Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Si me preguntas, ¿qué es lo más difícil de migrar? te diría, sin pensarlo, ni un solo segundo, que dejar atrás a la familia y a los amigos cercanos. Esas personas importantes que, a pesar del tiempo y la distancia, nunca salen del corazón.

Llevo más de la mitad de mi vida fuera de Colombia y, a pesar de tantos años, la nostalgia siempre me acompaña. Ella es quien me invita a cerrar los ojos mientras me lleva plácidamente a un viaje en el que vívidamente recuerdo ese último abrazo, esa despedida, pero también, muchas memorias felices que me reconfortan y me hacen preguntarme, ¿cuándo los volveré a ver?

Junto con esta nostalgia viene el miedo de no volverlos a ver. El temor por recibir en un día inesperado esa llamada que nunca quisiera recibir. Esa que les llegó a mis hermanos quienes vivían fuera de Colombia hace doce años cuando murió mi papá. La misma que recibimos hace apenas unos pocos días mi prima, yo, y otros familiares, cuando su mamá, mi tía, murió. La misma que a diario reciben cientos de migrantes, que no pueden estar ahí físicamente con los que aman, justo en esos últimos momentos antes de partir.

Hoy escribo pensando en ellos, en los que están lejos, en los que inician su duelo en la distancia, los que confundidos y con el corazón roto solo quieren volar a casa y estar allí acompañando a los que quedan. En tiempos de covid esto se hace mucho más difícil; con tantas fronteras cerradas y medidas para preservar la salud pública, ya no es tan fácil correr al aeropuerto y comprar tiquetes para abordar el primer vuelo disponible.

Si estás atravesando un duelo, quiero que sepas que no estás sola(o), mira a tu alrededor, siempre habrá alguien dispuesto a escuchar. Permítete sentir esas emociones, y aunque estar lejos lo haga aún más doloroso, más frustrante, te aseguro que ese dolor va a pasar.

Una parte importante en tu proceso de duelo son los rituales de despedida, religiosos o no, son una forma de reconocer que la experiencia humana es limitada y temporal. Es la oportunidad para decir adiós a la forma material de esa persona que amas, y agradecer por su tiempo en tu vida, las enseñanzas y memorias compartidas.

He aprendido que escribir es una forma de sanar el alma, así que, si lo consideras conveniente, puedes, a través de una carta, expresar todo lo que te hubiera gustado decir en caso de no haberlo hecho, y agradecer por las múltiples cosas que aportó en tu vida. O tal vez, ofrecer unas flores blancas, una vela y decir algunas palabras o despídete en silencio, conectándote con su recuerdo y háblale. La intención es honrar la vida de esa persona, ya sea a solas o con tu familia.

Cualquiera sea tu elección, hacer un acto simbólico en la distancia es una forma terapéutica de aceptación de la muerte, una oportunidad para expresar tu dolor, una forma de iniciar el duelo. Ten presente que ese ritual de despedida no implica olvidar, es un acto de aceptación que, con el tiempo, te permitirá recordar con alegría.

La muerte no constituye un fin, es solo una de las transiciones por las que atravesamos. Así que recordemos a los que ya no están hasta el final de nuestros días, pues es a través de esas memorias que vivirán por siempre en nuestro corazón.

Así como lo escribió Isabel Allende: “La muerte no existe, la gente sólo muere cuando la olvidan; si puedes recordarme, siempre estaré contigo.”

(Visited 968 times, 2 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Caro Monroy es empresaria, migrante, psicóloga y coach. Colombiana con experiencias de vida en diversos países, incluidos Australia, Argentina, Colombia e Inglaterra. Ha experimentado de primera mano los desafíos, las incertidumbres, la presión, los logros, la alegría, el crecimiento y todas las emociones posibles que experimentan los migrantes al embarcarse en la aventura de descubrir y conquistar nuevos mundos. Es Psicóloga, completó un MBA, está certificada en Programación Neuro Lingüística y actualmente está terminando una especialización en Counselling.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: María Camila Bernal G. Cerca de 7,000 enfermedades huérfanas han(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

El fichaje de Falcao por el Rayo Vallecano le permitirá competir(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Gracias Caro por tu post muy acertado, aunque tambien pienso que aplica para todos, por el tema de la pandemia vivimos una situacion de quarentena en donde nos vemos forzados a despedir a nuestros seres queridos desde una pantalla de telefono, sin la posibilidad abrazarlos para su ultimo adios. Vivimos un momento de aislamiento fisico donde todos debemos crear nuestra propia burbuja para salvar nuestra vida y la de las demas. Tan cerca pero tan alejados.

  2. Muy cierto Caro, la muerte no constituye un fin, es un nuevo estado! De acuerdo contigo de la forma en que los que vivimos fuera del país tenemos que afrontar este tipo de eventos y tomo tu recomendacion de los rituales que uno puede hacer para pasar el duelo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar