Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hay un
adagio popular que dicen que los toros se ven mejor desde la barrera; pues yo
no estoy tan seguro de eso; me hubiese gustado mucho más estar de cuerpo y alma
en la arena, mi Valledupar del alma, en la edición 42 del Festival de la
Leyenda Vallenata; pero la vida es así: no todo lo que uno quiere lo puede
hacer; motivos ajenos a mi voluntad me impidieron asistir, después de tantos
años sin perderme el máximo evento cultural de Colombia.

 

No sé que
piensen quienes estuvieron en el lugar de los hechos, pero lo que yo pude ver
por televisión y escuchar por radio de la versión cuadragésima segunda del
Festival Vallenato, me da un balance extremadamente positivo del evento. Veamos
por qué:

 

Los
resultados de los concursos no podrían ser mejores, el slogan del Festival era
“El Vallenato es Colombia” y en el cuadro de honor de los Reyes
encontramos como ganador de la canción Inédita a un chocoano, William Klinger,
acompañado en el acordeón por un “cachaco”, Alberto Jamaica; en el concurso
de acordeoneros aficionados resultó ganador un muchacho nacido en Turbo
Antioquia, Guillermo Ortiz; el reinado de la categoría  profesional se
quedó en Valledupar con Sergio Luis Rodriguez; en el concurso de piquería el
ganador fue por primera vez en la historia del Festival un niño, Martín Domingo
Lozano Lozano, con apenas 12 años de edad y nacido en San Pelayo -Cordoba-, lo
cual demuestra que los vallenatos poco a poco nos vamos quitando el estigma ese
de que somos excesivamente regionalistas y que en Valledupar solo ganaban los
cesarenses y guajiros.

 

Refuerza mi
teoría de que el balance es muy bueno, la afortunada coincidencia entre lo que
escuchó y calificó el jurado y las simpatías del publico asistente al Coliseo.
Viendo el Festival por televisión, sentí que la gente calificó como Rey
profesional a Sergio Luis y como canción ganadora “Yo también soy
vallenato” de William Klinger, sin embargo, no puedo negar que a mí
personalmente me gustó mucho la canción de Fabián Corrales. 

 

Pero lo que
más me gustó del Festival fue la tendencia de prevalecer las escuelas de
acordeón ante el toque empírico al que veníamos acostumbrados. Indudablemente
 la Academia del Turco Gil arranca a recoger sus frutos, pues el Rey
Profesional es uno de sus protegidos; el rey de piquería, lo mismo; ambos han
formado parte de los niños del vallenato; no obstante, aún no tengo suficiente
información que me permita saber cuántos otros participantes y ganadores
provienen de academias y escuelas de nuestro folclor pero indudablemente la
tendencia es que nuestra música cada día más se profesionaliza y abandona al
empirismo.

 

Al
precursor del vallenato estudiado, Andrés “El Turco Gil”, hay que
quitársele el sombrero: este señor lleva 30 años formando acordeoneros, cantantes
y en general músicos vallenatos y se ha dado el lujo de recoger sus frutos en
concursos, en la internacionalización de nuestro folclor  y en el
vallenato comercial, pues es bien sabido que muchos de los artistas que están
descollando comercialmente provienen de su academia.

 

De otro
lado, una crítica sí tengo que hacerle al concurso de la canción inédita del
Festival Vallenato y consiste en lo siguiente:

Cuatro de
las cinco canciones -incluida la ganadora- fueron construidas exclusivamente
para concursar en el festival, no como fruto de una inspiración espontánea,
sino premeditadamente fabricadas para atraer a un jurado y a un público también
predispuesto.

 

En el argot
musical se le llama a este tipo de canciones “festivaleras” que son
aquellas que en la mayoría de los casos no pasa nada con ellas si las llegan a
grabar y que una vez cumplen su misión la cual es impactar en el marco de ese
concurso, nunca más se vuelven a escuchar.

 

El concurso
de la canción inédita debería tomar otro rumbo y otorgarle mucho más peso y
valor a canciones que no sean compuestas solo con el fin de ganar un concurso,
sino de manifestar un sentimiento, expresar una idea o simplemente exponer una
crónica.

 

COLOFÓN: El triunfo de “Martincito” de 12
de años, en el concurso de la piquería es la más clara muestra que los
“jurásicos” y nada creativos verseadores nuestros en su gran mayoría
deberían jubilarse y darle paso a las nuevas generaciones a ver si oxigenamos
la piqueria.

(Visited 102 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Abogado. Especializado en Derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo, docente y candidato a magister en docencia.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La guerra en Etiopía constituye una de las crisis más graves(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. MARCHEGUIANO

    Dr. JORGE NAIN RUIZ DITTA. Cordial Saludo mi Estimado Amigo. Con mucho afecto vuelvo a participar en su BLOG. Al igual que usted, no estuve en esta versión del Festival “Vallenato” y aunque estoy de acuerdo con sus comentarios, en especial lo referente a la contribución del “Turco” Gil con el “Semillero”; me asaltan algunas preocupaciones como: 1.- Hasta cuando las “Escuelas” de los Juglares- (Muertos casi todos), van a seguir siendo el soporte de este y casi todos los festivales.? 2.- Por qué la Junta del Festival, sigue aceptando la inscripción de “Canciones festivaleras”, carentes de estructura, que muchas veces son burdos plagios ( Como los son las que presenta frecuentemente el “Pollito” Herrera, y que lógico nunca se ha atrevido a grabar? y 3.- Por qué los acordeonistas “Comerciales”(Excluidos Sergió Luis), le siguen teniendo pánico a la participación en este Festival? será que tienen el Síndrome de Junacho Rois?.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar