Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Continuando con los mitos que hacen de la cultura un ideal imposible, un terreno estéril y un perro que se come la cola, incluso a veces todos estos al tiempo, voy a tratar de desmarañar uno que es muy difícil de combatir, porque es una realidad. Mejor dicho, es una verdad a medias, más que una mentira. Pero eso es peor, porque se trata de una mentira sobre la cual se ha instituido una práctica muy común, y esta es la de dividir el mundo entero, y por lo tanto la cultura, en sectores de mercado específicos
Los expertos del marketing, el rating y tantos otros -ings que rigen nuestra vida se la pasan hablando sobre el público objetivo, y el target. El todo de la población humana está atravesado por muros invisibles, parece, que determinan a qué grupo pertenecemos, en un complejísimo esquema de conjuntos. 
Porque no se vale que seamos personas simplemente, claro que no. No se vale que cada uno tenga gustos específicos, porque cada uno de los estereotipos en que nos enmarcamos determina una serie de reglas que se deben seguir en aras de vendernos cosas. El primer error, por supuesto, es el de pensar que solo funcionamos como consumidores y de esa manera planificar nuestra producción cultural, enfocada en eso que ahora se llama “contenidos”.
Es una mentira la sectorización de mercado en la medida en que no existe ninguna medida que quede sin romperse o al menos quebrarse, no existen los absolutos. Es más, es una mentira por el daño que le hace a la cultura, reino de todas las posibilidades y conjunto de todas las cosas posibles, así como de las existentes. Como la biología, la cultura se nutre de la hibridación. La comunicación es la fuente máxima de la evolución social, porque sigue los mismos códigos del mestizaje sexual, motor de la evolución genética de todas las especies.
Los sectores de mercado, por su parte, limitan la creación, dividen a la población en grupos que se ciñen a parámetros muchas veces borrosos, las más de las veces inexistentes. La prueba fehaciente es que la gente sigue comprando y viendo lo que le da la gana, sin atenerse muchas veces a lo que digan los charlatanes que afirman tener la clave del éxito comercial.
Quisiera por último pedirles disculpas por mi demora en actualizar este blog. Ando cerrando este año con muchas obligaciones al tiempo y este blog apenas está entrando en el itinerario, espero pronto estabilizar mi ritmo de escritura. Por lo pronto, gracias por leerme
(Visited 97 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Artista plástico sin diploma, actualmente ejerzo como: presentador de TV, crucigramista para periódicos en Barranquilla, organizador de fiestas, diseñador gráfico, columnista, profesor de dibujo, escritor de libretos y parte del equipo de El Pequeño Tirano.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cisneros, una tierra alegre y cálida, llena de verdor, con olor(...)

2

Por: PanzaVidela Hoy no es día de polémicas tontas sobre quién(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. La publicidad de algunos elementos tienen su verdadero efecto cuando realmente ofrecen economia y calidad al bolcillo, y sòlamente de èste modo ganan las empresas, el marketing y la publicidad en sì. Esto tiene mucho de largo como de ancho, pùes no dejamos de caer en engaños por efectos de campañas publicitarias bien llevadas.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar