Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Era un atardecer de febrero. La gente de Codiscos, a la que le había recomendado que me ayudara a establecer una charla con Israel Romero, me dijo que el acordeonero estaba en Bogotá, en una corta escala antes de salir de gira para Estados Unidos.

Concertamos un encuentro apurado para hablar de los cantantes que habían pasado por el Binomio de Oro. Y de la curiosa relación entre esta agrupación y la Dinastía Romero, conjunto liderado por su hermano Norberto, donde el hijo de Israel –Israel David– es cantante. Me contó muchas anécdotas que incluso no entraron en el recuento de La Universidad del Vallenato.

Por ejemplo, que también estudió en el mismo colegio con Diomedes Díaz. No en el de Valledupar, donde el "Cacique de La Junta" rivalizaba con Rafael Orozco; sino en otro plantel de Villanueva. Que a los 11 ó 12 años, la primera vez que decidió inscribirse para concursar en un festival de acordeoneros (en esa época la competencia era de todos contra todos; es decir, jóvenes y mayores se medían por igual), Diomedes se ofreció para acompañarlo como guacharaquero.
-¡Tú que vas a ser guacharaquero! –le dijo Israel al futuro cantante más vendedor de discos en Colombia.
-Ponme a prueba –le contestó el otro.
Se fueron juntos al festival y ocuparon el segundo lugar.

La publicación del artículo se fue aplazando. Pero el tema siguió presente. Con toda la calma del mundo, busqué a los cantantes. Hace unas dos semanas, Júnior Santiago me contó  que había entrado a esta agrupación, a los 19 años, para reemplazar a Jorge Celedón y que su entrada se debió, básicamente, a que Israel Romero lo había visto cantar en parrandas. Que su primer concierto como cantante del Binomio fue en Cúcuta:

"Fue allgo muy emotivo para mí –dijo Júnior- era la primera vez que veía tanta gente en un estadio. Jean Carlos Centeno me ayudó muchísimo. Me dio un consejo para los nervios, que siempre mirara por encima de las cabecitas, que no mirara las caras".

Tal como Jorge Celedón lo había contado cuando habló del disco de éxitos que recoge su historia musical, Júnior resaltó que en la agrupación adquirió madurez y disciplina, dos valores que le han servido para establecer su nuevo camino en solitario, en el que ya cuenta con un éxito: "Full de amor".

A Gaby García, el cantante que entró al conjunto un mes después de la trágica muerte de Rafael Orozco, lo llamé hace unas tres semanas. Me contó de su vida en las minas del Cerrejón y sus pinitos como cantante aficionado en los festivales folclóricos, recordó que era farmacéuta, que había sacado un título de bachillerato en Estados Unidos, que ahora trabaja en el libro de sus memorias. Y que, a pesar de todo, su vida ha estado marcada por la sobra de Orozco, porque la gente no lo imagina cantando cosas diferentes a las canciones del artista fallecido.

Precisamente, la historia de Gaby le dio un valor agregado al artículo (antes reservado para un día entre semana) y le abrió espacio en domingo, en una página donde se hablara de los 30 años del Binomio. De hecho, iba a publicarse una semana atrás. Pero recibió la aprobación el jueves pasado. Esa noche fui a casa pensando en cómo escribir sobre el Binomio y en la sorpresa que se llevaría Israel Romero cuando viera que la entrevista no se había perdido.

Necesitaba a alguien que hablara de la importancia de este grupo en la historia del vallenato. Y me acordé de Félix Carrillo, con el que no hablaba desde la muerte del juglar Toño Salas. Así que la primera llamada telefónica del viernes fue para Carrillo:
"Oye, Félix, háblame del Binomio de Oro", le dije.
Y él me respondió: "Comadre, gracias a Dios que aparece. Llevo como ocho días buscándola para contarle que nos dieron la categoría en el Grammy".
A falta de un artículo de vallenato, se escribieron dos. Fin de la historia.

Detrás de ese artículo, no hubo conspiración de Israel para movilizar su campaña al Grammy, al que tiene todo el derecho de aspirar también. El ejercicio periodístico enseña también a sonreír cuando a los reporteros y a las personas sobre las que escribimos nos atribuyen intenciones que ni siquiera nos cruzan por la mente.

No me preocuparía por la "guerra de publicidad que se hacen los grupos para hacerse nominar", es más: si es de publicidad, ¡Que la hagan! Así se consigue una nominación: sonando.
Mientras más ruido hagan para darse a conocer, mientras más estrategias desplieguen para que sus discos entren a la selección de la Academia, mejor, porque los discos por sí solos no bastan. Que envíen información a todos los medios posibles, que conquisten a los votantes. Esto está para alquilar balcón y eso que apenas comienza.

Fotos: Israel Romero y Júnior Santiago / Archivo / EL TIEMPO

(Visited 99 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mi nombre es Liliana Martínez Polo. Soy comunicadora social con énfasis en publicidad de la Universidad Javeriana y especialista en medios de comunicación de la Universidad de Los Andes. Desde 1998, trabajo en la redacción de Cultura de EL TIEMPO y descubrí mi afinidad con las historias vallenatas y la cultura alrededor. A lo largo de años de trabajo observando el vallenato y en general la cultura colombiana he asumido como compromiso la labor de destacarla, desde sus músicas regionales y, en últimas fechas, desde la gastronomía. Sin embargo, de todos los temas, el vallenato es mi favorito. Por lo mismo, comparto este espacio de observación y promoción de esta música con ustedes. .

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: MSc  Ramón Gabriel Aguilar Docente Tecnología en Gestión Ambiental Politécnico(...)

2

Y REGIONAL PARA SACAR A SUCRE DEL AISLAMIENTO AÉREO. Érase una(...)

3

Si han escuchado de aplicativos como ChatGPT y cómo representa un(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar