Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
1339455529_mi-suegra

 

“Un dicho muy particular dice que: “Suegra que se respete se hace odiar”, puede que sea un cliché afirmarlo, ya que no siempre las suegras son nuestras enemigas. Aclaro, lo digo por la experiencia de un amigo que se la llevaba mejor con la suegra que con la novia jajaajaja…”

Es de rescatar que muchos hemos crecido con esa imagen de que las suegras son unas brujas que nos hacen la vida imposible durante toda nuestra existencia. La culpa de ello no es de los cuentos de Disney, de las novelas mexicanas o del mismísimo diablo; sino de nosotros mismo, aunque suene difícil de admitir.

La naturaleza humana nos lanza a llevarle la contraria a nuestros padres cuando no tenemos su aprobación. En este caso cuando nuestros papás más repudian a esa persona con la que estamos saliendo, nosotros más nos aferramos a ella. Aunque tengan razón, cada quien debe ser responsable de sus propias decisiones y cuando uno crece hay que cortar el cordón umbilical con nuestros progenitores. Y esto es lo que muchas veces las madres o padres sobreprotectores no entienden, convirtiéndose así en una piedra en el zapato. El problema se intensifica cuando los lazos entre madre e hijo han sido muy intensos por tratarse de ser hijo único o cuando no existe el padre en el hogar.

Las relación conflictiva entre suegra y yerno o nuera tienen raíces profundas que fueron magistralmente expuestas por Freud, quien dijo lo siguiente:

“Sabido es que, incluso en los pueblos civilizados, constituyen las relaciones entre yerno y suegra uno de los lados más espinosos de la organización familiar. No puede dudarse de que la situación psicológica del yerno y la suegra entraña algo que favorece la hostilidad y hace muy difícil su vida en común…” .

Cuando comienzas a salir en serio con alguien, todo es risas y diversión hasta que te toca conocer a sus padres. Desde ese momento comenzamos a maquinar millones de excusas para evadir ese momento. Y es verdad, por muy que nos digan: “tranquilo(a), mi mamá es un amor”, uno siempre lleva ese miedo patológico de que ese momento será el peor y sin duda alguna cuando llega, se convierte en toda una lucha interna con nosotros mismos para no meter las patas.

Ya que existe tantos dilemas a la hora de hablar de las suegras, les presento: “Los 10 mandamientos para que tu suegra no te odie”, quien quita que resulten la fórmula perfecta para llevártelas de maravilla con ella, aquí van:

1. Trata siempre con respeto a tu suegra, evita decir groserías. Simple, da lo que tu esperas recibir. ¿En serio, es necesario explicar esto?

2. Nunca rechaces de lleno sus consejos, valorarlos. Hay cosas que pueden resultar útil, aunque muchas otras no. Sólo tienes que fingir aprobación en aquéllas que vayan en contra de tu criterio, sin generar confrontaciones.

3. Nunca discutas con tu pareja delante de tu suegra o hables mal de su hijo(a) delante de ella. Sencillo, los platos sucios se lavan en casa. Es como si nadases en contra de la corriente, por más razón que tengas ellas por lo general defenderán a capa y espada a sus retoños.

4. Contesta a sus preguntas elocuentemente. No te conformes con un “S픓No”“Tal vez”. Ellas pueden pensar que no te interesa hablarles.

5. Si eres mujer, no te vayas vestida como prepago o si eres Hombre, no vayas vestido como ñero. El siguiente dicho lo explica todo: “Dime como te vistes y te diré quien eres”. Más que obvio, todo entra por los ojos. Tampoco hay que exagerar, ni al caso ir en el primer encuentro en smoking o vestido de cocktel.

6. No te agarres a besos con su hijo(a) enfrente de ellas o platiques cosas sexuales de ustedes. Está bien que quieran expresar su amor, pero hay que guardar la calentura para cuando estén en privado. Eso de decir “Su hija(o) es una bestia en la cama, felicidades, la/lo educaron muuuuuuuy bien”, ni se te ocurra.

7. No seas demasiado halagador(a) o criticón(a). No pases a ser baboso(a) y decir cosas como: “Señora, aunque no cabe en la silla, la veo más delgada”, “Esta sopa que hizo sabe raro ¿Cierto?”, “Eso de tener muebles Luis XV está como pasadito de moda ¿No?”. Te ganarás su odio y con toda razón.

8. Dales un regalito, olvídate de llegar con las manos vacías. Si lo que quieres es echártelas al bolsillo, he ahí una buena forma. Tampoco exageres y llegues con un arreglo de flores del tamaño de un árbol de navidad.

9. No te metas en temas complicados como política y religión. Ni intentes iniciar una conversación con frases como: “Dios no existe” o “Uribe es un paraco”. Nunca sabes cuáles son sus preferencias y debes respetar esos asuntos.

10. No hables del futuro que le espera a su hijo(a) a tu lado. Por ejemplo decir algo como: “Señora soy muy celoso, a mi me gusta que mi mujer no salga de la casa y todo el día se la pase cocinando, planchando y lavándome la ropa” o ”A mí me gusta que el hombre que esté a mi lado se dedique a trabajar como un burro todo el día, mientras yo me dedico a ser bonita”. Luego de decirles algo así, mínimo te echan de su casa.

En fin, aunque existan infinidad de chistes y estereotipos, o que la mismísima ciencia acepte esta realidad que no le hace justicia ni mucha gracia a las suegras, todos los casos no son iguales. A lo mejor la suerte, la impresión o la actitud que se tenga con ellas, pueda hacer que la relación sea lo más llevadera posible. Al final del día las suegras son las madres de las personas que queremos, por esto merecen todo nuestro respeto independiente a que la relación con ellas no sea la más chévere de este mundo. No siempre hay que verlas como las brujas, ¿Quién quita que si poniendo de nuestra parte terminen siendo como unas segundas madres?

___________________________________________________________________

Si te gustó este artículo me ayudaría mucho que lo compartieras con tus amigos en Facebook, Twitter, Pinterest o Google+. Por favor está atento al blog dejando tus aportes o ideas para nuevos artículos. Y si quieres dejar una crítica, hazla sin compasión, porque con las piedras que aquí tires, construiré un castillo.

Puedes encontrar mis post anteriores en mi perfil, en nuestro Instagram: UnBlogParaColorear, en el fanspage de Facebook: Un Blog para Colorear (no se te olvide dar like)  y también en mis redes sociales…

 Alvaro J Tirado R.

Instagram: Mistertirado

Twitter@MisterTirado

Facebook: MisterTirado

(Visited 17.135 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Un Blog para Colorear en 3D es escrito por Alvaro J Tirado (MisterTirado). Odotólogo y periodista por convicción. Líder de opinión e Influencer & social media marketing. Actualmente escribe para varias comunidades de blogs en importantes medios de comunicación del país.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Las 30 cosas que deberías hacer antes de los treinta

    "Los 30 son una edad dorada, son la puerta a la adultez, en donde se deja atrás un sin(...)

  • Vida

    Las cosas de la vida

      Soy fuerte, porque fui débil. Estoy en guardia, porque fui traicionado. Me río, porque estuve triste y vivo(...)

  • Opinión

    Rotos por dentro

    "¿Alguna vez te has puesto a pensar en que si no hubieses conocido a cierta persona, tu mundo sería(...)

  • Mundo

    La falsa Navidad

    "Hace unos días un amigo me invitó a una cena en su apartamento, me desconcertó un poco puesto que(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Cualquier amante de la economía o en general de cualquier ciencia(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. En realidad para tener buena relación con la suegra, que es una persona inteligente e intuitiva, el camino no se trata de tanta cosa cosmética y aparente. Los hombres pretenden que se trata de eso, pero en el fondo saben que se trata de algo más. Copio y pego el estado de Facebook que un académico de género publicó precisamente en estos días: “Un día muy bonito con mi suegra (una suegra querídisima, yo no entiendo porque las suegras tienen mala fama, ah obvio, por que son nefastas para los machos y sus prácticas desastrozas de machismo) y my partner-boy.”—- Pues eso. A ver si los hombres aprenden a ver más allá de sus narices y dejar por fin, en sus vidas, de creer que todo se trata de cosmética en las relaciones, y entender que se trata de desmontar un montón de prejuicios machistas que hacen que las suegras vean todo a vuelo de pájaro más claramente de lo que los propios hombres lo hacen devanándose los sesos por décadas. ¿O porqué será que el principal temor de los hombres que se convierten en padres sean los propios hombres que se le acercarán a su hija cuando ésta empiece a crecer? Pues porque tienen temor de que los demás hombres vean a un hija como él ve a las demás mujeres. Eso ya dice mucho sobre lo solapados de los hombres y sobre lo poco que se cuestionan a sí mismos para empezar a arreglar todas aquellas cosas que suegros y suegras ven en las parejas hombres -en mujeres no existen mecanismos de subordinación sistemática sobre los hombres-. Las suegras saben cómo son los hombres y se previenen, y qué decir de los suegros: lo que más temen es a sus propios congéneres.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar