Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El martes 29 de octubre de 2013 el estadio El Campín retumbó con un “Uouououó”. Las cerca de 30.000 ‘biliebers’ que deliraban ante el playback de su ídolo, su amor adolescente, no podían creer lo que veían: que aquel joven canadiense vestido de blanco con su clásica blusa esqueleto pisara tierras chibchas. Me imagino (campo especulativo y falto de investigación el que voy a pisar) que coreaban como si fueran protagonistas de novela un fuerte, “te queremos, Justin, te queremos”, anhelando que él, Justin Bieber, las escuchara, las entendiera, y se sintiera profundamente conmovido.

Y pareciera que esas vivas y esos llantos hubiesen tenido efecto,  pues a Bieber le gustó tanto, pero tanto, Bogotá, que se quedó un día más. Según testimonios de taxistas visitó algunas “señoritas”, que no eran ‘beliebers’ propiamente, y  también quiso dejarnos como regalo su arte (¿?) en la calle 26.

 

Gracias al Noctámbulo de City TV, pudimos ver cómo Justin nos rayó la cara, ‘uouououó’, y con la protección de los policías que pagamos con nuestros impuestos, “baby”, pudo pintar grafitis, además inmundos, para seguir ensuciando las ya deterioradas paredes de esta “ciudat” humana (¿?).

justin1

Confunde un poco que a algunos de los que rayan las paredes los maten en persecuciones y a otros los cuiden. Que para la autoridad los esperpentos que pintó el ‘baby’ Justin sean una obra de arte, mientras los esperpentos de otros sean simples actos de vandalismo. ¿Ser mono, rico, pinta hace que un garabato en una pared deje de ser un garabato y un acto delictivo? Como que sí.

Además, fue muy bonito el mensaje que dejó el ‘Bieber’ cuando mostró todo su apoyo a su amiguis, el también cantante Chris Brown. Para quienes no lo conocen, Brown se hizo más famoso por su amor con la espectacular Rihanna a quien agredió y por lo que terminó en líos con la justicia (feministas salvajes aparecen en 1,2…), que por su música.

 

Un buen grafiti, un buen mural, hacen parte de una escena urbana bonita, dan vida a la ciudad. Pero rayones, como los del canadiense el pasado miércoles 30 de octubre en la noche, al igual que muchos de los que uno ve en los recorridos diarios por la capital, no hacen más que contaminar visualmente. Existen colectivos serios, verdaderos artistas, a quienes barbaridades como las de Bieber los afectan porque satanizan su oficio. Lástima que a ellos no les den paredes tan fácilmente ni los escolten.

 

 

 

(Visited 388 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Andrés Rivera Mejía es periodista de la Universidad Javeriana. Ha trabajado como periodista y fotógrafo taurino además de ser un enfermo por el fútbol.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La comprensión lectora es uno de los grandes desafíos en la(...)

2

Octubre mes de Hallowen y futbolero, por eso les traigo una(...)

3

Fontibón, Pueblo de la Real Corona 468 de años dignos de(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar