Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

Para los griegos, la hermenéutica era el arte de explicar, traducir e interpretar los textos, en especial las sagradas escrituras. Los colombianos, tan especialistas en todo, tan sabiondos y sobretodo, tan vivos, nos hemos convertido en expertos hermeneutas, porque para todo tenemos una explicación. Como si fuera poco, nuestra Constitución y nuestras leyes, son una especie de queso gruyere llena de huecos y vericuetos porque al fin y al cabo, nunca le han apuntado a la igualdad o a la justicia, sino a satisfacer los apetitos de quienes la han hecho.

Un hermeneuta es ante todo un ególatra, que cree tener siempre la razón. En la política, en el amor, en la economía, en la vida misma. Un hermeneuta, no siempre y hay que recalcar que no siempre, aunque muchas veces sí, actúa de mala fe, sino que ve la vida a través de una especie de anteojeras, que son esos aditamentos que le ponen a los caballos para evitarles la mirada lateral. Solamente entienden la existencia a través de la forma en que ellos la ven y por eso los demás son unas guevas, unos tontos, unos mediocres, unos balurdos, que no tienen ni idea dónde están parados.

El Doctor No, por ejemplo, convoca a una resistencia civil frente al proceso de paz, porque no puede verle nada bueno, nada rescatable, nada de valor. Grita oposición a los cuatro vientos y sus corifeos los aplauden y vociferan enardecidos. Les sirve el plebiscito siempre y cuando ganen. Les sirve el proceso siempre y cuando sea de la forma en que ellos quieren, les gusta la paz a su manera, les gusta la negociación siempre y cuando el otro se arrodille. Hermenéutica pura, porque tuercen la ley, la verdad, los argumentos, la vida misma y hasta la poesía, con tal de tener siempre la razón. Oh posición.

El Doctor Sí, por su parte, hace gala de los puestos y su risa socarrona porque no sabe de errores, no entiende de engaños, no escucha consejos, no oye las críticas porque para él, todo lo que se discute allá en la Habana es el poema Desiderata hecho realidad. Para él la economía anda, la corrupción funciona en sus justas proporciones, el compadrazgo y los amiguismos aceitan la maquinaria y la mala imagen es apenas un pequeño detalle, porque lo importante es pasar a la historia, así se muera de la risa cuando sus enemigos lo acusan de castrochavista, a él, precisamente a él, un tipo rico acostumbrado desde pequeño a gatear en tapete. Hermenéutica pura.

Sin embargo, la cuestión no para allí. Si fueran sólo ellos, sería el menor de nuestros problemas. El gran lío es que hermeneutas somos todos, que nos la pasamos interpretando la vida a nuestro acomodo, a lo que mejor nos sirva, porque no nos interesa entender, sino ganar la discusión y por eso poco nos importa escuchar otro argumento, otro punto de vista, otra forma de entender las cosas que no sea la que ayude apuntalar nuestra opinión.

Un hermeneuta siempre tiene la razón, así le falte y siempre encontrará la forma de salirse con la suya, bien sea a través de la trifulca, la trampa, el engaño o bien a través de las buenas maneras, el decoro y el no poner los codos encima de la mesa mientras come. Su obligación no es escuchar y en el mejor de los casos, espera el turno para hablar, mientras procesa su argumento.

Así, no habrá luz al final del túnel, porque para un hermeneuta, otro hermeneuta

@malievan

www.lalibelula.co

www.circobits.com

(Visited 1.026 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Fútbol y fritanga

    Que tumben la Ley de Garantías es preocupante, que Duque cometa todo tipo de tropelías es grotesco, pero lo(...)

  • Política

    Votar por Nadie

    Amigos: Yo de política no sé. Voto por intuición y por pura fe. No entiendo tus análisis sesudos, ni(...)

  • Bogotá

    En la ciudad de la furia (y de los miedos)

    Nunca aprendí a bailar y me arrepiento. Sin embargo, mi dislexia rítmica no impidió que en mi juventud lejana,(...)

  • Política

    Explosión de democracia

      Un vasito de agua, un madrazo y una candidatura presidencial, no se le niega a nadie. Y es(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

En Colombia, las pruebas caseras de Covid-19 no tienen autorización de(...)

3

Quienes tienen seres queridos que están desaparecidos, suelen soñar con ellos.(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. guialiteraria

    Estimado Liévano: qué reducción tan gratuita, por un vicio nacionalista, de semejante tradición como la que implica la hermenéutica. Saludos, Sebastián Pineda.

  2. thury851206

    Soy profesor de hermenéutica jurídica en la Gran Colombia. Su comentario me gusta mucho, daré un buen espacio para reflexionarlo con mis estudiantes. Gracias y felicitaciones.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar