Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Giovanni Acevedo, escritor bogotano, columnista de opinión, asesor en asuntos políticos.

Giovanni Acevedo, escritor bogotano, columnista de opinión, asesor en asuntos políticos para América Latina.

La juventud, aunque muchos no lo sepan, los que lo saben lo ignoren y los demás ni se den por enterados, es el músculo en formación de cualquier sociedad, sobre todo si es una sociedad que está en camino del progreso y a la que le hace falta mucho camino por andar, como cualquiera en América del sur. El papel del joven, dentro de la sociedad, hoy en día está limitado en gran medida al del estudiante, el viajero, el rumbero y solo algunos le sacan tiempo a la rebeldía política que termina mayoritariamente siendo igual que nada si esa rebeldía no está acompañada de fundamentos aterrizados, de cuestionamientos y soluciones reales a las necesidades y posibilidades de sus países. “No se le pueden pedir peras a los olmos”

La rebeldía, siempre será un distintivo de la juventud. Esa etapa por quemar por la que pasan casi todas las generaciones. Lo realmente importante, es que esa rebeldía converja en actividades constructivas para la sociedad, en activismos a favor de derechos por las minorías, acompañamientos en causas que busquen soluciones o que por lo menos formulen propuestas, en solidaridad, y por qué no, en la participación directa en la política local, nacional y de la región. Los países democráticos no necesitan menos políticos, necesitan nuevos políticos, jóvenes y viejos, pero políticos comprometidos con las necesidades más profundas de sus pueblos y las promesas más visionarias que podamos construir, promesas que por supuesto, terminen siendo realidades.

Si entendemos la política, como la entienden muchos jóvenes, es decir; como la profesión del ladrón, del corrupto, del delincuente de cuello blanco, entonces estamos en un callejón sin salida, porque en esencia, esa definición no se acerca ni un poco a la real. Pero es totalmente comprensible, porque los jóvenes y una gran porción de la sociedad tienen en su memoria la imagen agria de la política. Esto se debe, a que el cerebro humano, no importa si es joven o viejo, tendrá mucho más presente una mala experiencia, antes que una buena. Por ejemplo; Gustavo Petro, alcalde de Bogotá, (capital de Colombia), elegido por voto popular en octubre del 2012, prometió construir mil jardines infantiles a lo largo de toda la ciudad, promesa, que por diferentes razones, no llegó a cumplir ni en su 30%. Pero, logró recuperar financieramente, y posicionar a ETB, la empresa pública de servicios telefónicos de Bogotá, como una de las principales proveedoras de internet de alta velocidad en zona norte de Colombia. No solo la recuperó y la puso a generar dividendos, sino que la posicionó como una de las empresas más rentables y logró multiplicar varias veces el valor de su acción. Esto, evidentemente no tiene mérito para su oposición, y tampoco para los ciudadanos, porque como lo escribí unos renglones arriba, los ciudadanos recordamos más fácilmente los errores que los aciertos, y más, si de política estamos hablando.

11041045_10153051119982998_8071425625604111481_n

La “juventú”, como diría don Antonio, un campesino de la costa atlántica colombiana, tiende a evadir responsabilidades, a esconderse de los compromisos, por eso es que no votan, no leen, no opinan, por eso es que deciden ser vegetarianos o ser ateos, por eso es que se dejan seducir por las emociones y terminan por darle rienda suelta a la diversión y se olvidan por completo de sus derechos y de sus deberes, como ciudadanos principalmente.

Quiero creer, como un alivio a esta preocupación, que la elección de ser apolítico, es solo una consecuencia de la juventud, y que más adelante, cuando los años vayan pasando y la experiencia vaya trayendo responsabilidad, esta no venga sola, y se traiga de gancho, o de los pelos, la responsabilidad política, y que esto se traduzca en más votantes, en ciudadanos informados, en conocimiento de buen gobierno.

Giovanni Acevedo

Twitter: @acevedocol

Facebook: Giovanni Acevedo 

(Visited 2.046 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Consultor en proyectos de innovación social y participación ciudadana. Impulsor de proyectos sociales en América Latina. Espacio público, urbanismo táctico, empoderamiento social. || Viajero frecuente

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Uribismo, la decaída del gamonal

    La decaída del gamonal electoral. Hay dos formas de expresar lo que quiero decir; la primera como un ciudadano(...)

  • Opinión

    Discriminación

    ¿Nos educan para convivir con las diferencias? Hace unos días iba en el carro con dos amigos hablando sobre(...)

  • Bogotá

    ¿Ciudadanos inteligentes?

    Tal vez somos menos inteligentes. Usualmente, cuando la gente habla de ciudades inteligentes, sus cabezas los conectan directamente con(...)

  • Opinión

    ¿Por qué?

      Me levanté de la cama y cepillé mis dientes inmediatamente, como siempre. Ese día no me bañé porque(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar