Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Alcade-más-Joven-de-Colombia-1-Renunciamos-y-viajamos
  • “Buenas tardes”, saludé al muchacho que me abrió la puerta.
  • “Buenas tardes, ¿en qué le puedo ayudar?”
  • “Me gustaría hablar con el Alcalde. ¿Usted sabe si está en la ciudad?”
  • “Si está. Soy yo. Bien pueda siga”.

Ese fue el inicio de mi conversación con Alberto Peña Valencia, un joven de 24 años que fue elegido por voto popular como el mandatario de Pijao, un municipio cafetero del Quindío al que llegué como parte de mi viaje en carro desde Colombia hasta Alaska.

Mientras esperaba en su oficina a que terminara de atender las inquietudes de una ciudadana, trataba de recordar en qué andaba yo a los 23 años, edad con la que Peña fue elegido como el alcalde más joven de Colombia, con 1.425 votos a su favor en las urnas.

Aún estaba en la universidad, recordé. Tocaba puertas aquí y allá para hacer mi práctica profesional y la farra me tenía atrapado. Entonces me pregunté ¿qué podía estar pasando por la cabeza de alguien tan joven para meterse en la política, una de las clases más viles y repudiadas por gran parte de la sociedad? No me aguanté las ganas y esa fue la primera pregunta que le hice cuando se sentó frente a mí.

“No me esperaba ser alcalde tan pronto pero estoy viviendo una experiencia gratificante tanto en lo social como en lo administrativo”, respondió. Y añadió que “el problema en Colombia no es la clase política, sino las malas decisiones de los ciudadanos que pensamos en lo particular y no en el bien de nuestros pueblos a la hora de elegirlos”.

Gobernar un pueblo sin prisa

En Colombia hay 1102 municipios y cada uno debe tener un mandatario por orden constitucional. Alberto Peña lleva las riendas de Pijao, un lugar de 6200 habitantes conocido como ‘el pueblo sin prisa’. Las calles conservan la identidad cafetera y sus ventanas y puertas lucen siempre coloridas y llenas de flores. Aún no ha sufrido los embates del turismo arrasador y sus pobladores dicen vivir felices. Pero, por ejemplo, tiene 112 años de existencia y aún no tiene agua potable.

Ser la persona más joven del país en manejar un municipio no es el único dato curioso en su corta carrera. Alberto Peña es el sucesor de Julián Vergara, el alcalde más viejo de Colombia, quien falleció a los 69 años de un infarto fulminante.

El joven alcalde ha vivido desde el día de su nacimiento en este municipio y asegura no querer abandonarlo. Todo lo contrario, quiere devolverle todas las cosas buenas que ha recibido por parte de su familia y amigos. Es hijo de una familia humilde conformada por un comerciante y un ama de casa. Se declara fanático y estudioso del ajedrez y con tan sólo 21 años fue elegido como concejal con la mayor votación en las elecciones.

“Me proyectaba para ser Alcalde de Pijao en el período 2020-2023, pero renuncié al Concejo y ahora estoy a un año de terminar mi mandato contra todos los pronósticos”, asegura Peña.

En los días soleados puede vérsele caminando por el parque escuchando a los ciudadanos o afuera del bar de don Gustavo Toro reunido con los viejos del pueblo hablando de política y soluciones para los problemas del pueblo. Los fines de semana estudia Gestión Pública y cree que tiene madera y tiempo para ser el presidente de Colombia.

Alcade-más-Joven-de-Colombia-Renunciamos-y-viajamos

Sus mayores retos, según él mismo, consisten en sanear las finanzas del Municipio endeudado que recibió y en no perder vigencia en el espectro político nacional. Está convencido de que el futuro del país está en manos de jóvenes como él: “soñadores pero con los pies en la tierra”.

Concluyó diciendo que “los jóvenes deben saber que el éxito está en sus manos. Ellos deben escoger la forma en la que ven el mundo y no obedecer la que la sociedad nos muestra”.

Se despidió con un apretón de manos, agradeció por la charla y se paró sólo en el balcón de su oficina a ver el desfile del día de los bomberos.

Conozca más sobre Pijao, el Municipio sin prisa de Colombia AQUÍ.

@renunciamos @elquesiempreva Facebook

(Visited 3.273 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy Andrés Felipe Álvarez. Nací en Palmira, Colombia. Modelo 83, fanático del rock n roll y el heavy metal. Comunicador social de la Universidad del Valle, fotógrafo profesional y viajero por elección. Renuncié a mi trabajo como periodista para dedicarme a viajar cada día de mi vida y aprender de las culturas del mundo. Creador de www.renunciamosyviajamos.com. Viajo por el mundo en carro con mi esposa. Bienvenidos a bordo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Hace unos días empecé a oír “The Other Latif”, un podcast(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Para responderle al señor carlosmoncayo0815, lo de la sopa y eso de tacaños, mijo eso es para los rolos, gente mas amable, cordial y generosa que la del eje cafetero no hay en el pais, pregunte o pida ayuda en el eje cafetero y lo lleven sin esperar nada a cambio, pregunte algo en Bogota a ver????

  2. carlosmoncayo0815

    Lamento aguarles la fiesta. Que sea el alcalde más joven de Colombia, si bien puede parecer noticia, es frívola, harto vacía, tan arraigada en el alma del pueblo, acostumbrado a dramatizar asuntos que en un país serio apenas pasan desapercibidos. Que el alcalde tenga 20 o 60 años es un asunto baladí, inocuo, pues la edad, al fin y al cabo, no es más que un espejismo. Lo verdaderamente importante son las cualidades que tenga, ya el viejo, ora el joven; su don de gentes, sus principios, honor, dignidad, algo que se ha esfumado hace mucho tiempo de nuestro desvencijado país amargo. Pijao sí se nota bien bonito; y que ojalá no sea como la gente de otros municipios del eje cafetero. En sus restaurantes te sirven medio plato de sopa, porque si ponen una cucharada de más, se vuelven pobres, o lo mismo sucede si pides un poco más de jugo: “son quinientos pesitos más, responden, en el colmo de la tacañería. Triste contarlo. Pero es una verdad ominosa y cruel.

  3. NECESITAMOS 1101 JOVENES COMO ESTE, LLENOS DE BUENAS INTENCIONES, CON PERRENQUE PARA SALIR DEL OSTRACISMOS EN QUE NOS ENCONTRAMOS EN NUESTRA QUERIDA COLOMBIA… ARRIBA MI PAIS. LLENO DE LIDERES CON MENTALIDAD SANA!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar