Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Si está acostumbrado a respetar la hora del
almuerzo y por culpa del trabajo tuvo que conformarse con oler un plato de
comida, es factible que al terminar sus horas extras se encuentre al borde de
la locura. Camino a casa pasa por un restaurante buffet “coma todo lo que pueda
por 30.000 pesos”, realiza un cruce prohibido con tal de llegar más rápido y piensa
que toda la comida del restaurante no bastará para saciar su hambre.

 

El primer plato de comida seguramente lo
pondrá muy feliz. Cuando acabe el segundo plato estará menos contento que al
principio pero le emociona lo que sigue: el postre. Finalmente, está satisfecho
y considera que ya no tiene sentido seguir comiendo pues le ocasionaría un gran
malestar. Esta experiencia está relacionada con la llamada Ley de la Utilidad Marginal Decreciente, la cual nos dice que cuando
aumentamos el consumo de un bien, la satisfacción que genera cada unidad
adicional del mismo es menor que la producida por la anterior.

 

La Utilidad
Marginal
explica la famosa Paradoja
del agua y los diamantes
. ¿Por qué los diamantes son más costosos que el
agua?

Aunque la satisfacción psicológica total del agua
es enorme por ser indispensable para la vida, la utilidad de cada unidad
adicional es baja por tratarse de un recurso abundante en comparación con los
diamantes cuya oferta es más limitada. En contraste, si estamos en un lugar
desértico, la utilidad marginal del agua será más alta.

En el siguiente gráfico se puede observar que las
primeras unidades de agua resultan muy valiosas al calmar la sed y prevenir la
deshidratación. A un bajo nivel de consumo, el agua posee una utilidad marginal
mayor que la utilidad marginal de los diamantes. Sin embargo, a medida que el
consumo de agua aumenta, su utilidad marginal disminuye. Mientras que el
consumo de 63 unidades de agua proporciona una utilidad de 80 unidades, ¡el
consumo de 12 unidades de diamantes proporciona una utilidad de 235 unidades!

agua_diamantes.jpg

En la vida real el consumo de bienes no es
constante. Las personas sustituyen unos bienes por otros estimulados por las
facilidades de pago que incrementan la deuda personal hasta producir una
estrangulación financiera. Si nos dejó de gustar el auto que compramos hace
tres meses y contamos con recursos de sobra entonces compraremos otro mejor. Si
no tenemos suficiente dinero y queremos competir con el vecino pensaremos en un
crédito. Si no hay dinero y además tenemos deudas acusaremos al vecino de ostentoso
y derrochador. En relación con lo anterior, el psicólogo Oliver James denominó
como Afluenza al deseo insaciable de
dinero y a la necesidad de compararse y competir con otros acompañado con
sentimientos de infelicidad y vacío.

 

Por otro lado, Desarbo y Edwards (1996 en Sun
et al., 2004) encontraron que las personas depresivas, con baja autoestima y
que buscan la aprobación social tienden a ser compradores compulsivos.

 

El consumismo
tiene un impacto negativo sobre el equilibrio
ecológico
porque en primer lugar requiere una gran cantidad de recursos
naturales para satisfacer la demanda de una población en crecimiento y en
segundo lugar genera desechos a una velocidad más alta de lo que tarda la
naturaleza en degradarlos totalmente. En muchos casos la disposición y el
manejo inadecuado de estos desechos causa la contaminación de cuerpos de agua
por lixiviados disminuyendo su calidad y alterando la vida acuática.

 

A su vez el consumismo tiene un impacto negativo sobre el equilibrio biopsicosocial. Los economistas Herman Daly y Joshua
Farley (2004) señalan que las personas intentan equivocadamente satisfacer
necesidades inmateriales con bienes materiales. Por consiguiente, la pérdida o
escasez de pertenencias les produce inseguridad, ansiedad y frustración
mientras que en otros casos la abundancia también provoca estos sentimientos.
La calidad de las relaciones interpersonales tiende a deteriorarse y en
ocasiones a volverse patológicas.  

 

El ser humano como depredador insaciable
sostiene a través de la producción y el consumo una economía fundada en el
endeudamiento. La crisis subprime ocurrida
en Estados Unidos con impacto a escala mundial nos ha mostrado claramente las
consecuencias del crédito fácil de alto riesgo, del endeudamiento masivo y de la
securitización de los créditos
hipotecarios. Si a las personas se les estimula para consumir mucho más de lo
que pueden pagar y, como ocurre en muchos casos, consumen más de lo que pagan,
estamos hablando de una economía insostenible donde hay muchos free-riders, muchos deudores y una
cuenta interminable por pagar que heredaran nuestros hijos y nietos.

 

Referencias

 

Daly, H. & Farley, J. (2004) Ecological Economics: Principles and
Applications.
Washington:
Island Press.

 

Sun, T., Wu, G., and Youn, S. (2004). Psychological antecedents of
impulsive and compulsive buying: A hierarchical perspective. In A. Cheema &
J. Srivastava (Eds) the
Proceedings of the Society for Consumer Psychology 2004 Winter Conference
(pp
168-174).
San
Francisco, CA: Society of Consumer Psychology.

 

Artículos
relacionados

 

Ortega, J. (2008) Afluenza: etiología,
síntomas y tratamiento

http://psicologia-ambiental.com/afluenza-etiologia-sintomas-y-tratamiento-psicologia-ambiental.html

 

Ortega, J. (2008) Patologías del consumo:
compra compulsiva y consumo compensatorio

http://psicologia-ambiental.com/patologias-del-consumo-compra-compulsiva-y-consumo-compensatorio.html

(Visited 110 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Jeniffer Ortega es psicóloga con énfasis en el área socioambiental. Ha recibido el Premio Ambiental de Bayer y el Premio Colombiano de Psicología por su investigación sobre el comportamiento ambiental del consumidor. Actualmente se dedica a la divulgación de temas ambientales desde la perspectiva psicosocial con aplicaciones en la gerencia ambiental. Contacto: siempreviva84@gmail.com

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

3

Hace cuatro años el país protagonizó un hecho que durante muchos(...)

8 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Sinceras felicitaciones Excelente su artículo, ya que denota variables que hacen referencia a que existe una relación bio-psico-social entre la personalidad del individuo ej: rasgos compulsivos, dependientes, límites, que afecan seriamenete la psiquis o sea el funcionamiento psicológico del ser humano, y sobre todo que esto se desencadena en poblaciones vulnerables que presenten comorbilidades de alteraciones del estado del ánimo ver DSM – IV, y que esto a su vez tiene un impacto relevante en el ambiente, cabría la reflexión en nosotros queridos colegas ¿qué estamos haciendo o abordando en esta población que nos llega a nuestro trabajo o consultorio para intervenir de manera preventiva, por que en un futuro podrían ser nuestros hijos; o cómo estamos rehabilitando a esta población impactada, ya que podrían ser nuestros familiares, vecinos o nosoros mismos?????????????

    PS KARIM OFFIR JIMENEZ
    PS MEDICA Y DE LA SALUD

  2. etherzabasiv

    Bpizarro.Muy bueno el video de la historia de las cosas.Amplía muy bien,el artículo de Jeniffer ,Depredador Insaciable.Recomiendo leer el artículo de Jeniffer y luego ver el video ,para una clara visión del tema.
    Felicitaciones a Bpizarro por su aporte y a Jeniffer por el interesante artículo

  3. etherzabasiv

    Magnífico comentario Jeniffer.Estamos ya en nuestro país cayendo en el consumismo,sin preveer las consecuencias fatales del mismo.Artículo como este los estábamos necesitando para despertarnos y alertanos de no caer en este error.Felicitaciones

  4. etherzabasiv

    Con el ejemplo que utilizaste,para ilustrar el artículo en mención,quedó bien clarificado el tema.
    Los países más desarrollados que son grandes consumidores sín límites,están ahora en la actualidad sufriendo o viviendo los resultados de ese desenfrenado consumismo,por la facilidad que el sistema les proporcionó,para tener acceso a créditos que hoy día no pueden cumplir con dichas obligaciones .
    En Colombia,ya no nos quedamos atrás,estamos también haciendo uso de los créditos ,solo por una satisfacción personal o por aparentar un status,sin medir las consecuencias que eso puede traer al país, no sólo a nível económico sino, al impacto negativo sobre el equilibrio ecológico.Felicitaciones Jeniffer,por estos temas tan interesantes,que nos hacen despertar y alertarnos a tiempo de caer en esas tendencias del consumismo desenfrenado sín medir las consecuencias que eso acarreará.

  5. Excelente artículo y comentario, estamos inundados de consumismo por todas las fuentes posibles de comunicación, es importante hacer un alto en el camino cada uno y hacer ver en los demás lo que está pasando con nuestro ambiente y con nosostros mismos…

  6. Jeniffer, muy bien logrado este blog, interesante y pedagogica la explicación, para hacer un proceso de autoreflexion sobre nuestro sistema actual de vida. Para complementar a los lectores recomiendo una mirada al documental La historia de las cosas (en inglés The Story of Stuff) es un documental web sobre el ciclo de vida de bienes y servicios. Se encuentra en varios sitios de internet y nos ilustra con lenjuaje claro y sencillo sobre el consumismo. Vale la pena mirarlo

    http://es.wikipedia.org/wiki/La_historia_de_las_cosas
    http://www.storyofstuff.com/

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar