Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Politécnico Grancolombiano

Durante milenios el ser humano ha tenido una necesidad latente de comprender, explicar e intervenir su propia conducta, este proceso de meta-conocimiento colectivo sobre la conducta humana ha pasado por diferentes formas de análisis, desde el concepto de civilización centrado en una definición política de la conducta humana, donde el desarrollo se limitaba al progreso material. A una visión antropológica denominada cultura reconociendo al hombre como centro de interés, rodeado por elementos económicos, políticos, sociales, religiosos, comunicativos, científicos y tecnológicos, comprendiendo el desarrollo desde la auto-sostenibilidad (Molano, 2007).

Este cambio en la visión sobre la comprensión, explicación e intervención de la conducta humana ha permitido promover un trabajo articulado entre diferentes disciplinas científicas para cumplir metas de desarrollo auto-sostenible, dentro de este proceso se destaca por un lado los aportes de La Inteligencia Artificial (IA) la cual es una rama de las ciencias de la comunicación relacionada con el estudio de la lógica y el aprendizaje, para optimizar procesos de aprendizaje y tomar decisiones en asuntos cotidianos, respaldados en posturas de disciplinas psicológicas como la del procesamiento de la información que tienen su base en escuelas cognitivas encargadas de estudiar los procesos mentales como atención, memoria, lenguaje, entre otros (Ávila et al. 2020).

Bajo esta relación entre IA y escuela cognitiva, se define el aprendizaje como el resultado de situaciones repetidas ante diferentes eventos los cuales son reforzados positiva o negativamente orientando nuestros patrones de comportamiento, suponiendo un pensamiento lógico y jerárquico susceptible de ser replicado en algoritmos, para ser interpretados por sistemas operativos con amplia capacidad para retener información proveniente de diferentes fuentes, optimizando procesos como evaluación, diagnostico intervención y prevención de diferentes padecimientos en salud mental convirtiéndose en un complemento para los profesionales de la salud (Ávila et al. 2020 y García et al. 2023).

Dentro de estos avances en materia de salud particularmente en salud mental han sido clasificados por González (2023) en dos categorías, por un lado, las que brindan apoyo al psicoterapeuta en el procesamiento de la información para la toma de decisiones y por otro lado aplicaciones que buscan suplantar al psicoterapeuta realizando evaluaciones, recomendaciones e incluso tratamientos.

En cuanto a las herramientas de apoyo, la realidad virtual ha mostrado grandes ventajas en los procesos psicoterapéuticos ya que permite tener control total sobre los eventos, brindando soporte al momento de abordar problemáticas específicas como los trastornos de ansiedad y las fobias, dentro de estas herramientas de realidad virtual se destacan las aplicaciones de inmersión como Bublbe y las que usan avatares, siendo una de las principales limitantes los costos de los equipos así como la baja capacitación de los terapeutas en el manejo de los mismos (González 2023).

En cuanto a las herramientas de suplantación psicoterapéutica se encuentran los chatboots los cuales siguen la línea del primer chatboot Eliza creado en 1964, el cual conversaba de manera funcional con el humano, basado en los planteamientos de la terapia humanista de Carl Rogers. Los chatboot más actuales como Woebot, Wysa y Tess siguen estrategias cognitivo-conductuales enfocadas en problemáticas específicas, permitiendo recolectar información de manera estructurada, proporcionando además ejercicios de relajación, estrategias de resolución de problemas y otras formas asistidas. Paradójicamente el lenguaje es su principal limitación ya que no están preparados para reconocer el lenguaje natural como el sarcasmo y la ironía (González 2023).

En esta misma línea, la IA, se ha expandido al campo de la robótica, produciendo entidades artificiales, electromecánicas y programables que interactúan con el ambiente, como lo son los robots Paro y NAO, el primero enfocado en el abordaje de pacientes con trastornos neurocognitivos antes conocidos como demencias y el segundo utilizado para el tratamiento de niños con trastorno del aspecto autista (González 2023).

Sin embargo, García et al. (2023) resalta no solamente limitaciones de acceso y preparación profesional, sino también bioéticas, las cuales se centran en que el paciente pueda tomar decisiones sobre su tratamiento y que estas sean respetadas (autonomía), Primar el beneficio del paciente a partir del tratamiento (beneficencia) y que prevalezca la confianza del paciente sobre la buena voluntad ejercida por el especialista tratante para aliviar su padecimiento (no maleficencia), ya que la información contenida en la big data puede no atender a las necesidades propias del paciente al no reconocer en el proceso del diagnóstico y tratamiento sus características socio-culturales.

De igual manera González (2023) enfatiza en la poca claridad sobre las responsabilidades legales que deben asumir los sistemas de salud y de los diseñadores de los sistemas de información encargados de la automatización del proceso en caso de incurrir en malas praxis al momento de atender a los pacientes. Por consiguiente, el trabajo articulado entre diferentes disciplinas favorece la optimización de recursos en diferentes campos y la salud mental no es ajeno a este proceso, no obstante, el camino lleva poco tiempo de haber iniciado su recorrido por lo cual aún existen varios retos por afrontar que los trabajadores de la salud mental debemos conocer y estar dispuesto a superar.

Autor:

Neuropsic. Manuel Fernando Díaz Bermeo

Docente e investigador del Politécnico Grancolombiano

Centro de pensamiento talento humano y organizaciones saludables.

Mg. Neuropsicología clínica.

Esp. Evaluación y diagnostico neuropsicológico.

Psic.

 

Referencias

Ávila, J., Mayer, M., y Quesada, V. (2020). La inteligencia artificial y sus implicaciones en medicina I: introducción antecedentes a la IA y robótica. Aten primaria, 5210 778-784. Recuperado de: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0212656720301451?via%3Dihub

García, A., Girón, F., y Roselli, D. (2023). La integración de la inteligencia artificial en la atención médica: desafíos éticos y de implementación. Univ. Méd, 64(3). 1-9. Recuperado de: : https://doi.org/10.11144/Javeriana.umed64-3.inte

González, A. (2023). Aplicación de la inteligencia artificial en procesos psicoterapéuticos (Tesis de pregrado). Universidad de la república de Uruguay, Uruguay. Recuperado de: https://www.colibri.udelar.edu.uy/jspui/bitstream/20.500.12008/39960/1/tfg_alexis_gonzalez_2.pdf

Molano, O. (2007). Identidad cultural un concepto que evoluciona. Revista Opera, (7). 69-84. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/675/67500705.pdf

(Visited 123 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Voces de la Academia es un espacio comprometido con la transformación social y el acceso a la educación superior de calidad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Días antes de iniciar el racionamiento de agua en Bogotá, en(...)

2

Se hundió la reforma a la salud y me quedé con(...)

3

Radio Pirata con Jairo Guerrero - B-Liv Somos Canciones es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar