Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Gotas de tintas

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cayo Acevedo frotó su bigote con una servilleta de tela. Elena Hende, su esposa, lo miraba desde el marco de la puerta, esperando una respuesta. Cayo dejó de mirar el fondo del plato que tenía en frente y miró las baldosas del suelo. Aún se sentía el olor a mazamorra en el(...)

Continuar leyendo

Etelvina Acevedo preparó un manto negro para cubrir su cabeza durante la misa. Nazaret, su criada, se arrodilló para arreglar el dobladillo de los faldones para que no se ensuciaran camino a la misa de doce. La frigidez del corpiño siempre mantuvo el tronco de Etelvina por(...)

Continuar leyendo

Para Sahil Shah no es difícil encontrar los hilos que necesitan las mujeres que tejen en la casa de las hilanderas, aun cuando no hay hebra alguna en todo su pueblo. Siempre que se le dice: “Sahil, ve por más hilos”, el muchacho toma un cuenco de barro, sale corriendo por(...)

Continuar leyendo

  Cuando no queda más que la osamenta muerta que rasguña la sangre negra de las vísceras y todo en polvo se deshace en la ceniza y los órganos curtidos pierden sus colores retorcidos por el tiempo en un abismo,   Cuando de ellos no quedan más que piedras secas y el(...)

Continuar leyendo

Hombre con la piel de ocre, hojarasca tensa que te colorea todo hombre que me enraizó los ojos reventó sus venas y los dejó blancos. el suelo de tu tierra encanta quiero hendir mis dedos en lo más profundo de tu tierra negra con mis fibras hechas hilos al ver que la(...)

Continuar leyendo

El lápiz de Manuel Manuel no tiene a nadie. Necesita resucitar su cuerpo encorvado y sometido por la gravedad de sus huesos que ya no lo pueden cargar. Asoma sus ojos por encima de sus pestañas. Una paloma cuelga con su ala rota sobre los colmillos de las gárgolas. Pero no(...)

Continuar leyendo

Prometo convertirme en una torre de hombres que suban por mis piernas. Los habrá de todos los tonos y colores. Algunos tendrán la espalda acebrada y otros pintada de trazos de leopardo. Cerca a mis tobillos los brazos tendrán escamas de serpiente. Serán láminas de acero(...)

Continuar leyendo

Sobre esta superficie lisa y que se extiende bajo tu mano, a lo largo de la longitud de tu brazo, hay una figura compuesta. Es decir, una figura hecha de varias otras. En este caso, el objeto que describo para ti tiene dos figuras básicas: el cubo y la esfera. Ambas provienen de(...)

Continuar leyendo

Recuerdo bien cuando compré el libro. Recorrí varios pasillos de una librería en el centro de Bogotá, buscando textos que me acercaran a la enfermedad mental. Historias cercanas gatillaron en mí un interés que ya se venía cuajando desde hacía meses. Llegué con una lista(...)

Continuar leyendo

Recuéstate sobre lo que te queda de cara, sobre la media luna que te ilumina el rostro de azul. Abre los ojos y verás. Las hormigas ven cada brizna como un árbol y el césped como extensísimos bosques que cubren miles de hectáreas. Eres un gigante caído. Eres un gigante(...)

Continuar leyendo