Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hay que apreciar los pequeños detalles de los genios del fútbol, pero no olvidar que los trofeos y los resultados llegan gracias a un buen colectivo.

Sígame en Twitter: @avargasdeporte

El Barcelona vive momentos complicados. Hace ocho días recibió una paliza por 2-8 contra el Bayern Múnich y hoy, a pesar de contar con Ronald Koeman como nuevo entrenador, el club español se mantiene en vilo por la posibilidad de que Lionel Messi abandone el equipo después de cumplir con su contrato, que acaba en un año. En medio de la tormenta, el exjugador español Francisco José ‘El Lobo’ Carrasco, admirador del argentino, soltó una frase de oro: “Con Messi, el resultado pasa a ser secundario”.

El éxito o fracaso de un equipo depende del colectivo. Un entrenador o un jugador pone su grano de arena. Algunos pesan más que otros, pero ninguno logra poner los suficientes kilos para ganar un trofeo sin ayuda de los demás. Guardiola tiene su táctica, Zidane su liderazgo, Cristiano su poder goleador, Neymar su gambeta y Messi su control de balón (y su lectura de juego). Todos ellos tienen un plus que beneficia a cualquier equipo. La diferencia es que una buena plantilla puede triunfar sin ellos, pero ellos no sin una buena plantilla. Una táctica o una jugada ganan un partido de vez en cuando, pero los trofeos no se levantan a punta de inspiraciones individuales.

Por eso, en lo que al individuo respecta, prefiero disfrutar los pequeños detalles más allá del resultado final. La propuesta de juego de un entrenador, el gol inédito que sale de la mente loca de un delantero, el regate poco ortodoxo o la atajada con la cabeza del portero son ejemplos de esos detalles que me hacen disfrutar de una figura particular. Si esas genialidades individuales no llegan con un buen funcionamiento colectivo, se quedan como buenas anécdotas para quienes disfrutamos el fútbol más allá del resultado.

En una cultura deportiva que llama fracaso a todo lo que no sea perfecto, es normal que no se aprecie al genio que no gana siempre. Messi y Cristiano eran los mejores hace un año o dos, ahora lo son Neymar y Lewandowski. Es difícil saber, pero quizá la única diferencia entre los dos primeros y los dos últimos durante esta Champions es que Juventus y Barcelona no encontraron un nivel colectivo, mientras que PSG y Bayern sí. 

Sorprende que el equipo de París entre en el segundo combo, pues acostumbraba a vivir de las acciones individuales de sus estrellas compradas a precios muy inflados. En estas semanas de Champions en Lisboa encontró una buena versión colectiva. Los jugadores son casi los mismos que hace un año, pero ahora juegan la final contra otro gran grupo como el Bayern. Esa es la regla: el trofeo lo gana un buen equipo, no un jugador o un entrenador.

(Visited 953 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

@AvargasDeporte: Periodista Deportivo. Está terminando Derecho con Opción en Periodismo en la Universidad de los Andes. Fue colaborador de la revista deportiva Hablaelbalón, con la que cubrió el Mundial de Fútbol 2018. Redactor de BalónLatino. Amante del deporte, la música, la lectura y los videojuegos.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar