Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

La hoguera de las vanidades nos empuja a pensar que somos los dueños del universo, sin tener siquiera para el arriendo. Y es que el ego es una plaga que recorre la vida sin distingo de razas, de género o de estrato y nos lleva a pensar que somos el ombligo del mundo, cuando a duras penas llegamos a ser esa motica negra que se enreda en medio del sudor.

Nos gusta basurear a los demás porque el delirio de grandeza es el mejor síntoma de una mente pequeña. Nos creemos más de lo que creamos y por eso sentimos que el resto de la humanidad nos debe algo, que nuestra opinión es la única que vale, que nuestra verdad es absoluta, mientras que la de los demás es apenas un atisbo de realidad desdibujada.

Hemos convertido nuestro ego en una inmensa vara de premios, resbalosa y traicionera, de la que sin embargo intentamos agarrarnos con las uñas de los pies pero de la que indefectiblemente algún día caeremos. El yoista es primo hermano del fantoche y de la mentira perniciosa a la que acudimos sin ponernos colorados porque nos creemos infalibles, insustituibles, irremplazables, necesarios, indispensables, el mejor cocoloco de la playa, el último cupito de un colegio distrital.

Creemos que estamos hechos de un material incorruptible y se nos llena la boca de agua y babas al hablar de ética y códigos morales y por eso nos sentimos jueces del resto de la humanidad y por eso creemos que los demás son unas guevas y por eso gritamos y vociferamos con histeria de niña consentida que los otros son tontos e incapaces, unos ineptos que nunca alcanzarán nuestra estatura, nuestro pedestal, desde el que observamos cómo se ve el mundo sin nosotros, un podio del que a veces nos bajamos, para darnos un toquecito de humildad y por supuesto, para hacerles sentir a los demás que de alguna manera aún no somos dioses, aunque en el fondo creamos que nos falta muy poquito.

Aparte de ser más picados que muela de gamín, somos falsos y arbitrarios porque nuestros argumentos suelen ser de caucho. Nos gusta el doble rasero para medir situaciones similares porque sentimos que siempre tenemos la razón. El ego es venda, pero creemos que es bandana, que nos hace ver muy cool, cuando en el fondo no somos más que unos lloretas que despotricamos contra el mundo porque sentimos y creemos que tenemos una deuda que cobrar. Vivimos en la ciudad de los espejos, pero en realidad no llegamos a espejismo.

Sígueme en @malievan

www.circobits.com

(Visited 889 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Fútbol y fritanga

    Que tumben la Ley de Garantías es preocupante, que Duque cometa todo tipo de tropelías es grotesco, pero lo(...)

  • Política

    Votar por Nadie

    Amigos: Yo de política no sé. Voto por intuición y por pura fe. No entiendo tus análisis sesudos, ni(...)

  • Bogotá

    En la ciudad de la furia (y de los miedos)

    Nunca aprendí a bailar y me arrepiento. Sin embargo, mi dislexia rítmica no impidió que en mi juventud lejana,(...)

  • Política

    Explosión de democracia

      Un vasito de agua, un madrazo y una candidatura presidencial, no se le niega a nadie. Y es(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_7723" align="aligncenter" width="950"] Marchas por la educación pública en la(...)

2

Tras la consagración del cineasta mexicano Guillermo del Toro, quien ahora(...)

3

Todo turista nacional o extranjero siempre llega a Santa Marta con(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar