Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hannah Arendt fue una filósofa, teórica política alemana y una de las personalidades intelectuales más influyentes del siglo pasado. En uno de sus libros llamado Eichmann en Jerusalén, acuñó el término la banalidad del mal para describir los actos de Adolfo Eichmann -criminal de guerra nazi- que para ella no eran disculpables, ni él inocente, y que no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócrata, un operario dentro de un sistema basado en los actos de exterminio. En pocas palabras, por lambón.

A Uribe lo han acusado de todo, pero no lo han condenado por nada. Pero tampoco lo contrario.

A tiempos de hoy, podría aplicarse de alguna manera a lo que pasa en Colombia con la situación de Álvaro Uribe, al que han acusado prácticamente de todo, pero la verdad es que nada le han probado, bien porque es inocente o bien porque es un genio que pocas huellas deja de lo hecho. Lo único cierto es que muchos de sus colaboradores más cercanos pagan y han pagado años en la cárcel, no propiamente por su buen comportamiento, y en términos de uribismo duro y puro: no porque estuvieran recogiendo café.

En términos prácticos, a Uribe no lo han condenado, pero tampoco es que esté en un proceso de canonización. Todo se reduce a actos de fe, de un lado y del otro y todos estamos en nuestro derecho de creer en lo que nos dé la gana.

Los problemas que tenemos nos superan ampliamente y eso está por fuera de toda duda. Sin embargo, los funcionarios parecen no haberse dado cuenta.

Lo que sí da grima y rabia es ver a funcionarios del gobierno, empezando por el Presidente, salir en su defensa, cerrera y montaraz, llorando histéricos, gimiendo compungidos y mirando a lontananza, sin entender que ellos gobiernan para todos, para unos y para otros, para los que quieren a Uribe, pero también para los que lo odian, y también sin entender que los problemas que tenemos nos superan evidentemente. No se les pasa por la cabeza que de alguna manera deben ser el fiel de la balanza y no el peso que la inclina. Uno puede ser lambón y arrodillado, pero no tanto como para que se le note…

Guste o no, hay vida después de Uribe y por más ínfulas de mesías que tenga aún no está claro que sea inmortal. Que el país es mucho más importante que cualquier político es algo obvio. Como Zacarías, el protagonista del Otoño del Patriarca, Uribe terminará por olvidar hasta su edad. Mientras tanto, tal vez es momento de entender que la mitad de nuestros problemas suceden por nuestra tendencia hacia la trampa. La otra mitad, es por ser lambones. Como Eichmann.

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: soyatardescente

Síguenos en twitter:@atardescentes

Síguenos en Youtube: atardescentes 

(Visited 1.267 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Vida

    Falócratas de closet

    Hablar de machismo o  feminismo es como entrar con los ojos cerrados a una fiesta de policías del Esmad.(...)

  • Opinión

    La esperanza de los nadie

    Ni la fe, ni la ideología, ni las predilecciones sexuales ni mucho menos el hinchismo deportivo vienen en nuestro(...)

  • Vida

    Palíndromos y capicúas

    Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de la risa, en la fuerza misteriosa del silencio,(...)

  • Opinión

    La parla

    Somos expertos de un día. Para cada situación tenemos un compendio, una teoría, una solución ideal, una filosofía profunda,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Hace cuatro años el país protagonizó un hecho que durante muchos(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Si es verdad, mucha lambonería. Pero le faltó reseñar la lambonería arrodillada del senador Cepeda con la Corte Suprema. Parece que les hace el aseo a las oficinas y les carga los portafolios.

  2. josenino0613

    Muy acertado punto de vista, pues los contribuyentes estamos pagando excelentes salarios más prebendas a defensores que estan desviando su labores misionales, para dedicarse a entronizar al mesias

  3. Mauricio: Estas en lo cierto mijo; que tal si en en los 16 años de Uribe y Santicos, en lugar de joderce el uno al otro, hubiesen colaborado para que todo, “todo” se diera.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar