Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Primera advertencia: ¿Spoilers? ¿De qué? Ya me tienen hasta la madre con advertencias de diversa índole so pena de destriparme. Ingenuo el que cree que puede aislarse del mundo con su serie favorita y evitar las noticias ¡Sí, este diario publicó lo sucedido en Game of Thrones a los diez minutos de finalizado el capítulo del pasado domingo! Señoras y señores: las producciones también son negocio, y uno muy jugoso es el que proviene de la publicidad que alimentan las conversaciones sociales (con o sin la provocación de arruinarle el día a otro fanático). Esa es la experiencia de las producciones con calidad: despertar la opinión, la curiosidad, el debate.

Pasó con el final literario de Harry Potter (fue portada de diarios impresos) y pasará con el final de The Walking Dead y la serie inspirada en los libros de George R.R. Martin. Sean fenómenos de audiencia y crítica o no, alguien te las va a contar, así que no se flagelen con el secreto ni le impongan a otros el veto del silencio, porque si algo caracteriza las series de hoy en día es la sensación de comunidad que conforman, algo que no pasa con la televisión colombiana actual.

Dejando de lado este aporte al spoiler, está claro que lo sucedido en la serie de HBO no era una sorpresa con payasito adentro ¡Casi que era lo más obvio que podía pasar! Tomando en consideración que el final de la historia (aunque imaginado) no está escrito y al alcance de todos, el cliffhanger de la quinta temporada se resolvió prácticamente como se había predicho: «una resolución superficial» como lo catalogó el New York Times y «falta ver si fue una buena idea» mantenerlo con vida, como lo expresa el portal español especializado en series Vaya Tele. El verdadero juego está con los televidentes y al parecer esta batalla la ganamos con la ansiedad de ver con vida a este querido personaje, imaginando esta vez las consecuencias de su regreso al mundo de los vivos.

En realidad este truco de traer a la vida personajes que desaparecieron en medio de la trama de una serie debe verse con aplomo: es una estrategia descarademente efectista, se debe a la popularidad de un personaje o el dinero (que suele resumir todas las anteriores)

¿Tendría sentido revivir a Darth Vader en el reciclaje de Star Wars? Quizás no, pero su presencia impregna esta «continuación». En la historia del cine y la televisión existen personajes así, con la suficiente fuerza que desestabilizan los arcos originalmente planteados cuando desaparecen, lo que obliga a restituirlos y a exigir del espectador casi un acto de fe para comprender su vuelta a la trama. Especialmente es una virtud de los antagónicos. Son los buenos villanos, cuyo castigo casi al final de las historias a veces suele convertirse en un hábil ardid para reaparecer y consumar su venganza.

¿Hubieran dejado morir a Luisa Lane en la versión de Superman de 1978 de Richard Donner?

 

Fue casi la misma solución con la muerte de Brian en Family Guy

Y en ese orden de ideas hasta el regreso de Soraya Montenegro en la curtida telenovela mexicana María la del Barrio fue un as bajo la manga, motivado en parte por la reacción del público ante su abrupto primer desenlace.

¿E.T debía morir o fue solo la sensiblería de Spielberg la que convirtió en super cliché el efecto «el poder del amor, la amistad, las conchas de nácar y pistolas de agua…»

Otros ejemplos de la televisión los pueden encontrar acá (que no todas son geniales sino absurdas) y del cine en este blog

Desde luego, no podía dejar de decir algo frente a la otra resurrección de la semana: la del tercer canal. Sigue la Revista Semana en su cruzada ToCoNetflix (como si fuera el enemigo a vencer) pero en esta ocasión me leyó la mente con su titular del día de hoy ¿Tiene sentido un tercer canal en este momento? Con los fluctuantes estados financieros de los poderosos como Televisa (un posible pujante) y los intereses puestos en acaparar más la creciente demanda de espectadores adictos al streaming, el tercer canal es más un pañito de agua tibia que evidencia una vez más nuestro atraso y la manipulación del negocio por parte tanto de los canales dominantes como de los gobiernos de turno.

Los contenidos actuales en la televisión abierta son menos que nada y si bien la publicidad se considera un aliciente, aún sale costoso pautar en un medio que no ha sabido reinventarse. Peor aún: ¿tiene sentido invertir en toda la parafernalia de un canal cuando los contenidos más consumidos ni siquiera los hacen profesionales y cuestan muuuuchísimo menos?

Sea como sea, cuando llegue el «esperadísimo» tercer canal prepárense para una ola de refritos que ya existen en dispositivos tipo Netflix, Amazon o Blim. You Tube anunció su incursión en el negocio  al que llamará Unplugged, y es el que puede patear el tablero, pues no solo cuenta con infinidad de contenidos sino que además paga a sus creadores y,  si quiere, puede armarse de una parrilla de series y documentales con un lenguaje propio de esta época y con las figuras de hoy al precio que le pongan, a ver, ¿cómo compiten contra eso?

Más allá de los estudios de factibilidad, viabilidad y mercado, el tema es la realidad actual y la visión de futuro. Ese dinerito que le van a meter a un tercer canal bien pueden invertirlo en la formación de creadores y patrocinar contenidos locales que puedan circular en cualquier plataforma. Olvidémonos de concursillos de cantantes o cocineros, falsos discursos ideológicos con guerrillonarconovelas, o «comedias familiares» en un horario para insomnes. El público de hoy exige contenidos más sensatos y sin ambigüedades. Hay que competir en la carrera correcta.

@juanchoparada

juanchopara@gmail.com 

(Visited 286 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Web 2.0. Social Media Manager. Escritor cine, cultura, televisión, entretenimiento, sexualidad y tecnología.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Parásito: el arte de vivir con fe

    Tras ver la multipremiada película del director surcoreano Bong Joon-ho, no pude menos que asociar una de las escenas(...)

  • Entretenimiento

    Mi top de series y películas internacionales 2010-2019

    ¡Feliz año! Debía esta publicación como parte del balance de la época, tras revisar listados hechos desde el año(...)

  • Entretenimiento

    Mi top de series y películas del 2019 - Distractor

    Antes de finalizar el año con lo mejor de la década 2010-2019, cuyas votaciones ya van cerrando, deseo indicar mi listado de las series y películas que más me llamaron la atención en lo corrido de este año. Cada vez más resulta difícil seguir el camino a todas, por el volumen de producción que no deja de crecer desaforadamente. Aclaro que mi top en cuanto a series refiere principalmente producciones nuevas. En Cine 10. Joker (Todd Phillips. EE.UU.) Una película cosida al cuerpo del intérprete. Joaquín Phoenix está a las puertas del Óscar por envolverse en la demencia de un villano antológico que no tiene pierde. 9. Las Niñas Bien (Alejandra Márquez, México) De lo poco que vi de cine mexicano me llamó la atención este retrato sobre el estatus, la apariencia y la crisis cuando todo lo demás falla. Ilse Salas, fascinante. 8. The House That Jack Built (Lars Von Trier, varios países) ¿Hay algo más que deba decir? Controvertido como siempre, esta película es de las que incomoda automáticamente. Tenía que verla y es en verdad alucinante, sin contemplaciones. 7. Midsommar (Ari Aster EE.UU-Suecia) Tras Hereditary, Aster no se mide en su segunda película, así que asistimos a una curiosa formulación del llamado folk-horror con bastante maldad de por medio. Confirma también el año de una de las estrellas en ascenso, Florence Pugh. 6. El Irlandés (Martin Scorsese-EE.UU) Si este fuera un año de despedidas, la de Scorsese está firmada con estilo. Tres actores casi incuestionables colman la pantalla en un relato que se salva del lugar común por su guión perfectamente hilvanado. Una película así difícil de repetir. 5. Mid90s (Jonah Hill, EE.UU) Tengo una fascinación por la década de los noventa y vaya que sí exuda nostalgia este relato sencillo pero efectivo de cuatro chicos patinadores. Era lo que necesitaba en una cartelera engolosinada con otro tipo de reivindicaciones de dicha época. 4. The Kindergarten Teacher (Sara Colangelo, EE.UU.) Más que una vuelta de tuerca a un probable trauma de la infancia, es un relato sutil que no es fácil de digerir. Aunque es del 2018 la vi en enero pasado y la recuerdo por su afilada tensión dramática. 3. A Rainy Day in New York (Woody Allen, EEUU) Sin ser una novedad en su ya larga lista de éxitos, Allen saca todo el jugo posible de una comedia romántica enredosa, de su natal New York y de la nostalgia que solo produce el ocaso de una larga carrera. 2. Litigante (Franco Lolli. Colombia) Como lo mencioné en su momento, es de las películas colombianas que me ha sorprendido gratamente por volver a esos relatos intimistas contados con cercanía, apoyados por actuaciones contundentes y un sinsabor que traspasa la pantalla. Una película realmente conmovedora. 1. Once Upon a Time In Hollywood (Quentin Tarantino EE.UU.) Quien ha seguido la carrera de Tarantino sabe que lo entrega todo en sus historias: diálogos voraces, ironía desbordante, referencias culturales a granel o violencia con y sin justificación, entre otros rasgos de su estilo. No obstante, esta película añade un valor testimonial en dos sentidos: tributo a varias de sus raíces artísticas como a una época que no tuvo piedad con lo establecido. Aunque no se vislumbre como una segura ganadora entra directamente en la categoría de clásico. Menciones especiales: El Cuento de la Comadreja (Juan José Campanella, Argentina) por cáustica y morbosa. Monos (Alejandro Landes, Colombia) por su factura de producción, aunque la historia me quedó a deber, y Dolor y Gloria (Pedro Almodóvar, España) cuyo relato no me enganchó, aunque Antonio Banderas y Penélope Cruz encarnan a la perfección los delirios del manchego. En Series 10. The Boys (Amazon Prime) Así me parecen más entretenidas las historias de los “superhéroes”. Mala leche y diversión a raudales. 9. You (Netflix) Adoro las historias de villanos que admiten sus fechorías en cámara. Fuera de ello, no es para nada aleccionador su tono en época del ego hiperexpuesto en las redes sociales. 8. Santos Dumont (HBO) Un buen ejemplo de lo que se debe hacer con la adaptación a la pantalla chica de la vida de un personaje real. 7. Fosse/Verdon (FX) Contar la historia del coreógrafo Bob Fosse y una de sus inspiraciones, Gwen Verdon requería moldear una puesta en escena tan vibrante como su relación. Afortunadamente se logró. 6. Sex Education (Netflix) La dosis perfecta entre drama adolescente con un sentido del humor desbordante. Altamente recomendable para ver de un tirón. 5. Euphoria (HBO) Funciona como contraparte de la anterior. Un relato más crudo y directo que habla de realidades que muchos prefieren ignorar como la salida más cómoda. 4. Years and Years (HBO) Una distopía que no parece muy alejada de la realidad. La capacidad de inquietar que desbordan sus episodios es de locura inmediata. 3. Love, Death and Robots (Netflix) Definitivamente hay que sacar mayor provecho de los formatos cortos, en diversas técnicas. Amplían las posibilidades de abordar historias con mucha personalidad y creatividad. 2. Unbelievable (Netflix) El drama del abuso sexual hacia la mujer resulta abrumador. Su primer capítulo es solo el inicio de una situación que no admite conclusiones apresuradas. 1. Chernobyl (HBO) Nada mejor contado, mejor actuado y mejor documentado que esta serie. Desde su magistral introducción asistimos al horror con los suficientes elementos que nos revelan un juego de poder en medio de una amenaza invisible. La carta tapada de HBO para mantener el interés tras el final de su serie estrella, Game of Thrones. El evento del año en series: El final de Game of Thrones. La producción colombiana del año: La misma que hace 20 años, si desde esa época hubiera llevado un blog. La repetición de Yo soy Betty, la fea paralizó al país como en su primera ocasión, arrasa en Netflix y es de materia obligada para entender la universalidad de su propuesta, a pesar de algunos planteamientos que hoy en día no pasan el tajo de la corrección política. ¿Cuáles fueron sus producciones favoritas del año? No olvide votar acá por las de la década. El 23 de diciembre revelaré la lista de lo mejor de la década en un Facebook Live por la cuenta de Facebook de Radiodistractor. 8:00 p.m. Reviva las series por las que voté en el 2018 acá  juanchopara@gmail.com @juanchoparada

  • Colombia

    Convalidaciones III: La decepción del año - Distractor

    Convalidaciones III – La decepción del año Dentro de la lista de propósitos que quise adelantar este año, y(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No era el más amplio de todos atrás, ni se caracterizaba(...)

2

[caption id="attachment_6738" align="aligncenter" width="996"] Imagen: Juan Carlos Martínez Castro.[/caption] Las Cajas(...)

3

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar