Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Este post farandulero tiene una fuente de inspiración: la controversia desatada en México por el final de la telenovela mexicana ‘Teresa’, cuya protagonista, caracterizada como una mujer ambiciosa y calculadora, obtiene todo lo que desea y es recompensada con rating. Que en pleno siglo XXI la opinión se divida entre el castigo para el mal y el premio para el bien es como perder contacto con la tierra que pisamos.

Todos somos responsables de nuestros actos y asumimos las consecuencias de ellos, pero uno no espera que hacer las cosas ‘de otro modo’ nos represente admiración. Es el caso de Charlie Sheen, el reciente dios mediático que pone contra las cuerdas a Warner Bros TV, divulga imágenes con sexys rubias en su propia casa sin asomo de respeto hacia su familia… y es seguido por casi un millón de personas en Twitter. Juzgamos muy ligeramente a personajes de la ficción, pero somos condescendientes con personalidades reales que actúan en contravía a nuestros principios. Él es el héroe del show business  y los demás somos los envidiosos de doble moral que exigimos promover valores hacia los niños pero que en voz baja mascullamos»¡eso quisiera hacer yo!».

¿Por qué Gadafi sale a bailar en esta pista? Muy fácil. Ahora que el mundo cae en la cuenta de los desmanes cometidos durante su mandato, artistas y estrellas de Hollywood se dan golpes de pecho por aceptar invitaciones a cantar en sus lujosas fiestas o tomarse fotografías con sus hijos. No se requiere de un concienzudo análisis para evidenciar que más de 40 años en el poder no son precisamente rasgos de modestia y democracia. Cuando nadie prestaba atención a esta realidad estaba bien ir a tomarse cocteles con ‘ese excéntrico petrolero que paga en efectivo’. Hoy, por cuenta de la debacle de estas tiranías en el mundo árabe, los famosos reaccionan con indignación y anuncian, como lo hizo Nelly Furtado, que devolverán el dinero pagado por sus presentaciones. ¿Es que nos creen idiotas?

En Colombia ocurre iguall: Pablo Escobar, David Murcia, los Rodríguez Orejuela. Mientras todos se hicieran los de la vista gorda, eran los mejores amigos que podían conocer. Se desataron los escándalos y ahí salieron todos a defenderse con pobres afirmaciones del tipo ‘no tengo nada que ver con él’.

Un caso aparte es John Galliano y su comportamiento antisemita. Sí, el tipo fue un patán de campeonato. Aún así tiene en jaque a la casa Dior pues no se trata de un obrero más: es una marca, un sello de innovación y glamour difícilmente reemplazable. La historia decidirá si esta salida en falso lo entierre en el olvido, pero lo que no logrará es que su estilo muera. Quiero ver la primera hoguera pública de accesorios y vestidos en Beverly Hills o en Paris en protesta por su actitud. ¿Verdad que no tirarán a la basura mil o dos mil dólares?

La ficción puede darnos cátedra de moral y buenas costumbres. Pero siempre la realidad superará a la ficción.

Sígame en Twitter @juanchoparada

www.redcamaleonsj.com/cultura

juanchopara@gmail.com   

(Visited 43 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Social Media Manager. Cronista de TV, Cine, Cultura y Espectáculos. Calvo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soy costeño. Hablo fuerte, digo malas palabras, carezco de diplomacia y(...)

2

La pandemia no solo nos trae de cabeza con las dificultades(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar