Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Se dice que el primer tatuaje del cual se tiene registro, pertenece a la momia Otzi del año 3200 A.C. y que varias tribus como las Polinesias fueron de las primeras en decorar su cuerpo con tinta permanente. Pero es a partir de 1880 con The Circus Ladies (Las mujeres del circo) que surge un fenómeno social a partir de los tatuajes.

Según el libro Bodies of Subversion: A secret history of women and tattoo, la primera mujer que hizo parte del circo y del exhibicionismo gracias a sus tatuajes fue Nora Hildebrant quien llegó al Museo Bundell en Nueva York con tan solo 22 años para lucir sus 345 tatuajes que tenía en ese momento aproximadamente.

Hildebrant no sería la única mujer en tener todo su cuerpo tatuado y ni mucho menos sería la única en aparecer en museos o circos donde eran admirada. Para la misma época, apareció Irene Woodward de 19 años quién se había autoproclamado la única mujer con el cuerpo tatuado. En cuanto Hildebrant supo de Woodward pidió que se aclarara la situación y fue la joven de 22 años quién ganó.

Sin embargo, Irene Woodward iba a gozar de mayor publicidad que Nora Hildebrant a lo largo de su carrera al ser descrita por The New York Times como una mujer de mente abierta, de bonita apariencia y, sobre todo, por la narrativa que se podía encontrar entre sus 400 tatuajes. Estos contaban su historia personal; hablaban de libertad y esperanza; y era fácil encontrar frases como: “I live and die for those I Love” (Yo vivo y muero por aquellos que amo).

Además, hizo presencia en los mejores museos de Nueva York alrededor de 1880 como Bunnell, Globe Dime y Harlem. Pero a inicios de 1890, hizo su debut internacional en una gira por Europa en donde la gente se interesó por sus tatuajes.

Pero las críticas no tardaron en pronunciarse, en especial por parte de los grupos feministas del momento que las catalogaron de prostitutas no solo por mostrarse como una atracción para los hombres por sus tatuajes, sino también por los atuendos que llevaban que por lo general eran faldas cortas y vestidos escotados.

Llegó 1900 y el fenómeno de los circos con mujeres tatuadas ya era un boom en Estados Unidos. La gente pagaba por ir a verlas, por escuchar sus historias y desde luego por hacerles preguntas en donde se hablaba de sus origines, de las historias que contaban sus tatuajes y de las razones por la que decidieron tatuarse. También hubo mujeres que aprovecharon la situación para hacer shows de semi-striptease y así mostrar gran parte de su cuerpo tatuado y lleno de colores.

Finalmente, es en los años 20s y 30s que el mundo del circo de los tatuajes se volvió más independiente debido a que varias mujeres de clase media-trabajadora e inmigrantes vieron en los tatuajes una oportunidad de sobrevivir financieramente. Y por otro lado, hubo mujeres que pudieron llegar a grandes escenarios gracias a la ayuda de sus esposos que eran hombres de negocios.

@ricardoduranv
http://tatuajesyperiodismo.com/

(Visited 700 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy Ricardo Durán Vergara, comunicador social, aficionado al fútbol y a los tatuajes. Me tatué por primera vez a los 18 años (hace 9 años). Ahora me tatúo y escribo sobre tatuajes. Me pueden seguir en @ricardoduranv.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¡Resiliencia es sin duda una de mis palabras favoritas! Se entiende(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Mujeres tatuadas, un objeto sexual y cómo las muestran los medios - Tatuajes y Periodismo | Blogs El Tiempo

    […] y solo por medios mainstream.  No se puede olvidar que en 1800 aparecieron las primeras “Circus Ladies” como Nora Hildebrant e Irene Woodward quienes fueron las primeras mujeres en hacer […]

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar