Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El mundo reacciona ante el horror de una tragedia que sume una de las naciones más pobres del planeta en una miseria aun mayor. La humanidad parece olvidar por un momento sus conflictos, divisiones, prejuicios y comportamientos destructivos, para rodear a otros seres humanos que están sufriendo su peor momento.

Sin embargo es triste descubrir que solo después de la tragedia es que estas manifestaciones de hermandad universal se presentan. Haití y su pueblo han vivido un drama humano por décadas, y, al igual que muchas naciones en África y Asia, han sufrido los rigores de la dictadura, la violencia y la falta de oportunidades. Tenía que ocurrir una catástrofe de esta magnitud para que el mundo abriera los ojos frente a esta realidad tan lamentable, tan desigual y que dice tan poco de nuestra comprensión sobre las prioridades que deberíamos tener como planeta, como seres humanos.

Lo que es más lamentable aun es que, mientras un pueblo como el haitiano sufre los rigores de la naturaleza, algunos seres humanos se dedican a crear más horror e inestabilidad. El pueblo haitiano ha sufrido su propia tragedia por décadas, creada por sus coterráneos y la indiferencia mundial. Mientras el mundo despertaba a la realidad del terremoto, un suicida asesinaba decenas en Afganistán. El mundo continúa con sus tensiones, disputas, intereses territoriales, dictaduras, amenazas nucleares, crisis económicas, tensiones regionales, nacionalismos enfermizos y terrorismo. Si dedicáramos nuestra pasión de manera constante a la solución de nuestras desigualdades, problemas y conflictos como especie, en vez de espasmos momentáneos de solidaridad frente al dolor humano, el mundo seria definitivamente un mejor lugar. Los seres humanos demostramos que somos eso, HUMANOS, cuando el infortunio de los nuestros es tan extremo y repentino como el que ocasiona un terremoto como el de Haití, pero que tal si miráramos al sufrimiento constante de tantos Africanos bajo la opresión y el terror en Zimbawe, Sudan, Somalí, etiopia o Mozambique. Qué tal si usáramos los miles de millones de dólares que se utilizaron para salvar la economía mundial y los 700 mil millones que se usaran para financiar las guerras en el mundo en reducir las desigualdades sociales y la pobreza en Asia y América Latina, que tal si usáramos la fuerza no para defender modelos ideológicos o proteger nuestros propios intereses, sino para salvar vidas y reconstruir sociedades, como lo están haciendo ahora, de manera irónica, soldados de Estados Unidos, Irán, Venezuela, Jordania, Israel, Alemania y China juntos. Los portaviones americanos no están llevando armas para la guerra, están llevando hospitales, medicinas y médicos, personal para proteger a quienes quieren ayudar y a quienes necesitan ayuda.

Sabemos que la realidad mundial es diferente, y que en algunos días (o hasta horas) la humanidad volverá a oír de Ahmadinejad y Chávez, de Uribe y Correa, de Obama y Putin, de Sarkozy y Jintao, de Lula y Kirchner, de las guerras en Irak y Afganistán, del terrorismo, de la crisis económica, de las tensiones entre Chávez y el resto de la región. Sin embargo es refrescante sentir, aunque sea por unos momentos, que el mundo se olvidó de sus banalidades y recordó que significa pertenecer a esta especie. Es refrescante ver que, dentro de toda la tragedia, la condición humana sale al frente en su mejor expresión. A veces parece mucho pedir, pero estos momentos nos hacen ver de lo que seriamos capaces si nuestra mentalidad, nuestra visión sobre el mundo y como lo hemos estructurado cambia, y por un momento, los países, los intereses, los juegos de poder pasan a un segundo plano y el ser humano vuelve a ser la razón y el centro de lo que hacemos.

(Visited 86 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Me apasiona la politica internacional, latinoamerica y Colombia. Convencido de la necesidad de abrir siempre el dialogo a todas las opiniones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Tuve el honor de ejercer por primera vez como jurado de(...)

2

[caption id="attachment_370" align="alignleft" width="300"] Fotografía tomada de Pixabay[/caption] Uno de los(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Se necesitan tragedias para que los pueblos,de alguna manera reaccionen y ayuden a los màs necesitados,ojalà esta ùltima nos haga recapacitar y los màs poderosos ayeden antes de!!! y no despuès de!!!

  2. ¿Lo mejor del ser humano? Este blog es un disparate, por varias razones:
    1. Mientras los Estados Unidos y Gran Bretaña destinan miles de millones de dólares para las guerras presentes y futuras, el fondo de ayuda para la catátrofe de Haití es, en los Estados Unidos: 100 millones de dólares y, en Gran Bretaña 10 millones de dólores… Es decir: nada.
    2. Las Naciones Unidas no han permitido aún el ingreso de misiones humanitarias provenientes de los distintos países del mundo.
    3. Los mismos retrasos y obstáculos a la asistencia humanitaria que se dieron con el Sutnami en Indonesia y la catástrofe de New Orléans, se están dando ahora con el terremoto en Haití… ¿Son catástrofes inducidas? ¿Por qué no afectó el terremoto a República dominicana con quien Haití comparte esta pequeña isla del Atlántico?
    No parece ser que ser “muestre lo mejor de la humanidad” con esta desagracia que aniquila al primer Estado latinoamericano que obtuvo su independencia de los imperios europeos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar