Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Los seres humanos nos pasamos la vida buscando explicaciones, porque lo que no sabemos o no entendemos nos talla como zapato nuevo de mala calidad.

La duda nos mata, la curiosidad nos envenena, la incertidumbre nos destroza, los dilemas nos desgarran y la vacilación nos estropea. Por eso, todo lo queremos saber, todo lo queremos entender, todo lo queremos dominar y lo que no podemos, se lo dejamos a los dioses, que no son más que explicaciones más allá de la razón, creaciones subjetivas, universos paralelos, que nos dan seguridad y en eso, cada quien es libre de decidir la velocidad de su jabón. Yo, por ejemplo, soy de esos católicos promedio que pide y ora cuando el avión se está cayendo, pero eso no me impide aceptar y respetar lo que creen los demás.

Todo lo queremos saber, todo lo queremos entender, todo lo queremos dominar y lo que no podemos, se lo dejamos a los dioses.

Nos hemos llenado de dioses y deidades, a los que colmamos de peticiones y virtudes, de ruegos y plegarias, de jaculatorias y de encargos que nos den tranquilidad. Es eso que llaman fe, tan de moda en estos días. Sin embargo, no podemos olvidar que los dioses son los dioses, pero las religiones son apenas clubs de fans y los curas y pastores, animadores de púlpito e incienso.

En medio de la euforia colectiva, hay quien cree que su dios es el único que merece ser escrito con mayúscula inicial y que los demás, los otros, deben, por obligación, someterse a sus creencias, como si la moral fuera un convenio o un contrato, o la fe se decretara por tumulto. Así queramos dios no es un concepto universal y mucho menos Dios.

Hay quien cree que su dios es el único que merece ser escrito con mayúscula inicial

En Colombia, por ejemplo, un día decidimos que éramos católicos, apostólicos y de repeso, romanos y en su nombre, cometimos tropelías y desastres. Otro día, corrimos un poco la cortina y entendimos que nadie podía ser discriminado por su credo. Y ahí vamos, a los botes y a los golpes, porque algo va de lo escrito a lo que sucede en la vida cotidiana.

Y ni hablar de los mesías, seres terrenales ungidos de rayos celestiales, a quienes los demás les cargamos el engorroso encargo de salvarnos. En la religión, en la política, en el deporte, pululan por doquier: Jesucristo, Mahoma, Buda y otros menos presentables, como, Hitler, Mussolini, Pinochet, Uribe, David Koresh, Jim Jones, Charles Mason, Chávez, Trump, Kim Jong-un, Carlos Antonio Vélez, las Kardashian o el mismísimo, Diego Maradona.

En resumen, como los perros, cada quien escoge sus pulgas sin importar su pedigree. Dioses o mesías, deidades o embaucadores de ocasión, al final, todos tenemos la libertad de creer lo que queramos, sin necesidad de estar mirando dónde se arrodillan los demás.

 

Sigámonos leyendo:

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: soyatardescente

Síguenos en Twitter:@atardescentes

Síguenos en YouTube: atardescentes

(Visited 340 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Política

    Cuando la virgen suelta al niño

    Yo no recuerdo haber salido a marchar nunca en esta vida porque ejerzo mi derecho a disentir de maneras(...)

  • Vida

    Cuando un rico habla

    Los ricos poco hablan. Ellos ordenan, establecen, pontifican, dictaminan y disponen. Si un rico le habla, desconfíe y, en(...)

  • Vida

    De dioses y mesías

    Los seres humanos nos pasamos la vida buscando explicaciones, porque lo que no sabemos o no entendemos nos talla(...)

  • Política

    Los hijos de nadie

    Todos somos hijos de alguien pero hay algunos que son más hijos que los otros. Esa es la diferencia(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar