Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Ante Paranaense, Junior mostró su mejor versión en el juego y su peor versión frente al arco. Se quedó sin trofeo por no anotar el gol que merecía.

Sígame en twitter: @avargasdeporte

El Junior demostró ante el Atlético Paranaense por qué llegó a la final de la Copa Sudamericana. Superó al equipo brasileño en el juego en casi todos los tramos de la serie y conectó jugadas que solo una plantilla bien armada puede hacer. Sin embargo, cuando a los tiburones les llegó la hora de la verdad, la cita con la historia, no encontraron la llave que les abriera la puerta. A pesar de su juego, el Junior nunca pudo ponerse por delante en los 310 minutos que duró la final.

El problema no fue de Julio Comesaña, que por fin aprendió de sus ciclos pasados con el Junior y no improvisó. Jugó la final como él sabe hacerlo: con un equipo compacto, que maneja el balón al pie y hace daño con él. No dejó por fuera a Jarlan, como en otras épocas, y confió en Teófilo los 120 minutos que el delantero pudo jugar. Logró lo que un técnico debe conseguir con su estrategia: poner a sus jugadores frente al arco. El Junior remató 21 veces en la serie y 9 de esos disparos fueron a puerta. A Julio no es posible reprocharle mucho.

Le puede interesar: Las dos caras de Teo Gutiérrez

El problema fue que, durante toda la serie, solo 2 de esas 21 oportunidades terminaron dentro del arco. El fútbol poco premia la superioridad en el juego y el 54.5% de posesión si la efectividad de gol es apenas del 9%. Por lo contrario, este deporte castiga esa conducta, sobre todo si entre las 21 oportunidades hay dos penales errados. Al Junior no le faltó mucho más que definir, que tomar la decisión correcta en el área rival. El único pecado tiburón, a la hora del té, fue abrir demasiado la pierna o hacer un regate de más.

Al Paranense le pasó algo parecido, con la diferencia de que dominó pequeños pedazos del partido y que su derrota hubiera sido más coherente que la del Junior. No solo sufrió la falta de gol, sino que su defensa fue un desastre en los últimos tramos de ambos partidos. En esa apuesta suya por el “te aguanto y te liquido” casi no llega con piernas a la prórroga. Sin embargo, con el perdón del Junior, Paranaense cobró los penales, anotó 4 de 5 y se consagró campeón.

Lea también: Tocó fichar a Scolari para la Selección Colombia

El Junior tiene la suerte de que, aunque debe que enfrentar otra final con este bajón, cuenta con una ventaja de tres goles frente a Independiente Medellín. Con la experiencia de Comesaña, seguro el equipo mantendrá la compostura y no hará un desastre en el Atanasio. Al fin y al cabo, los de Barranquilla formaron un gran equipo y sería muy amargo que acabaran el año sin un solo título. Depende de ellos, claro está. Como dijo hace poco el comentarista Juan Pablo Varsky: “las finales hay que saber jugarlas”. Junior el miércoles no logró eso.

Foto: Reuters

(Visited 188 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Abogado con Opción en Periodismo de la Universidad de los Andes. Cursa el Máster de Derecho de las Telecomunicaciones, Redes Sociales y Propiedad Intelectual de la ESADE de Barcelona. Fue colaborador de la revista deportiva Hablaelbalón, con la que cubrió el Mundial de Fútbol 2018. Fue editor de de BalónLatino. Amante del deporte, la música, la lectura y los videojuegos.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_1248" align="aligncenter" width="650"] Fuente de la imagen: DonAfeitado[/caption] La barba(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

No tengo hijos pequeños pero siempre llegan a mi por redes(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar