Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Santos – Mockus, Derecha y seguridad democrática vs educación, cultura y hasta algo de socialismo. Continuidad de Uribe vs un nuevo modelo político y de administración para Colombia. Que está en juego en estas elecciones? EL futuro del país? Lo está cada vez que elegimos un político a cualquier cargo público. Es realmente un riesgo para la nación cambiar el rumbo? O es abrir la oportunidad de un nuevo modelo? Queremos cambiar el modelo que transformó a Colombia en 8 años, pasando de ser una nación al borde de la anarquía y la guerra total a una nación estable, con instituciones fuertes y una mejor imagen a nivel internacional?.

Esas preguntas son el día a día de las elecciones más cruciales que Colombia ha tenido en muchos años. Si la elección de Álvaro Uribe y su posterior reelección representaron un verdadero remezón de un país que llevaba décadas cavando su propia tumba, Las elecciones actuales representan un momento de consolidación o de transformación. Un momento de decidir si mantenemos lo que sabemos que funciona, o si nos aventuramos a entregarle las riendas del país a un modelo que ataca el corazón de nuestros problemas (Cultura, educación, evolución como sociedad a un modelo más justo, civilizado y educado), pero que posiblemente no muestre sus beneficios en esta generación, y que no es clara ni precisa ante problemas tan apremiantes como los que aun tiene el país en materia de seguridad, relaciones con Venezuela y otros vecinos y desarrollo económico.

Juan Manuel Santos representa la continuidad del gobierno y las políticas de Álvaro Uribe, que indiscutiblemente crearon una nueva Colombia. Una Colombia más fuerte, estable, en control de su territorio y sus instituciones. La política de seguridad democrática logró en 8 años lo que no habíamos logrado en los 80 años anteriores. Colombia se convirtió en foco de inversión, turismo y desarrollo regional cuando hace poco ni siquiera jefes de estado extranjeros se atrevían a venir. Reuniones como las del BID, El foro económico mundial o unos juegos suramericanos eran impensables. Nadie quería tener nada que ver con Colombia. La percepción de seguridad interna y externa dió un giro de 180 grados. Colombia es hoy una nación considerada viable, estable y amigable para invertir, visitar y promover. Eso nos beneficia a todos y es quizás el legado más grande de este gobierno. Menos tangibles son las inversiones sociales, pero no menos importantes. Cuando se ven los indicadores de pobreza y desempleo, la administración Uribe no parece haber logrado mayores avances, pero sí vamos a los detalles los logros son reales. La mayor inversión en infraestructura de la historia de Colombia, programa de madres en acción con más de un millón de familias cubiertas, cubrimiento total de salud, niveles altísimos de alfabetismo,control y fomento del sistema financiero que evitó que la recesión mundial golpeara a Colombia y sus instituciones. El desempleo se mantuvo en los mismos niveles y más se debía haber hecho en reducirlo, pero las condiciones están dadas, con los TLCs con Europa y Estados Unidos, para que la inversión extranjera y la consolidación de Colombia como centro económico de la región empujen de manera dramática la generación de empleo. Juan Manuel Santos, sin embargo, representa también la política de la intransigencia, la continuidad de conflictos regionales que , para bien o para mal, continuarán afectando nuestra posición internacional, y sobre todo, la continuidad de una burocracia que después de 8 años está aferrada al poder y en control de las instituciones. Algo que , en un sistema de gobierno como el nuestro no siempre es lo mejor. Adicionalmente Juan Manuel no es Álvaro Uribe. Como se nota la falta de experiencia política en cuanto a manejar elecciones se trata!. El carisma, cercanía a su pueblo, compromiso e incuestionable amor por Colombia que le brota a Uribe por los poros no se percibe en Santos. Incluso se percibe a veces como el regreso de las viejas oligarquías políticas al poder. Esto explica el porqué, a pesar de llevar las banderas del presidente más popular de la historia de Colombia, sus números en las encuestas apenas la dan una tímida ventaja en la carrera presidencial.

Ahora, Mockus propone lo que yo considero es la raíz de muchos de nuestros problemas. Mockus va a la conciencia de Colombia, a sus deficiencias estructurales: Educación y cultura. La cultura del chanchullo, de la mordida, de la viveza como cualidad y no como defecto cuando se trata de quebrantar la ley. Para lograr una nación civilizada, duradera y comprometida con su sociedad, más igualitaria y funcional, Colombia tiene que dar el giro de un gobierno de reacción a las crisis diarias de este país, a un gobierno con una visión de cómo deber ser la nueva Colombia. Mockus tiene esa visión. Lo que no parece tener es la claridad para proponer estrategias que permitan resolver el Día a día de una nación con tantos problemas. Sus alcaldías en Bogotá fueron celebres por el giro cultural que le dio a la ciudad, Giro que hoy, unido a la política de seguridad y expansión económica de Uribe, tienen a Bogotá en la cima de las capitales latinoamericanas, pero también fueron celebres porque durante su gobierno no se robó un peso, pero tampoco se lo gastó. Se dedicó a transformar la cultura, los hábitos y la idiosincrasia de una ciudad que antes era agreste, violenta e inmanejable y la convirtió en una capital culta, abierta y cosmopolita, pero siguió atestada de huecos, sucia y paralizada en un caos vial inmanejable. Administraciones posteriores construyeron sobre lo que Mockus dejo en términos económicos y culturales, logrando la combinación administrativa perfecta : Un pensador, visionario como Mockus, acompañado luego de implementadores, líderes que toman acción, como Peñalosa o Garzón. Los resultados son palpables.

Lo que está en juego es como siempre, el futuro del país. Esta vez decidimos entre las políticas que han dado resultado, pero que necesitan ajustes y un nuevo aire, y las políticas de un hombre con una visión de lo que Colombia debe ser, pero sin la capacidad de enfrentar las necesidades inmediatas de una nación con muchos problemas. Santos representa continuar el legado del hombre que transformó a Colombia, pero Santos no es Uribe. Mockus representa una transformación diferente, por un camino distinto y con resultados a largo plazo. Reconociendo la importancia de lo que Mockus propone, hasta no entender su clara determinación de mantener la política de seguridad y continuar la promoción del modelo económico y político que ha llevado a Colombia a ser una nueva nación, el legado de Álvaro Uribe es clara e irrefutablemente más valioso en este momento de nuestra historia. La nación necesita consolidar el imperio de la ley y la seguridad, avanzar en su consolidación económica y su apertura al mundo para poder
concentrarse en su maduración como sociedad. Lo ideal es que ambos proyectos políticos se unan para darle, desde ya, el rumbo adecuado a Colombia y su sociedad. Un presente estable y consolidado como estado y un futuro educado, civilizado y basado en el respeto, la libertad y la prosperidad. Hay mucho en juego,pero la fortuna de los colombianos es tal que hay mucho y muy bueno de donde elegir. Pocas naciones del mundo tienen ese privilegio.

(Visited 79 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Me apasiona la politica internacional, latinoamerica y Colombia. Convencido de la necesidad de abrir siempre el dialogo a todas las opiniones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Con una población actual de más de 7 mil 500 millones(...)

2

Qué es lo que recordamos, y qué olvidamos, es seguramente una pregunta difícil de responder.

La mayoría de los humanos somos capaces de recordar experiencias pasadas, o fechas especiales, y hoy en día unos cuantos números de teléfono. Seguramente muy pocos.

Como quizás usted sepa, estimado lector, nuestra memoria parece "guardar" recuerdos de varios tipos; es de cierta forma clara la diferencia entre el recuerdo que se tiene de la fecha de su nacimiento, al que viene a la mente al recordar un libro especial o una película o una persona. Así que hay recuerdos más "ricos" que otros; más llenos, más complejos, si se quiere. Recuerdos que se componen de imágenes y también de sonidos, de olores, de sentimientos e incluso de recuerdos. Recuerdos de recuerdos, como por ejemplo los de los sueños; no es usual recordar directamente un sueño varias horas después de haber despertado, pero si justo al abrir los ojos el personaje se concentró suficiente en lo que acababa de soñar, entonces es probable que en la noche aún lo recuerde.

En fin. Hemos vivido muchas cosas a lo largo de nuestras vidas, pero a medida que pasa el tiempo las impresiones que podamos tener sobre ellas se van como desvaneciendo, como desgastando, y todo de forma natural y progresiva. No se puede detener. Olvidar es algo necesario, he oído decir a algunos, para poder mantenernos concentrados y con los pies en la tierra.

Borges, en su relato Funes el memorioso, nos muestra la realidad de un personaje (se llama Ireneo Funes, es argentino) que, producto de un accidente, no puede olvidar. Es uno de esos argumentos llamativos, formas de experimentos sociales con visos de realidad y casi de periodismo, que le permiten al que quiera imaginar por un momento cómo sería su encuentro con un personaje así de particular. Así imagina Borges la condición de Ireneo:

Nosotros, de un vistazo, percibimos tres copas en una mesa; Funes, todos los vástagos y racimos y frutos que comprende una parra. Sabía las formas de las nubes australes del amanecer del treinta de abril de mil ochocientos ochenta y dos y podía compararlas en el recuerdo con las vetas de un libro en pasta española que sólo había mirado una vez y con las líneas de la espuma que un remo levantó en el Río Negro la víspera de la acción del Quebracho. Esos recuerdos no eran simples; cada imagen visual estaba ligada a sensaciones musculares, térmicas, etc. Podía reconstruir todos los sueños, todos los entresueños. Dos o tres veces había reconstruido un día entero; no había dudado nunca, pero cada reconstrucción había requerido un día entero (...) Una circunferencia en un pizarrón, un triángulo rectángulo, un rombo, son formas que podemos intuir plenamente; lo mismo le pasaba a Ireneo con las aborrascadas crines de un potro, con una punta de ganado en una cuchilla, con el fuego cambiante y con la innumerable ceniza, con las muchas caras de un muerto en un largo velorio. No sé cuántas estrellas veía en el cielo.

No sé a ustedes, pero a mí me parece una imagen literaria muy fuerte, uno de los relatos más agradables e interesantes que he leído. Por eso lo recomiendo fuertemente.

Desconozco la existencia de casos reales tan impresionantes como el de Funes. Aún así, sé de varios savants o personas con ciertas deficiencias en ciertas habilidades naturales (autistas, en la mayoría de los casos), que sin embargo parecen verse "retribuídas" en capacidades asombrosas. Es así como algunos hombres, siendo naturalmente incapaces de bañarse y vestirse por sus propios medios, pueden realizar operaciones matemáticas complejas más rápidamente que ciertas calculadoras, y con una exactitud y seguridad asombrosas. Existe también (y éste es un ejemplo bien popular) Stephen Wiltshire, un inglés al que se le diagnosticó autismo a temprana edad, y que tiene la impresionante habilidad de dibujar un paisaje con precisión casi fotográfica habiéndolo visto una sola vez. Algunos considerarán que "mostrarlo" de esta manera equivale a ponerlo en posición de curiosidad de circo; aun así, creo sinceramente que es posible admirar de corazón a este hombre por sus capacidades, sin verlo como un espécimen raro. En este video, Wiltshire es llevado a Tokio para hacer una vista panorámica grandísima de la ciudad.



Interesante, ¿verdad?. Wiltshire se gana la vida de esta forma; dibujando por dinero. Es básicamente lo mismo que hacen algunos artistas callejeros, sólo que no lo hace por física necesidad.

Fenómenos como el Alzheimer o el autismo afectan la memoria humana incrementándola o borrándola gradualmente. En su relato, Borges nos muestra de forma impersonal (y, creo yo, bastante respetuosa) la situación de una persona que se ve afectada por una de estas situaciones extremas; nos hace ver que no es lo que se llamaría una bendición, pero que en cierta forma tampoco puede considerarse algo malo. Es un punto de vista sobre una realidad que toca a pocos, pero que nos permite reflexionar y aprender algo nuevo. La literatura, entonces, nos enseña un poco de realidad a través de la ficción.


dancastell89@gmail.com

3

La gente agolpada alrededor de la cancha de arenilla quiere ver(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. humbertofuertes

    Por favor, no confunda a los colombianos. Si es verdad que por lo pronto Uribe arrinconó a las farc a un costo descomunal de 7 billones de pesos gastados hasta hoy, las condiciones objetivas de la existencia de la guerrilla, el paramilitarismo y la delincuancia común las amplió de manera exagerada. Le pregunto, de donde provienen esto fenómenos de violencia?;es de las capas sociales abandonadas por el estado, de los millones de indigentes, pobres y desempleados. De las capas altas provienes los delincuentes de cuello blanco y algunos capos que de alguna manera, inciden en más violencia. Mire señor, la corrucpión practicada por este gobierno es igual o más peligrosa que la guerrilla, porque han acabado la fortaleza moral de los pueblos, y un pueblo sometido a la indigindad no puedes ser agente de cambio social

  2. humbertofuertes

    Por favor, no confunda a los colombianos. Si es verdad que por lo pronto Uribe arrinconó a las farc a un costo descomunal de 7 billones de pesos gastados hasta hoy, las condiciones objetivas de la existencia de la guerrilla, el paramilitarismo y la delincuancia común las amplió de manera exagerada. Le pregunto, de donde provienen esto fenómenos de violencia?;es de las capas sociales abandonadas por el estado, de los millones de indigentes, pobres y desempleados. De las capas altas provienes los delincuentes de cuello blanco y algunos capos que de alguna manera, inciden en más violencia. Mire señor, la corrucpión practicada por este gobierno es igual o más peligrosa que la guerrilla, porque han acabado la fortaleza moral de los pueblos, y un pueblo sometido a la indigindad no puedes ser agente de cambio social

  3. atrebamonos a darle de una vez la oportunidad a mockus, el a repetido hasta el cansancio su inquebrantable compromiso con la seguridad democratica, si ha eso le agregamos su vision de una colombia mas culta,civilizada y legal creo que estamos ante la mejor propuesta

  4. Buen anàlisis!!! De todas formas què conviene al paìs: continuidad a una polìtica clara y que cambiò al paìs, ò apostarle a algo nuevo? Las señoras dicen que es mejor ” malo conocido que bueno por conocer”.Pienso que Santos debe ser el hombre, continuar la polìtica exitosa de Uribe,eso sì mejorar sobre todo en la forma de expresar sus conceptos sobre los vecinos,ser màs diplomàtico.
    Mockus es un ” buen hombre”, pero tendrà los pantalones para atacar a las Farc por ej.,el peligro es que es un Idealista al igual que Fajardo que creen que con palmaitas,no ponerse corbata o mostrar la nalga es suficiente para llevar un paìs tan conplicado y hay un riesgo de retroceder en lo logrado estos años.
    Las Farc ,Chàvez etc., esperan que el pròximo presidente sea cualquiera menos uribe ( ya no lo serà) ò Santos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar