer unos estándares de desarrollo y madurez política que se puedan cumplir y que, guardando las proporciones en cada país, nos permitan pensar en integrarnos y crear un bloque económico y político de mayor peso a nivel mundial. Tenemos que vencer las barreras de esa ideología nacionalista sin sentido, que algunos políticos aprovechan cada 4 o 6 años en sus respectivos países para ganar votos ultrajando a los vecinos, a los Estados Unidos o a Europa. La realidad mundial es que si no creamos un bloque que tenga mayor peso en la política y en la economía mundial, no vamos a lograr encajar en las nuevas tendencias geopolíticas del mundo. Estados Unidos, Europa y el sudeste asiático son prácticamente bloques homogéneos, cada uno de ellos luchando por sus propios intereses. Los pequeños países latinoamericanos, con la excepción de Brasil,  no tienen muchas posibilidades frente a ninguno de esos gigantes y siempre estaremos en desventaja en cualquier negociación, o peor aún, conflicto.

No se trata de crear una nación desde el río Grande hasta la Patagonia, se trata de crear una comunidad de naciones soberanas, democráticas y libres, pero que se comprometan a trabajar unidas en el logro de unos objetivos y planes de desarrollo; una comunidad en la que tengamos objetivos comunes, en lo posible, leyes comunes y oportunidades comunes para abrirnos paso en el mercado y en la política mundial. Es diferente cuando un país de 40 millones de habitantes, uno de 30 millones, uno de 9 millones,etc… actúan independientemente buscando acuerdos y concesiones económicas o políticas en la arena mundial, que cuando lo hace una comunidad de 300 millones de habitantes. El peso político y económico se siente. En conclusión, la Comunidad Americana de Naciones es viable? Claro que sí! Necesaria? Totalmente! Posible a corto plazo? No! Primero tenemos que jerarquizar nuestras prioridades, alinearnos en muchos aspectos que deben ser de interés común, y luego trabajar por la creación de la estructura que permita la consolidación y funcionamiento de la comunidad; una estructura supranacional, independiente de los estados, pero a la vez originada en ellos. La CAN y Mercosur son dos pasos en la dirección correcta, pero su futuro debe definirse y su proceso afianzarse si queremos que perduren y se conviertan en lo que deben ser: la semilla de la verdadera Comunidad Americana de Naciones.

 

 

(Visited 238 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Me apasiona la politica internacional, latinoamerica y Colombia. Convencido de la necesidad de abrir siempre el dialogo a todas las opiniones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Placer mundano, popular, radioactivo, o como le quieran llamar. El piquete(...)

2

Llegamos al último mes de este distópico año y, para ser(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. No hay nada nuevo en su columna.Tengo ocho hermanos y cada uno – siendo hermanos – hemos buscado cada cual su destino – el que mejor le ha parecido y sin perjudicar a su otro hermano.La utopía de Bolívar y de todos los pensadores universales – sobre el tema de la integración – será la misma.Es que se trata de un hecho cuyo sustento es biologico. Una celula – donde comienza la vida – una vez inicia su ciclo vital empieza a dividirse y a diferenciarse, buscando el desarrollo de ellas mismas– como seres individuales — pero procurando el bienestar de todo el cuerpo. Los paises son las celulas.El continente es el cuerpo.
    ——–

  2. En su haber es un excelente el aporte, pero cabe mencionar que no es posible esta “integración”, con un enemigo que se encuentra al asecho, si el demonimado Imperio Moderno de los estados unidos, que no dudemos estan haciendo lo posible para que este objetivo no se cumpla. nuestro pais es un claro ejemplo de el dominio que ellos tienen en estos paises, que vale mencionar se a aplacado bastamente, pero que debemos hacer ante esto? replegarnos y aliarnos a el comandante vecino o crear una revolucion igual a la de los paises hermanos¡¡¡¡

  3. Es que la diferencia está en que el pensamiento latinoamericano está marcado por la historia de Caín y Abel; más que nacionalismos, preferimos abrirnos a mercados de otros lados que a los vecinos, eso de la unidad económica es una utopía que debería ser desechada porque cambiar los sentimientos de odio entre la gente es tan difícil que ni siquiera los economistas tienen la solución.

  4. Sencillo.No hay voluntad politica. La politica vive de la economia. Como todos sabemos nuestras economias no producen lo suficiente para crear administraciones fuertes en cada pais y mucho menos una administracion supranacional que ses capaz de movilizar a una region y mucho menos al subcontinente Sur-centroamericano. Tampoco tenemos a nivel nacional el material humano preparado para hacer que tanto la economia como la politica se mueva en esa direccion. No hay voluntad politica para preparar a las sociedades de cada uno de los paises para la union, es mas facil y mas rentable para la politica y para la economia mantener los estamentos tal y como estan.Muy sencillo.

  5. EL COLONIALISMO NOS HA DEJADO PROFUNDAS HUELLAS TODAVIA VIVIMOS EN LA EPOCA DE LA GUERRA FRIA, EN COLOMBIA EL GOBIERNO DEFIENDE AL IMPERIO EN VENEZUELA SE ATACA AL IMPERIO, SI COLOMBIA LE RUEGA A LOS GRINGOS QUE POR LO QUE MAS QUIERA TERMINE DE ESTRANGULARNOS DE UNA VEZ POR TODAS, QUE AL COSTO QUE SEA FIRMEMOS EL TLC; COMO PRETENDEMOS HABLAR DE UNA UNION SURAMERICANA? LO PRIMERO QUE DEBEMOS SER ES LIBRES DE ATADURAS CON EL IMPERIO. ES COMO LA PAREJA CAMPESINA QUE PRETENDE TENER UN MATRIMONIO ARMONICO, PERO LA ESPOSA QUIERE SEGUIR ACOSTANDOSE CON EL PATRON DE LA FINCA.

  6. Esto seria muy interesante , si los latinoamericanos tuvieramos el pensamiento de los europeos y los estadinenses, que piensan en grande y recurren a el trabajo en equipo pensando cada dia en ser mejores, pero primero tenemos que tener unos buenos gobernantes para poder salir adelante y que nuestros industriales dejen de ser tan parroquiales y piensen en prosperar a gran escala, porque si creamos industria generamos empleos y un pueblo con trabajo y educacion sale adelante y se puede integrar.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar