Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Querido país,

Creo que nunca me alcanzarán las palabras para agradecerte todo lo que me has regalado. Para agradecerte por acogerme bajo tu cielo azul y con todos tus sabores en bandeja de plata. Jamás cruzó por mi mente que llegaría a vivir experiencias tan hermosas en tu tierra y que llegaría a llamarte “mi hogar”.

En esta ocasión, te cuento que llegué a Falun la primera semana de mayo, justo cuando comenzaba tu mejor temperatura y todos sus habitantes se preparaban para celebrar el nacimiento de las flores y el arribo de tus mejores momentos. Desde el principio, tuve la sensación de que en tus ciudades todo está abierto, que te está permitido traspasar cualquier puerta, incluso las de las casas particulares. Falun, en especial, es una ciudad que te invita a pasear llevado en brazos de una cierta paz y por eso quiero escribirte, porque me permitiste, a través de tus parajes, recordar lo que es una vida lenta y tranquila.

Estos meses pude escuchar en silencio varias conversaciones de un idioma del que, al principio, no entendía una sola palabra, pero cuyos sonidos me hacen pensar en rondas infantiles, en momentos bonitos y gente amable. Este idioma sueco que tanto me gusta deja una huella en mi corazón y te juro que esta vez trataré de no olvidarlo. Prometo repasar las notas de mis cuadernos y refrescar de vez en cuando mi conocimiento, usando algunas de tus palabras con mis amigos y conocidos para que no caiga en el olvido.

No había tenido la oportunidad de vivir un verano cubierta por tu manto. Déjame decirte que uno siente el deseo de bañarse en tu cielo, de librarse de la ropa, correr y, de un salto, sumergirse en el azul de tus lagos. Uno desea flotar en el aire como un ángel y perderse en tus nubes, para solo bajar de nuevo con la propuesta de una visita a alguno de tus maravillosos paisajes.

Para terminar, tengo que recalcar que tienes un sabor especial, una historia especial, una arquitectura especial, pero, sobre todo, gente muy especial. Soy afortunada porque puedo decir que ahora no me alcanzan los dedos de las manos para contar los amigos que dejo en tus tierras ni las diferentes experiencias que he vivido en algunas de tus ciudades. Y es que definitivamente, los países te gustan más por la gente que por los paisajes, porque de esos hay hermosos en todos lados. Tú, sin duda alguna, me permitiste ver el lado más amable de la vida en tus manos y eso nunca podré olvidarlo.

Y si no te vuelvo a ver, quedan para siempre en mi memoria la kladkaka – tu famosa torta de chocolate, los espaguetis con carne y las albóndigas, nadar en tus lagos, bailar alrededor de un palo con flores en la cabeza y tus rutas para andar en bicicleta. Tus árboles con troncos blancos y cafés, el sonido de las gaviotas durante el día, el cariño de las personas que conocí, el caballo de Dalarna y ese rojo típico de tus casas con el que espero decorar mi futuro hogar.

 

(Visited 877 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Viajera colombiana que busca compartir con quienes se cruzan en su camino una amplia sonrisa y la buena energía que nos caracteriza a los latinos.

Más posts de este Blog

  • Viajes

    Barcelona desde las alturas

    Hay dos razones por la cuales no pude ir a la playa nudista para escribir la historia con la(...)

  • Viajes

    Blanes, de múltiples colores

    Hay muchas conversaciones que quisiera escribir, pero no puedo estar pendiente del celular todo el tiempo mientras estoy en(...)

  • Viajes

    Trece meses

    Trece meses desde que salí de Colombia a un viaje soñado del que ustedes fueron testigos. Bueno, al menos(...)

  • Viajes

    Marrakech, caótico y de encuentros mágicos

    Deambular por Marrakech hace que todos los sentidos manden estímulos al cerebro cada segundo, buenos y malos. Allí llegué(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Como se dice coloquialmente ahora, “no lo sé Rick”. Con este(...)

2

Qué casualidad: la claudicación de Juan Carlos el Borbón, rey de(...)

3

"Hay un sabio dicho que dice que las heridas no duelen(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. De acuerdo contigo, he tenido la oportunidad de viajar a ese bello y tranquilo país y es tal cual lo describes. Es de envidiar su gobierno, su vida cotidiana, el modo de ser de su gente, su disciplina y muchas más cosas…volveré

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar