Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Podríamos debatir los beneficios y perjuicios de la globalización y la internacionalización de las economías indefinidamente, y la conclusión siempre será la misma: Depende de donde se mire, este proceso increíble que ha “usurpado” uno de los elementos fundamentales de la estructura geopolítica del mundo: Las fronteras, es positivo o negativo. No hay absolutos con la Globalización

Pues estoy de visita en algún lugar de los Estados Unidos, quizás el país más diverso del planeta, comiéndome una bandeja paisa con todos los ingredientes. Y no me refiero a Miami, o a Queens New york, o a los Angeles. Me refiero a un sitio “puramente americano (léase con pocos colombianos cerca)”. No solo eso, en el mercado local hay una sección de productos latinos donde encuentro frijoles cargamanto, chicharrón, chorizos, Arepas y quesito. De igual manera hay una sección asiática, mexicana, Italiana, China y japonesa, Francesa, española y griega. Y no es un mercado de “clase alta” con muchos productos Importados como los hay en algunos lugares de nuestras ciudades colombianas, es el mercado del pueblo, donde todos los americanos, nativos o extranjeros, hacen sus compras.

De igual manera la música, la cultura, el arte se han mezclado en un solo mundo, una sola oferta para todos. En este lugar de Estados Unidos me levanto en la mañana a ver las noticias de RCN, no por internet, en la televisión, y luego a oír a Julio Sánchez en la radio, en una emisora local. De igual manera, unas casas mas allá, una familia de la India se levanta a ver las noticias de su país mientras desayunan con las comidas típicas de su nación, que también se encuentran en el supermercado local.

Esta es la globalización de carne y hueso, la que ha hecho que el mundo sea más pequeño. El acceso a internet ha derribado barreras de información, de cultura y de entretenimiento, y ha sido un motor fundamental para la globalización, para la creación de esa aldea humana de la que tantos autores hablan. Pero el hecho de que los productos y servicios de nuestros países estén al alcance de tantos ciudadanos del mundo es un hecho asombroso. Hace 20 años no mas, colombianos en el exterior viajaban a Colombia solo para saborear su comida, oír su música y enterarse del acontecer de su país. Hoy todo eso se puede hacer desde la sala de cualquier hogar en muchas regiones del planeta.

Esto es un beneficio tangible, real, de la globalización y lo es así en varios aspectos. Económicamente el crecimiento, y más aun, el potencial es inmenso. Los productos y servicios considerados típicos y locales, ahora son globales, abriendo mercados prácticamente inagotables. La cultura se ha enriquecido, ha traspasado fronteras y ha acercado a los pueblos a compartir elementos unificadores como la música, el arte y la comida, dejando atrás concepciones erróneas de uno y otro. Hoy Colombia sigue siendo estigmatizada por el narcotráfico, pero también está estigmatizada por Juanes y Shakira, por sus platos típicos, por Carlos Vives, por la belleza de las actrices de nuestras telenovelas y la altura y calidad de nuestros medios, cada vez menos locales y más globales.

Hoy los norteamericanos y los españoles saben mucho más de Colombia que lo que sabían hace 20 años, que solo se limitaba a Pablo Escobar y su cartel. Hoy saben de Cartagena, de las empanadas y los buñuelos, de Bogotá y su cultura, de Uribe, de Medellín y su renacer, de la operación jaque y la presencia del estado. Ahora tienen curiosidad sobre un país que hace 10 años era un destino improbable. Todo eso se ha logrado gracias a la globalización, que abrió las puertas no solo a el outsourcing, a la maquila, a la explotación de los más pobres en beneficio de los más ricos, sino también a la creación de prosperidad común, a acercar a los pueblos en los aspectos que importan, a crear una aldea global que aunque aun está dormida, poco a poco tiene visos de despertar y transformar la manera de gobernar en el planeta. Para mí, un fenómeno como este que me permita, estando de visita en un lugar fuera de mi país, disfrutar de lo que mi cultura y mi esencia tienen para ofrecer, tiene más de positivo que de negativo. Si, esa bandeja paisa en los Estados Unidos es posible gracias a la Globalización.

(Visited 230 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Me apasiona la politica internacional, latinoamerica y Colombia. Convencido de la necesidad de abrir siempre el dialogo a todas las opiniones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Recibí un video que me envió un amigo por WhatsApp y(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. falso, un pueblo de los estados unidos con pocos latinos no tiene supermercados con productos latinos ni mucho menos restaurantes latinos; usted vive en una metrópolis con bastante inmigración latina; nadie se va a poner a importar productos para vendérselos a un par de vecinos. En cuanto a los canales de TV es porque usted paga por un servicio especial, pero los americanos no ven esos canales ni escuchan música latina. A los americanos solo les gusta la música americana; la música del resto del mundo es solo para bromear, como la “macarena” hace unos años.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar