Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Yo tengo todos los elementos para ser un hombre feliz; pero sencillamente no puedo. Sin embargo hay una cosa que sí me hace feliz, y es decir lo que pienso.”

 

José Saramago

 

Uno de los grandes males de la posmosdernidad es la obligación al optimismo. Todas las religiones, todas las filosofías, todos los gurús, todos los charlatanes, todos los buenos amigos, todos, nos empujan, nos inundan,  nos aúpan, casi nos obligan, al optimismo. Sin embargo, algo va de la fe a la esperanza, porque si algo nos hace infelices es esa tendencia al positivismo, al creer que todo va bien y que si va mal o regular, mejorará, porque el optimista, muchas veces, además de  ciego, le  gusta la futurología.

Sin embargo, hay que entender que el pesimista es una persona que le gusta la vida en colores con la diferencia que siempre escoge el negro. La malparidez es una postura ante la vida, una forma de entender la existencia que se  resume en el hecho simple de ver los días grises cuando están grises. Un pesimista, no necesariamente es un solitario, ni un amargado, tampoco un aburrido, ni mucho menos un melancólico. Un pesimista, es a la larga un optimista bien informado y por eso, vive al día, no piensa en el pasado y no le amarga pensar en lo que pudo haber sido y no fue, ni en lo que fue y ya no es. Eso se lo deja a los optimistas, que sufren y lloran en silencio, porque no nos digamos mentiras, ser pesimista está mal visto, es políticamente incorrecto.

Ninguno es  mejor que otro. Lo que si es cierto es que el pesimista sufre menos, tal vez porque su dosis de realidad es más grande. Y no es que un pesimista atraiga los problemas, ni que el universo se confabule contra él para que todo le pase. Lo que sucede es que el pesimista contempla los problemas como una posibilidad y por eso no se amarga, no se mete mentiras, no se hace falsas expectativas. Sabe que si hay truenos y nubes grises es porque probablemente llueva, y por eso lleva  paraguas y bufanda, a diferencia del optimista que sale en camiseta. El pesimista le imprime realidad a sus sueños ( que obviamente los tiene). El optimista, en cambio, llena de sueños su realidad.

Por eso, la felicidad poco tiene que ver con el optimismo o el pesimismo. Cada quien desde su propio perspectiva es feliz o infeliz según se le quiera mirar porque a la larga todos siempre terminamos con la necesidad de hallarnos. Con sol o con lluvia.

(Visited 243 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Fútbol y fritanga

    Que tumben la Ley de Garantías es preocupante, que Duque cometa todo tipo de tropelías es grotesco, pero lo(...)

  • Política

    Votar por Nadie

    Amigos: Yo de política no sé. Voto por intuición y por pura fe. No entiendo tus análisis sesudos, ni(...)

  • Bogotá

    En la ciudad de la furia (y de los miedos)

    Nunca aprendí a bailar y me arrepiento. Sin embargo, mi dislexia rítmica no impidió que en mi juventud lejana,(...)

  • Política

    Explosión de democracia

      Un vasito de agua, un madrazo y una candidatura presidencial, no se le niega a nadie. Y es(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Justo cuando el proyecto parecía consolidarse en la cancha, tres empates(...)

2

“OMAR TA SATT” tras escuchar estas palabras al cierre de una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar