Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Los resultados de las elecciones bolivianas, el gobierno de Alberto Fernández en Argentina, el de López Obrador en México, y las propuestas de la izquierda colombiana para la próxima contienda electoral, por mencionar algunos ejemplos, indican cada vez más que esa izquierda latinoamericana, a la que sus opositores quieren hacer ver como la avanzada del “castrochavismo”, en realidad se parece más a los partidos de Izquierda Europeos como el PSOE, el partido Socialista francés o el laborista británico, todos partidos que defienden el capitalismo, las libertades y la democracia en sus naciones, pero con un componente social liderado por el estado como ente regulador y encargado de cerrar las brechas de desigualdad social, económica y política en sus países.

A pesar de que la derecha latinoamericana quiera pintarlos como “chavistas”, todos estos movimientos de izquierda que están buscando el poder o lo acaban de obtener se alejan cada vez más del chavismo y la revolución bolivariana. Es casi improbable que en Bolivia, Argentina, México o Colombia la izquierda quiera convertir sus naciones en otro Venezuela. El experimento venezolano con su totalitarismo y altos niveles de corrupción, pobreza y eliminación de las libertades individuales y los valores democráticos solo ha servido para demostrar el fracaso de ese modelo de gobierno. La supresión de la oposición solo ha servido para deslegitimar sus regímenes y revelar su carácter totalitario. El control y la destrucción de la economía y las garantías sociales en Venezuela demostraron que cualquier modelo que se aleje de la economía de mercado, o que no garantice la libertad y la independencia de las instituciones solo traerá miseria, violencia, corrupción y el fin de la democracia y los derechos de los ciudadanos.

Lo que ha ocurrido en Venezuela, Nicaragua y continúa ocurriendo en Cuba abrió los ojos no solo del resto de los pueblos de América Latina, sino de sus partidos de izquierda. Los pueblos de la región son conscientes de que hay grandes cambios sociales y políticos que deben ocurrir, pero no acosta del mercado, la libertad y los derechos civiles y democráticos. La derecha que ha mantenido el poder no ha logrado realmente mejorar las condiciones de la gran mayoría de la población, la corrupción es galopante y el control del poder por parte de sectores privilegiados, que ya ni siquiera pretenden preocuparse por la gran mayoría de la población, son algunas de las razones por las que la izquierda de la región está tomando fuerza en las contiendas electorales o ha resultado triunfante.

La corrupción en el gobierno anterior de México llevó a los electores a elegir una opción de izquierda. Las difíciles medidas económicas que incrementaron dramáticamente la pobreza de los argentinos los llevó a elegir una opción diferente. En Colombia los altos niveles de corrupción y promesas aún por cumplir de paz con seguridad, progreso y una mejor situación económica hacen que opciones de centro-izquierda tengan una real opción de llegar al poder. La estrategia electoral de la derecha latinoamericana entonces quiere pintar un posible triunfo de la izquierda como la transformación de sus países en otra “Venezuela”.

Los ciudadanos de América Latina deben estar vigilantes frente a las opciones que sus democracias ofrecerán en las próximas contiendas electorales. Obviamente aquellas que tengan tendencias totalitarias, antidemocráticas o en contra de la economía de mercado deben ser rechazadas, pero el peligro de que la gran mayoría de las opciones de izquierda en la región lleguen al poder no es que vayan a volver los países donde triunfen en nuevas “Venezuelas”, eso es realmente absurdo. El peligro es que sean tan corruptos e incompetentes como los políticos que hoy rigen los destinos de estas naciones.

El gobierno de López Obrador no ha sido lo que México esperaba, y hasta ahora no ha logrado convertir su discurso de austeridad, inversión, seguridad y desarrollo en realidades, pero nadie cree que su objetivo sea destruir la economía mexicana e instaurar una dictadura. Lo que las naciones del continente deben exigir a las opciones de izquierda es un verdadero cambio en la forma de hacer política, y que su discurso social y sus promesas de resolver los grandes problemas sociales y económicos no sean solo excusas para llegar al poder, y hacer lo que todos han hecho: manipular el sistema para establecer gobiernos corruptos, con malas administraciones y que una vez más dejen a los pueblos de Latinoamérica añorando un cambio que no parece llegar.

(Visited 313 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Me apasiona la politica internacional, latinoamerica y Colombia. Convencido de la necesidad de abrir siempre el dialogo a todas las opiniones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Ricardo Andrés Rodríguez, estudiante del programa de Derecho Bogotá y Miembro(...)

2

Es indudable que, en 48 millones de habitantes - o lo(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. andresromero0730

    El gran problema no es izquierda o derecha, es suponer que el estado es El actor principal del desarrollo de un país, que tiene una relevancia importante claro que si pero con un rol SECUNDARIO en todos los países incluyendonos hablan como si el estado fuera el Salvador de todos, y lo triste es que nunca ha sido ni será así estas corrientes populistas que se disfrazan de izquierda light quieren aumentar impuestos y financiar clientelismo y politiquería, acá política pública seria no existe lo que existe es demagogia e improvisación véase las ciclorutas de Claudia López unos conos puestos porque a la señora le encanta la bicicleta sin importar que ni es seguro para los ciclistas, incluso más peligroso sino que colapsa la movilidad de la ciudad, la solución es un estado que se ocupe de lo que debe y se deje de creer como el super héroe que nos va a salvar a todos.

  2. La pobreza de éste blog es impresionante. Comparar, por ejemplo, el peronismo-kirchnerismo que gobierna argentina, con los partidos socialistas europeos, de verdad da pena ajena. En Argentina hoy, los inversionistas están huyendo del país, la pobreza se está acercando al 50%, una corrupción galopante…Si quiere comparar a la izquierda latinoamericana con alguien en Europa sería con Podemos en España, quienes asesoraron a Chavez en sus planes económicos (!!!) y que son aliados de nuestro Petro…

  3. carlosocampo0526

    ¿Pero cómo creer en un líder de izquierda colombiano que en todo momento ha demostrado su admiración por el sistema chavista y su socialismo del siglo XXI? Mientras nosotros (la gente del común) sabíamos el futuro que le esperaba a Venezuela en manos de Chavez y Maduro, el señor Petrobolsas manifestaba su admiración por ese narcogobierno y su inteligencia no le daba para avizorar el futuro nefasto de nuestros vecinos. Tendrá que ser otro, porque así cambie sus conceptos, ya no le creeremos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar