Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Qué podemos decir frente al asesinato de los 11 diputados por parte del grupo terrorista de las FARC la semana pasada, que nos acercó a los colombianos una vez más a la realidad salvaje de esta organización, y a la amenaza que sigue representando para la estabilidad y el futuro de los colombianos. Y ni hablar del hecho de que la célula terrorista que planeó y ejecutó los atentados en Escocia e intentó los de Londres la semana anterior, está dirigida y manejada por seres que supuestamente están dedicados a proteger la vida: Médicos.  Es un hecho que frente a organizaciones cuyos principios no están regidos nisiquiera por los más mínimos derechos de los seres humanos, pocas son las alternativas para lograr acuerdos o entablar negociaciones. La sociedad Colombiana y el mundo en general se siente encarcelado en un conflicto con grupos terroristas que parecen tener como objetivo la destrucción, olvidando cualquier tipo de reivindicación revolucionaria o lucha contra el estado, si es que alguna vez existieron tales objetivos
El mundo sintió pues nuevamente la realidad del terrorismo islámico. Los atentados, exitosos y fallidos en Inglaterra son una muestra del peligro latente que las sociedades del mundo, occidentales y musulmanas por igual, viven frente a la amenaza de grupos y organizaciones cuyo objetivo es, de nuevo, destruir. No abren la puerta para entablar negociaciones o siquiera hacer demandas coherentes, ni mucho menos para minimizar las muertes de seres humanos inocentes. Estas organizaciones matan árabes y occidentales, latinos, colombianos e hindues, asiáticos y africanos por igual. Su objetivo claro es sembrar el terror, incluso en sus propios pueblos. Organizaciones como Al-Qaeda y las FARC florecen con el miedo y el terror que imponen a sus pueblos y al mundo.
Sinembargo, Colombia y el mundo se están enfrentando a un enemigo que, debido a la naturaleza de la guerra que libran y a su carácter internacional, parece cada vez más imposible de derrotar militarmente. Ni los Estados Unidos ni El Reino Unido, países militarmente invencibles, han sido capaces de controlar la amenaza terrorista. De igual manera países más débiles, como los árabes, africanos o asiáticos que han sufrido ataques en estos últimos años, están aun más a merced de los terribles efectos del terrorismo en una sociedad y su desarrollo. Colombia enfrenta la misma situación. Nuestras fuerzas armadas han sido capaces de una u otra forma de evitar que la amenaza terrorista llegue nuevamente a los niveles de los años 90 y principios de este siglo, pero las posibilidades de eliminarla son pocas. Y mientras esto ocurra en Colombia y en el mundo, mientras esa amenaza siga vigente y haga parte de la realidad de nuestras naciones, las posibilidades de avanzar políticamente hacia la eliminación de los conflictos, y las restricciones que esta situación ponen al desarrollo económico en muchas naciones, seguirán marcando la nueva realidad humana. Las nuevas generaciones se están enfrentando a un mundo por naturaleza inseguro, temeroso y lleno de prejuicios. En Colombia muchos ciudadanos vemos a las FARC como enemigos, a pesar de que son colombianos como todos nosotros. En el mundo entero cada vez se acentúa mas la imagen de los musulmanes como terroristas, generando discriminación, temor y, en muchos casos, injusticias.
Es basado en esto, en lo que está ocurriendo y en la manera como evolucionan dichos conflictos, que es necesario cambiar de estrategia. Los grupos terroristas, a pesar de su total falta de respeto por los seres humanos y su estrategia de destrucción y temor, son un actor, querámoslo o no, central en este conflicto con el que habrá que buscar maneras de acercamiento o acuerdo en algún momento. Sin embargo, la única manera de lograr que esos puntos de acuerdo surjan es demostrando que el terrorismo, si no renuncia a sus tácticas asesinas, será derrotado. Y no se trata de actuar de igual manera que los terroristas lo hacen. Las naciones civilizadas del mundo, con gobiernos expuestos al escrutinio de sus ciudadanos y de la comunidad mundial, no pueden recurrir a las mismas técnicas de los grupos terroristas para enfrentar el conflicto, aunque a veces parezca que esa es la única manera de derrotarlos. El mundo civilizado, y así nos debemos llamar aquellos que respetamos los derechos y las libertades de nuestros pueblos, no puede recurrir a esas estrategias para enfrentar el terrorismo porque nos convertiríamos en lo mismo que estamos condenando. Sin embargo, de igual forma es claro que, usando los principios definidos por la comunidad internacional para enfrentar la guerra del terrorismo, el conflicto no tendrá fin ni vencedor y eso nos llevará a vivir con el flagelo terrorista y aceptarlo como parte de nuestra realidad.
Una Unión internacional, de todos los sectores y matices políticos y religiosos, claramente definida, debe crearse para acorralar y ahogar la amenaza terrorista, hasta mostrarles que el único camino sensato que queda es abogar por el diálogo y la discusión, de no ser así, el mundo debe demostrarles que la otra alternativa disponible es su exterminio. Las naciones del mundo deben encontrar elementos comunes que identifiquen las falencias de los grupos terroristas, de su organización y accionar y colaborar bajo un mandato internacional en la desarticulación de estos grupos donde quiera que se encuentren. De igual manera, el mundo debe trabajar en reducir las razones, las causas, en las que los grupos terroristas justifican su accionar. El problema del terrorismo hay que eliminarlo de dos maneras: la primera es con autoridad y la segunda es con el reconocimiento de las inmensas diferencias sociales, económicas y políticas que puede considerase causas de este extremismo, aunque nunca lo justifiquen.
Colombia y el mundo deben abrir las puertas a otras alternativas. Hay que buscar la manera de llevar estos grupos a la civilidad y a la justicia, o por lo menos a lograr el respeto mínimo de los derechos humanos. Si esto no es posible, entonces es fundamental que en Colombia y el mundo aquellos estamentos, gobiernos y organizaciones que representan la sociedad civilizada se unan claramente contra el terrorismo. Es realmente un aliento para los grupos terroristas ver la diferencia de criterios, de acciones y la debilidad de algunos estamentos y naciones  por ceder a las pretensiones de estos grupos cuando nisiquiera existen o están claras, cediendo simplemente al terror que ellos generan. Ceder significa simplemente promover más terror. Si en Colombia cedemos a las condiciones de las FARC para liberar los secuestrados, estamos invitando a que secuestren más colombianos para seguir acorralando al estado y a la sociedad. Si el mundo cede a las pretensiones irracionales del terrorismo islámico, estamos invitando a más actos terroristas para lograr mas concesiones irracionales. Los Gobiernos del mundo y sus pueblos tienen muchos más recursos, tecnología y capital para enfrentar decididamente estos grupos y llevarlos a una negociación que signifique el fin de la guerra o a su exterminio. Pero una guerra sin esperanza ni alternativas solo nos va a llevar a un conflicto que nunca va a acabar y que generara más dolor e incertidumbre.
(Visited 72 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Me apasiona la politica internacional, latinoamerica y Colombia. Convencido de la necesidad de abrir siempre el dialogo a todas las opiniones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hasta hace menos dos años Anna Allen era en España esa(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. comunidadsegura

    QUE RAPIDO OLVIDAN LOS PUEBLOS SUS DESGRACIAS,LA RECETA PARA ENFRENTAR EL TERRORISMO ES QUE NO HAY…RECETA,EL TERRORISMO ES UNA LUCHA IRREGULAR,DE BAJA INTENSIDAD,SIN FRENTES VISIBLES Y DONDE PARA ELLOS LAS REGLAS NO EXISTEN,COMETEN ALGUNOS ASESINATOS SELECTIVOS PERO LAS PRINCIPALES VICTIMAS SON LOS INOCENTES CIUDADANOS,EL FENOMENO TERRORISTA,QUE NIEGA LA VIDA Y VUELVE PERTURBADA E INSEGURA LA EXISTENCIA COTIDIANA DE LA SOCIEDAD EN SU CONJUNTO,COMO PERUANO QUE VIVI EN CARNE PROPIA ESTE FENOMENO QUE DUDA CABE QUE EL TERRORISMO ES UNA REAL AMENAZA PARA LA GOBERNABILIDAD,PARA LA DEMOCRACIA,PARA LA ESTABILIDAD Y FUTURO DE CUALQUIER PAIS,ESTOS GRUPOS CUYOS ERRADOS PRINCIPIOS NO ESTAN REGIDOS NISIQUIERA POR LOS MAS MINIMOS DERECHO DE LOS SERES HUMANOS
    ——–

  2. Quiero agregar algo , fusionando el artìculo y el comentario de dorayoctavio: Una frase del columnista dice: “Ceder significa promover màs terror”; Octavio habla de despeje, y esta palabra complementa a la anterior, como si hiciesen parte del mismo grupo semàntico. Ahora bien,despejar, habla de desocupar; adquirir o manifestar soltura en el trato; aclararse, serenarse. Una vez aclarados estos tèrminos, queda planteada la ùnica realidad posible frente al terrorismo, en cualquiera de sus manifestaciones. Si el gobieno decide despejar cualquier perìmetro de nuestro paìs, obviamnete està cediendo, es decir, promoviendo màs terror. ¿Se nos olvidò tan ràpido el perìodo del Caguàn? cOLOMBIANOS: NO PODEMOS CEDER-NO PODEMOS DESPEJAR. Por primera vez, en todos estos años de mandato, estoy de auerdo con Uribe, ahora el trabajo es militar ùnicamente; no soy desalmada con quienes estàn en cautiverio; precisamente es para que no haya màs secuestros y retenciones forzosas e ilegales.

  3. Ya no màscontemplaciones, no màs condescendencia. Ellos, los otrora guerrilleros, hoy terroristas, matones,forajidos, secuestradores infames,ladrones, traficantes de armas, drogas, y lo màs aberrante:SERES HUMANOS QUE NO HAN HECHO OTRA COSA POR ESTE PAÌS QUE SER INOCENTES VÌCTIMAS. Hoy, señores de las FARC, hemos decidido unànimemente ,que ustedes, han perdido todos sus derechos y deberìa haber excomuniòn ciudadana y civil, para decirles que los queremos fuera de aquì.
    Largo de esta tierra que aùn tiene esperanzas y sueños. La marcha de hoy ha sido humanitaria, no como los acuerdos que ustedes plantean porque¿ QUIÈN QUERRÌA CAMBIAR A DIOS POR EL DIABLO?
    No al despeje, no a los acuerdos. Sì a la vida y sì al honor, al respeto y a la dignidad de los colombianos!

  4. dorayoctavio

    En el caso concreto del terrorismo de las farc en Colombia lo primero q1ue se enfrenta es la mentira y el lenguaje terjiversado,por ejemplo or acuerdo humanitario se entiende desocupacion de arte del territorio para que los terroristas se hagan mas fuertes,por democracia hay que entender sometimiento sin discucion a la soberana voluntad de los bandidos autodenominados comandantes dela guerrilla,etc.El dialogo es un camino cuando hay con quien dialogar pero este no es el caso.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar