Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“ Cuando una va de fiesta

todo es alegría

pero al otro día, todo le molesta” 

“El alma de las fiestas”

El Gran Combo de Puerto Rico

 

 

El motivo, como la música siempre será un pretexto. Aquí tomamos porque si y porque no. Porque se nos murió la abuela política del novio de la suegra o por que nos nació el hijo. Porque conseguimos un puesto o porque nos botaron. Porque nos enamoramos  o porque  nos traicionaron. Porque ganó la selección o porque perdió. O porque empató. Incluso, porque no jugó. El lugar, como el motivo o como la música, también siempre será un pretexto. Pueden ser en esas reuniones adobadas con nostalgia y ron, nacidas del alma y horneadas a través del paso de los años, charlas con esos amigos que se guardan en lo más profundo de la alforja del alma, pero también esas reuniones en las que en medio de unas “ peas” espantosas nos decidimos por fin a decirnos aquello que nos hemos guardado por años o también aquellas en las que etiqueta se escribe con  h  de hipocresía. En un café, en un bar, en el club o en la tienda de la esquina. Siempre habrá un motivo, un lugar, una música y un pretexto. Y, obvio, una consecuencia.

 

“Siente en la cabeza profundo malestar

por tantos traguitos, que se quiso dar

prefiere pasar el día completo

metido en la cama y tomando café prieto”

 

Unas horas después, el jolgorio, la risa y las promesas de amistad eterna se han esfumado. Los hijos, los padres o la esposa deciden  cuando es de día. Es ahí que empezamos a pagar las consecuencias. Es un dolor agudo, intermitente al parpadeo de los ojos, que nos recorre la cabeza ( o el cuerpo?, o las piernas? eso a la larga poco importa) que nos recorre y nos estremece y nos hace jurar que nunca más. Y es esa sed, que nos aprieta la garganta y que nos hace soñar con el  Amazonas en cubitos de hielo. Y es esa tos, una tos lejana que va y vuelve y que cuando viene, entra en la cabeza como elefante en cristalería. La fotofobia se hace más aguda, todo es trópico y Caribe y el sol inunda cada centímetro de nuestro cuarto, cortando como cuchillo el tufo impenetrable que lo inunda. Y es ese escalofrío que apabulla desde el dedo gordo hasta el último de nuestros cabellos.

 

“En la fiesta habla hasta por los codos

Declama poemas que ya han oído todos

Se pasa bailando, siempre dando el show,

En Calypso y Salsa, él se cree el mejor”

 

Y quién pudiera creer, que eso tan malo, eso tan doloroso, ese camino de espinas, los médicos, con su frialdad a cuestas minimalisticamente lo denominen a secas “ incoordinación motora, dislalia, sueño permanente y deseo irresistible de ingerir liquido”.¡ Con seguridad, es poco para lo que se siente y se padece¡ Y agregan en tono sabio de abstemio absoluto que “el guayabo es sin duda una manifestación fisiológica del efecto del alcohol. El alcohol es absorbido por el intestino, circula por la sangre y se metaboliza en el hígado. Afecta luego el sistema cardiovascular, el Sistema Nervioso Central, se dilatan los vasos cerebrales y aparece la cefalea Y aún hay más: “ Se  aumenta la frecuencia cardíaca, es decir aparece la taquicardia, se disminuye la presión arterial. En un primer momento es produce hiperglicemia- aumento en los niveles de azúcar- porque el alcohol tiene carbohidratos, pero luego aparece la hipoglicemia – lo contrario-  lo que se traduce en malestar, temblor, sudoración, náuseas y vómito.  Todo eso que suena tan feo, se siente peor.

 

“ La mujer le sirve caliente un caldito

y él sigue pidiendo, agua con hielito

jura que a la fiesta, él no vuelve más( lo dudo)

deje usted que llegue el viernes social

tu verás que él siempre…

 

Y es que el guayabo como las monjas, no tiene cura. Cada quien cree conocer la fórmula perfecta, aunque si existiera recibiría en conjunto el Nobel de la Paz, de Química y de Medicina y muchos otros premios más. Los abuelos decían que para evitarlo debían colocar el sombrero al revés en el paragüero. Otros afirman que lo mejor es consumir un vaso con leche antes de acostarse, si la “ incoordinación motora” lo permite. Que una aspirina y una tabletica efervescente antes de acostarse, que no tomar sin comer antes, que no revolver tragos, que no ingerir cítricos, que ingerirlos, que no exponerse al sereno,que “bajar” el trago con agua, que, que, que… Sin embargo, como el embarazo, el único remedio infalible contra el guayabo es abstenerse. Eso, sin embargo es difícil . Siempre habrá un motivo, un lugar o un pretexto.Y como el último trago es el que nos hace daño (o por lo menos eso decimos todos los enguayabados: “yo estaba bien hasta que me tome el último”) el guayabo aparece, para hacernos jurar que “ nunca más”. Y ahí no hay quien nos salve.  Si acaso un caldito salvador, o una jarra de agua bien fría, o una bebida hidratante, o una “ bomba” de aspirina y alka seltzer, o un café cargado, o una limonada. Si embargo, el único paliativo cierto es la comprensión de la esposa, de los hijos, de la mamá, del papá. Comprensión, mucha comprensión. Hasta el próximo fin de semana que habrá otro lugar, otro motivo, otro pretexto…

 

“ La verdad es que después de esta juma

no me duelen ni las azucenas

el que me invite a otra fiesta, nos vamos

espérate que me bañe”

 

(Visited 486 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Fútbol y fritanga

    Que tumben la Ley de Garantías es preocupante, que Duque cometa todo tipo de tropelías es grotesco, pero lo(...)

  • Política

    Votar por Nadie

    Amigos: Yo de política no sé. Voto por intuición y por pura fe. No entiendo tus análisis sesudos, ni(...)

  • Bogotá

    En la ciudad de la furia (y de los miedos)

    Nunca aprendí a bailar y me arrepiento. Sin embargo, mi dislexia rítmica no impidió que en mi juventud lejana,(...)

  • Política

    Explosión de democracia

      Un vasito de agua, un madrazo y una candidatura presidencial, no se le niega a nadie. Y es(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

La novia usa un vestido blanco con decoraciones verdes. Sus manos(...)

3

“Es un crimen que aún no se logra superar porque atenta(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar