Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Politécnico Grancolombiano

¿Por qué tomamos malas decisiones financieras? El proceso de toma de decisiones puede ser algo complejo acorde a la cantidad de variables que se deben analizar, pero si tomamos los dos grupos principales como la razón y las emociones, es posible llegar a conclusiones interesantes sobre cómo funciona este proceso y especialmente en todo lo que esté relacionado con la adecuada administración del dinero.

En el 2002 le otorgan el premio nobel de economía a Daniel Kahneman (psicólogo) y Vernon Smith (economista) por sus aportes a la economía del comportamiento, donde el trabajo conjunto entre la psicología y la economía aportaron datos importantes para entender el proceso decisorio en términos económicos. También trabajaron con Amos Tversky, quien falleció en 1996 y no consiguió poder disfrutar del éxito de sus investigaciones y su valioso aporte a la economía conductual. En conjunto desarrollaron una teoría del comportamiento de las personas y la manera como toman las decisiones en situaciones de incertidumbre, involucrando de forma directa la psicología y las ciencias económicas. Su teoría fue llamada “Teoría de la prospectiva”, en la que exponen una asimetría en la toma de las decisiones financieras cuando se pierde o gana dinero.

Pero antes de entrar en detalles sobre la teoría prospectiva, es importante mencionar que la vertiente de la teoría económica tradicional indica que las personas toman decisiones de forma racional, tienen información completa y buscan siempre obtener un beneficio económico, pero esto no es siempre así, puesto que las decisiones pueden tomarse de forma impulsiva o emocional, de forma no consciente y después de haber decidido obtener resultados futuros inesperados. Por tanto, otros aspectos influyen de forma directa en la toma de las decisiones financieras.

En la teoría prospectiva se definen dos fases principales:

  1. Fase de preparación: Los resultados se presentan ordenadamente con metodologías no tan rigurosas, por tanto, las personas determinan cuáles resultados son semejantes y de aquí se fijan un punto de partida, algo menor es considerado como pérdida y algo mayor como ganancia. Esta fase está compuesta por varias situaciones:
    1. Codificación: las personas perciben los resultados como ganancias o pérdidas por encima de un estado de bienestar o riqueza, teniendo en cuenta siempre un punto de partida o de comparación con el fin de poder determinar si se obtuvo una ganancia o una pérdida.
    2. Combinación: las alternativas de elección se pueden simplificar asociándolas entre sí cuando tienen componentes semejantes.
    3. Separación: se separan las alternativas que contemplan riesgos diferentes.
    4. Cancelación: eliminación de componentes compartidos por las alternativas.
    5. Simplificación: redondeo de resultados o probabilidades.
  1. Fase de evaluación: se escogen la alternativa de mayor utilidad acorde a una probabilidad de ocurrencia y un resultado potencialmente beneficioso.

Pero, según esta metodología y contrastada con la teoría de la utilidad esperada, las diferentes investigaciones arrojaron que las personas valoran mucho más las certezas que aquellos resultados que tienen algún grado de probabilidad de ocurrencia, es decir, las percepciones y valoraciones subjetivas tienen mayor peso sobre las cifras o valores probabilísticos que pueden indicar obtener una mayor utilidad esperada.

El trabajo de investigación realizado por Kahneman y Tversky constaba de efectuar una serie de preguntas  donde se planteaba un problema de elección y los participantes debían elegir cuál opción era de su preferencia; no había respuestas correctas, simplemente se pretendía determinar cómo funcionaba el sistema de elección o el proceso en la toma de decisiones bajo riesgo, detectando qué factores psicológicos influenciaban de forma directa la toma de las decisiones financieras y que involucraban situaciones de riesgo, el miedo producido por la aversión a la pérdida era evidente en el proceso de decisión.

La asimetría existente en los factores decisorios cuando se usaba la palabra ganar o perder, era indiscutible. Por ejemplo: ¿cuál es su preferencia?

  1. Ganar $900 seguro o $1.000 con un 90% de probabilidad.
  2. Perder $1.200 con un 20% de probabilidad o $1.000 con un 10% de probabilidad.

Las personas tienden a dar mucho más peso a las pérdidas que a las ganancias, por tanto, la opción más seleccionada por las personas es la A, a pesar de que hay una mayor utilidad en la opción B, dejando evidente la afectación sufrida a causa de las emociones en los procesos de decisión, donde el miedo a la pérdida puede ser un factor importante que influye de manera no consciente sobre lo que se decide.

Una vez identificados algunos factores que tienen que ver con las decisiones financieras, no podríamos decir que la economía tradicional presenta fallos, pero sí que es susceptible de realizarle mejoras, es importante ahora observar no solo las cifras en sí mismas o su uso, sino también el decisor y sus cualidades emocionales, la forma en cómo se afronta al miedo y asume los riesgos y su capacidad de afrontar la aversión a la pérdida, facultades a mejorar si se espera ser más eficientes en la toma de las decisiones financieras.

 

Por:

César Augusto Hernández Ocampo

Docente

Escuela de Contabilidad y Finanzas Globales

Politécnico Grancolombiano

(Visited 196 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Voces de la Academia es un espacio comprometido con la transformación social y el acceso a la educación superior de calidad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Supongo que cada quien en su familia, como los de la(...)

2

Me animé a hacer este post sobre la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos a manera de podcast. Son 10 minutos muy amenos e informativos, creo yo, para cambiar un poco el formato y acercarme a ustedes de una manera diferente. En un reciente post de este blog mencionamos los dos errores más comunes en una estrategia de redes sociales, y esta actualización es de alguna manera una continuación. Puedo adelantar que ambas actividades no son lo mismo, que sí existe diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos, pero que definitivamente son complementarias. Quise ilustrar esa diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, como un equipo de ciclismo que se complementa (¿estará muy forzado?). También presento más abajo un video complementario. Aunque la imagen puede ser más tentadora, le recomiendo primero que escuche el podcast donde explico claramente  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos.

Si no le aparecen los player de audio y video, por favor refresque la página.

Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Podcast)




Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Video)

Este video es de una entrevista que me hicieron los amigos de TeleMedellín. La verdad no abordo directamente sobre  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, pero es un buen complemento para el tema central de esta actualización.






¿Alguna opinión? ¿Cree que falta algún punto para explicar mejor  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos? ¿o cree que no hay diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos?

No sea tímido, me encantaría escucharlo. O al menos recomiende este post a través de e-mail, twitter o facebook. Mil gracias

3

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar