Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Imagínese por un momento que llega a su oficina y su asistente le recuerda las 22 llamadas de acreedores que quieren hablar con usted. Comienzan a llegar notificaciones de demandas de cobro judicial y la DIAN logra embargar sus cuentas corrientes. Sus proveedores de materias primas comienzan a presionar por pagos de cuentas atrasadas y usted no tiene la liquidez para hacerlo. Sin materia prima no hay producción, sin producción no hay ventas. En este momento ya está viviendo una pesadilla. Una pesadilla empresarial.

Claramente en este punto no hay muchas más alternativas que pedir el ingreso de su empresa a Reorganización Empresarial o Ley 1116. Al menos tendrá la posibilidad de suspender los procesos de cobro judicial y darse un respiro con los pagos a acreedores mientras termina el proceso de reorganización. Sin embargo, entrar a la Ley 1116 le dejará una marca difícil de borrar para acreedores financieros y por tanto limitará gravemente su posibilidad de encontrar nuevo financiamiento.

Un problema por otro

Llegar a este punto es simplemente lamentable. En general los problemas se inician muchos meses antes de sufrir una crisis como la descrita en el primer párrafo de este artículo. Pensamos que podemos corregir el curso de la crisis o simplemente minimizamos el tamaño del problema que se nos viene encima. Cuando ya evidenciamos que el problema lo tenemos encima, entonces nos chocamos con la realidad: arreglar el problema es muchísimo más difícil de lo que inicialmente habíamos imaginado. El tiempo que debemos invertir en solucionar el problema nos va a desviar de nuestro negocio, al menos temporalmente.

Minimizar el daño colateral

En un problema de liquidez debe preguntarse si aún tiene la posibilidad de arreglar el impase directamente con sus acreedores o si ya se encuentra en una etapa terminal, tapado de demandas de cobro judicial y/o embargado por orden de algún tribunal de justicia. Comprender la etapa en la que se encuentra de es vital importancia para aplicar el remedio que corresponda. Claramente si usted fue capaz de advertir tempranamente de las señales de alerta en su negocio (ver: Sintomas de un Negocio en Problemas) entonces encontrará soluciones relativamente sencillas a los problemas de su negocio. En una etapa avanzada, las soluciones pasan a ser bastante más complejas porque el problema comienza a aquejar a un grupo mucho más numeroso de acreedores.

Busque apoyo profesional

Intente no auto-medicarse. Busque a una banca de inversión o empresa consultora que pueda diagnosticar su situación y ayudarlo en poner en marcha un plan de acción que incorpore el apoyo de sus acreedores, y si no hay más remedio, que lo apoye en buscar un buen abogado especialista en temas concursales. Si es posible, ubique una Banca de Inversión que pueda entregarle un servicio de Turnaround que le permita normalizar la operación de su negocio en el menor tiempo posible (ver: Hacer frente a una crisis financiera o Turnaround Management).

A partir de este punto, la pesadilla tendrá sus días contados .

Info@concordiainvestments.com

 

(Visited 405 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reynaldo busca ser una referencia en el mercado financiero en Latinoamérica, transformando negocios en problemas en negocios rentables, buscando soluciones negociadas y realistas que complazcan a todas las partes. Reynaldo tiene una fuerte orientación a la consecución de resultados exitosos. Líder de equipos multidisciplinarios, con una experiencia de más de 23 años en Riesgos financieros, incluyendo PYMES, cuentas Corporativas, Comerciales e Inmobiliarias. Experiencia internacional, multi cultural, multi funcional. Excelente negociador, estratega, gran comunicador y formador de equipos exitosos. Eficaz tomador de decisiones de riesgo y ha participado el múltiples procesos de adquisición de bancos en América Latina.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Economía

    No más cuarentenas, por favor

    Este nuevo confinamiento decretado para Bogotá por cuatro días me trae a la memoria el tema de las libertades(...)

  • Economía

    La mala suerte y el buen trabajo

    Hace bastantes años atrás, cuando aún vivía en Chile, recuerdo a un compañero de trabajo (a quien llamaré Lucho)(...)

  • Economía

    Kicking the can down the street

    En un mundo imaginario, donde cada vez que usted tiene un bache de ingresos, los bancos salen a su(...)

  • Economía

    La trilogía de la crisis

    Las crisis económicas tienen su origen en una afectación profunda del sistema productivo o financiero que provoca alteraciones importantes(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Solo faltaban quince días para que Estados Unidos pasara la página(...)

3

La mejor manera de empezar el año es repasando las mejores (...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar