Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hoy hace 36 años vivimos la tragedia más grande que pudiéramos haber conocido: la avalancha del Ruíz, que se llevó a Armero y a 20.000 de sus habitantes consigo.

Momentos tan dramáticos que parecía que el país entero estuviera sumido en el llanto, en el silencio, en la soledad.

Nada de lo que se escribiera y se dijera podía reflejar tanto dolor en el alma. Y entonces el mundo se unió en una cadena de solidaridad por los nuestros, no solo en Armero sino en todos los demás municipios que fueron azotados por las consecuencias del deslave del Nevado del Ruiz.

En medio de ese dolor, nuestras almas se unieron en una cadena de ayuda de todos los niveles. Recuerdo que bajaba por la Avenida El Dorado de Bogotá, que fue cerrada para el tránsito público y particular, de tal manera que las ambulancias pudieran ir al aeropuerto y venir sin contratiempos. Pero a la vez era un triste concierto de balizas que nos recordaban cada segundo que estábamos en la peor de nuestras pesadillas.

El Gobierno nacional declaró en emergencia una de las frecuencias de los radioaficionados y todos los organismos de seguridad, los de socorro y los funcionarios del Estado se comunicaban a través de ella.

Desde la Liga de Radioaficionados empezamos a seguir esa frecuencia para ir informando al momento lo que iba ocurriendo.

Fue entonces cuando un hombre dio el número de otra frecuencia y dijo que por allí iban a estar pasando los nombres de las personas que estaban vivas en Armero, Guayabal y otras de las poblaciones. Decidimos que uno de los periodistas siguiera monitoreando la frecuencia de emergencia y los demás nos volcamos a la de la lista.

Dividimos funciones: uno grababa, luego le pasaba la grabación a otro, que a su vez le dictaba nombre por nombre a otro periodista que los iba escribiendo en una máquina de escribir con cerca de seis copias. Entregaba cada una a otros periodistas que iban leyendo al aire los nombres. Al día siguiente varios periódicos nacionales y regionales publicaron páginas enteras con esos nombres, para darles esperanza a los angustiados familiares.

Y entre tanto dolor, los colombianos fuimos testigos también de nuestra gran generosidad. Se nos hacían nudos en la garganta al ver esas larguísimas filas de carros, de personas, en todos los sitios de recepción de ayudas en el país. Llevaban lo que podían hasta completar toneladas y toneladas de ayuda.

Esa solidaridad estaba movida por el amor, por el dolor, porque aquí sí se podía decir que todo un país estaba en llanto.

Lea también:

Tragedia de Armero: ‘Bajar la Cámara y Llorar’. 

Twitter: @VargasGalvis

(Visited 67 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana. Hizo un curso de agencias de prensa en la Agencia Dpa, en Hamburgo (Alemania). Jefe de prensa y Director de Divulgación de Promec Televisión. Redactor de espectáculos, editor nocturno, redactor político, Jefe de Redacción y director de la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa. Trabajó en la Casa Editorial El Tiempo como Editor de Actualidad, jefe de Redacción y Editor General del Periódico HOY. Fue Editor General del periódico Q'hubo de Cúcuta (Colombia). Twitter: @VargasGalvis

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En marzo de 2003, tropas de Estados Unidos desembarcaban en Bagdad,(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Una muy buena amiga mía está tomando por estos días una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar