Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

ninayrafa.jpg

Hace algunos días murió Nina, una cotorra
inteligente y hermosa que me dio esperanza cuando yo padecía una seria
enfermedad. La posesión o venta de esta clase de animales se encuentra
prohibida. Durante la época en la que me fue obsequiada yo era todavía muy
ignorante respecto a los derechos de los
animales
, pero su compañía me sensibilizó de tal manera que aprendí a
querer a otras criaturas de distinta especie.

 

La relación con Nina hizo por mí lo que ninguna
medicina logró. Entonces creció mi interés por la naturaleza y no podía evitar embelesarme
cada vez que veía cotorritos posarse sobre las ramas de los árboles. Sentí algo
de lástima por Nina y su parejita Rafa, ya que no gozaban de la misma libertad.
Pero ellos nunca estuvieron encerrados en una jaula, únicamente cuando ya iban
a dormir. Comencé a imaginarme el destino de aquellas aves y animales que se
ven forzados a abandonar su hábitat cuando los hombres talan árboles y alteran
los ecosistemas. Algunos sobreviven y otros desaparecen.

 

Además de ayudarme a superar la enfermedad,
Nina fue la alegría del hogar con sus gritos, risas, palabras y demás gracias
que atraían la atención de las visitas. Aunque su muerte me produjo un dolor
muy grande, su vida me dejó una de las enseñanzas más grandes que he podido
aprender:

 

Las personas se encuentran cada vez más
solas, alienadas, desesperadas y vacías. Algunos crímenes son tan absurdos que
sirven como prueba de ello. He conocido personas que a pesar de tomar medicinas
muy fuertes o ir a terapia continúan afligidas y desesperanzadas. En ocasiones
se someten a fuertes sugestiones, pero su realidad continúa siendo la misma.

 

Creo firmemente que la salud mental depende
de la calidad de nuestras relaciones, no sólo con las personas, sino también
con la naturaleza. Me convencí aún más de esto a través de las lecturas de Val
Plumwood y Karen Warren.

 

En mi artículo Concepciones sobre la naturaleza y tipos de self ecológico,
describo brevemente lo que Plumwood identificó como formas de concebir la
naturaleza. Una de estas formas es la “exclusión
radical”
según la cual se exageran las diferencias entre las especies y se
ignoran las semejanzas. Esto conlleva a que las personas se vean a sí mismas
como seres hiperseparados del mundo natural.

 

Otra forma de concebir la naturaleza es
considerándola como un instrumento, lo cual se denomina “instrumentalismo”. Desde
esta concepción, la naturaleza carece de agencia propia y por lo tanto el ser
humano puede explotarla sin límites para cumplir sus propósitos. El Self Ecológico es la antítesis de estas
concepciones. Según Winter y Koger (2004, p.193) “experimentamos nuestro Self Ecológico cuando sentimos la
conexión entre nuestro Yo y otras
personas, otras formas de vida, ecosistemas o con el planeta.”

 

La conexión de nuestro Yo con otras personas y otras formas de vida es lo que posee la
capacidad de cautivar nuestros sentidos y desconectarlos de esos estímulos
nocivos y monótonos que suelen existir en las ciudades. Pero además yo atribuyo
a esa conexión un poder curativo que permite purificar la mente y el cuerpo, derribando
finalmente el muro que nos separa de otros seres vivos. Nina me dejó esta
enseñanza y yo deseo compartirla con las personas que me rodean.

 

Quiero finalizar este escrito con un cuento
corto escrito por Jalal al-Din Muhammad Rumi:

 

Un dia Medyun paseaba con su perro. Lo tomaba
en brazos y lo acariciaba como un enamorado acaricia a su amada. Un hombre que
pasaba por allí le dijo:

 

“¡Oh, Medyun! ¡Lo que haces es pura locura!
¿No sabes que la boca de un perro es sucia?”

 

Y se puso a enumerar todos los defectos de
los perros. Medyun le dijo:

 

“¡No eres más que un idólatra de las formas!
¡Si vieses con mis ojos, sabrías que este perro es el secreto de Dios y la
morada de Leila!”

 

 

Referencias

 

Winter,
D. & Koger, S. (2004) Psychology of Environmental Problems. USA: Lawrence
Erlbaum Associates, Incorporated.

(Visited 98 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Jeniffer Ortega es psicóloga con énfasis en el área socioambiental. Ha recibido el Premio Ambiental de Bayer y el Premio Colombiano de Psicología por su investigación sobre el comportamiento ambiental del consumidor. Actualmente se dedica a la divulgación de temas ambientales desde la perspectiva psicosocial con aplicaciones en la gerencia ambiental. Contacto: siempreviva84@gmail.com

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Hace cuatro años el país protagonizó un hecho que durante muchos(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. MI QUERIDA Y ADMIRADA JENNIFER: como amiga y colega quiero decirte que lamentó mucho esta perdida tan significativa que has tenido dentro del marco de tu vida, esta experiencia que has tenido que afrontar me ha movilizado demasiado a nivel personal y profesional, y he permitido reflexionar que como lo dice el AUTOR MATURANA EN SU LIBRO EL SENTIDO DE LO HUMANO, todos los seres humanos, somos sacos llenos de emociones que estamos constantemente expuestos a las perdidas afectivas; lo anterior lo retomo con tu experiencia personal, los animales son seres que nos brindan experiencias inigualables, que se entregan verdaderamente y que tienen un valor que es tan dificil encontrar en los seres humanos; que es la lealtad, pero hay una realidad y es que ellos tambien pertenecen a un ciclo vital, donde hay un inicio con su vida, y un final con su muerte, este precepto es el que más nos cuesta trabajo asimilar, PORQUE EN MUCHAS OCASIONES TENEMOS QUE VIVIR CON LO INEXPLICABLE DE LA VIDA, sé que el dolor que te embarga en este momento, es el motor que te impulsará. a seguir entregándole tantas acciones, obras y beneficios a la HUMANIDAD

    ANIMO Y SIGUE ADELANTE

    KARIM OFFIR JIMENEZ
    PSICOLOGA MEDICA Y DE LA SALUD

  2. etherzabasiv

    En la actualidad tengo un hermoso lorito a quien llamo Roberto.El me conoce muy bien,soy la única persona que lo puede tocar y acariciar.El agacha su cabecita para que yo se la acaricie y lo rasque.En las mañanas cuando creo que está durmiendo no hago ruido,pero el me detecta cuando paso cerca de él y me sorprende diciéndome “mi amor” y se ríe como diciéndome, crees que no se que eres tu?::::ese lorito me produce mucha alegría y me hace reir justo cuando a veces de eso, es lo que menos ganas tengo,pero me contagia su risa y terminamos riéndonos juntos y hablando….mi tristeza la transforma en alegría.Que hermoso son los animalitos,que de animal.sólo tienen el nombre…porque superan la sensibilidad humana.Gracias Dios por ellos…hay que amarlos y cuidarlos mucho…

  3. etherzabasiv

    Por ahi existe un dicho o refrán que reza,”cuídate de las personas que no aman a los animales”…Se ha comprobado del poder curativo de los animales, especialmente, los caballos, los perros entre otros…En este caso, de unos cotorritos…como explicarlo no sé, pero si puedo asegurar que es muy cierto, el cariño que estos animalitos, criaturas de Dios ofrecen, sin pedir a cambio nada…despiertan una ternura y ese gran deseo de compartir con ellos muchas cosas y como se llega a compenetrarse tanto con ellos, que casi se puede adivinar lo que ellos piensan y lo mejor, que ellos interpreten y comprendan los que nos pasa…Desde niña tuve la compañía de un perro,porque yo me crie solita,porque mis hermanas mayores que yo, estudiaban por fuera de la ciudad,asi mi perro era mi amigo y compañero de juegos…Hoy día, ya mayor, sigo amando a los animalitos y siguen siendo mis amigos…así como la autora,del artículo he sentido el dolor de perder algunos, pero es hermoso recordar lo que significaron en mi vida en un momento preciso.
    Démosle mucho cariño,a los animalitos,sobre todo aquellos que son maltratados por los seres humanos, que no tienen conciencia,que se vuelven irracionales por no valorar esa “alma noble”que ellos poseen, superando muchas veces a las de los seres humanos….

  4. Tendria muchas que decir sobre tu entrada, ya q retomas temas muy sencibles.
    No soy una convencida de lo q aqui escribes simplemente porque sí, sino q afortunadamente tuve la dicha de conocerte a ti y a Nina.
    Como te lo dije antes, en verdad lamento su perdida, pero me reconforta los momentos gratos q pasamos junto a ella y Rafita. Nina en verdad era inteligente, muy coqueta y con estilo. Cualquiera habria querido tenerla y ella era tan linda q se dejaba concentir.
    Yo nunca he tenido una mascota, he tenido animalitos a mi cuidado pero por temporadas mientras se curaban, ahora más q nunca creo que necesito tener alguno, cada vez estoy más cerca de naturaleza y los beneficios q te puede dar si existe una relación no puramente instrumental con ella así q creo q no estare en mejor momento de tener una. Gracias a ti y a Nina por los bellos momentos que compartieron conmigo, por enseñarme tantas cosas y disfrutar de un monton más. Un abrazo y siempre recordaremos a la bella Nina, inspiradora de tantas cosas.
    p.s. no pudiste terminar mejor esta entrada.

  5. Totalmente de acuerdo. Los animales y la naturaleza en general son sencillamente maravillosos. Ojalá todos los seres humanos tuvieramos la oportunidad de conocerlos en su verdadera dimensión y lograr esa relación y ese equilibrio con todo lo que nos rodea.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar