Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En todo caso, Silvestre no está en la mira por su genio, sino por su música. Es de las voces juveniles más prometedoras del vallenato. Y aunque no le gusta estar inscrito bajo en la ‘nueva ola’, es de los exponentes más fuertes. A continuación, una charla con Silvestre y Juan Mario, en su visita a EL TIEMPO.

"Que no me digan nueva ola. Yo no soy nueva ola”, protesta Silvestre.

¿Entonces, qué es?
Silvestre (S): Un cantante vallenato joven.

Pero la etiqueta ya se la pusieron.
S: Es un nombre dado por la prensa. Pero decir ‘nueva ola’ es hablar de un fenómeno del día. Vamos a ver quiénes quedan. Además, la música que yo hago no es la que todos hacen.

Pero hay un rasgo común: juventud, ritmo, temáticas. Y en eso están también Luifer Cuello y…
Juancho (JM):
Luifer Cuello salió tratando de seguir la línea de Silvestre, pero siguió adelante con el modernismo. Nosotros, por el contrario, vamos hacia lo clásico.
S: Mejor no decir más, porque hay bochinches. Me tienen envidia porque todo el mundo dice que el artista significativo soy yo.

Entonces, ‘Ponte a la moda’, el álbum, no es una moda…
S: Cuando decidimos hacer este CD no nos basamos en los antiguos trabajos. Todo el tiempo buscamos ritmos, letras y arreglos diferentes. El público debe encontrar diferencias, pero con el mismo estilo. Lo nuestro se acerca más al vallenato tradicional.
JM: Buscamos madurar.

¿Por qué ese afán de madurar cuando conquistaron públicos juveniles?
S: Porque cuando pasen años, lo que quedará para la gente será el vallenato, no la ‘nueva ola’. Las modas pasan y cuando, en mucho tiempo, hablen de vallenato, quiero que me nombren a mí al lado de Diomedes Díaz, Iván Villazón y Jorge Oñate.

¿Entonces, abandonan el boom juvenil que empezó con ustedes?
S: El público crece con uno. Si tenemos 18 hoy y mañana 25, al público le habrá pasado igual. Les pueden pasar las mismas cosas que a mí.
JM: Madurar no te impone dejar de ser juvenil. Luchamos contra letras que no dicen nada como: “Te doy un besito y tú eres mi nena y te quiero mucho”. Se puede ser juvenil con letras profundas y arreglos más vallenatos. Una cosa no sacrifica la otra.

¿En qué momento supo Silvestre que lo suyo era el canto?
S: Desde que tengo uso de razón estoy cantando. Lo tengo por herencia de familia. Mi papá fue cantante: William Dangond, grabó con ‘El Turco’ Gil. Anécdotas tengo en pila. Recuerdo cuando tocábamos por una panchita (una botella pequeña) de aguardiente, o cuando estaba más pelao, que iba al puesto de empanadas y tocaba una canción para que la dueña me regalar una empanada. En los colegios me pasé la vida cantando.

¿Y Juan Mario, cómo descubrió su vocación?
JM: Desde los 13 años. Comencé el proceso en Bogotá. Yo parrandeaba con mis amigos los fines de semana. Cuando me gradué de bachillerato, yo dije que iba a tocar en mi casa. Por presión de mis padres me presenté a Comunicación Social en el Externado, pero si duré dos semanas fue mucho. Yo quería tocar y me dediqué a esto.

¿Pero no intentó estudiar música?
JM: La música vallenata es empírica, independientemente de que hoy existan escuelas. Vi tocar a acordeoneros como Gonzalo ‘El Cocha’ Molina o Juancho Rois y sueño con llegar a ese nivel, que no lo he alcanzado todavía.

¿Y cómo se siente, sujeto a que el cantante sea la estrella de una pareja vallenata?
JM:
En esta carrera no se puede perder el realismo. Un cantante, por naturaleza o porque Dios lo quiso, tiene más protagonismo. Con esa realidad he tratado de no pasar desapercibido gracias a mi música y relaciones. Hay sitios donde la gente solo saluda a Silvestre. Estoy preparado para afrontar eso. El problema es cuando quieres librar una guerra para protagonizar. No es la manera. Uno se gana su lugar.

¿Cómo les va con los puristas?
S: Uno no puede actuar frustrado, ni con la presión del comentario, porque no se hace nada. Hay que estar en el público guardando respeto por el vallenato.
JM: Ni los mismos viejos graban como antes. Estamos en la tarea de hacer vallenato, pero de acuerdo con el tiempo en que estamos.

¿Qué sueño tienen para el futuro del vallenato?
S:
Lo normal, tal cual como está ahora. ¿Qué más se inventa si el vallenato está hecho? No me gusta la idea de mezclarlo con otros ritmos para hacerlo internacional. Porque uno puede ir a cualquier lugar, incluso a Europa, sin necesidad de eso.
JM: La idea es llegar hasta donde esta música nos pueda llevar sin que debamos fusionarla o deformarla.

¿Cómo ha sido el paso de ser artista revelación a buscar la consolidación?
S. Tranquilo porque el éxito no está ligado solo al triunfo. No es fácil llegar a los primeros lugares. La idea es guardar el perfil del artista que se mantiene aunque no tenga todas sus canciones en el primer lugar. Hay que trabajar, lo demás llega. Mucha gente nos dice: “Nada que sacan otro éxito como ‘La Colegiala’”. Pero hacemos las cosas con humildad y tranquilidad.

Ese es un problema de todos los artistas después de una canción exitosa…
S: Ahí están los problemas, porque quieren manejarnos con la presión de hacer éxitos. Losmedios y la gente te suben. Y cuando te ven arriba te quieren bajar. No entiendo por qué sufren. Entonces que no lo suban a uno, déjenlo tranquilo. Si ‘La colegiala’ no hubiera pegado, tendríamos un perfil más bajo y menos problemas.

¿Siempre le hace honor a su fama de polémico?
S:
Porque soy persona primero y artista después. Me da rabia la injusticia. Miro las cuestiones desde el corazón. No he sabido dividir mi carrera de mi personalidad. A veces digo y hago cosas que no debo decir y me arrepiento. Pero, después veo que es mejor que sepan cómo soy. Los problemas que he tenido han sido por eso. Por mi personalidad, por ser polémico.

En cambio Juancho es más tranquilo…
JM: No puedes expresar todo lo que estás sintiendo. Pero la combinación de personalidades hace que nos entendamos bien.
S: Él me ayuda, me analiza. Oye, si vas a escribir esto, presénteme como “Silvestre, el polémico”.

* * *

Nota del blog. Debido a vacaciones y a distancia geográfica estas columnas se han hecho más espaciadas durante los últimos días. Así será durante un par de semanas más, en los que publicaré entrevistas con los diferentes exponentes de la nueva ola.

 

——–

(Visited 251 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mi nombre es Liliana Martínez Polo. Soy comunicadora social con énfasis en publicidad de la Universidad Javeriana y especialista en medios de comunicación de la Universidad de Los Andes. Desde 1998, trabajo en la redacción de Cultura de EL TIEMPO y descubrí mi afinidad con las historias vallenatas y la cultura alrededor. A lo largo de años de trabajo observando el vallenato y en general la cultura colombiana he asumido como compromiso la labor de destacarla, desde sus músicas regionales y, en últimas fechas, desde la gastronomía. Sin embargo, de todos los temas, el vallenato es mi favorito. Por lo mismo, comparto este espacio de observación y promoción de esta música con ustedes. .

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="" align="aligncenter" width="312"] Afiche oficial de 'Encanto', de Disney[/caption] Twitter:(...)

2

José Saramago La viuda Alfaguara Lo increíble de esta novela es(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar