Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog



Escribir después de Auschwitz es un acto de barbarie.

Mucha gente tiene libros de Adorno en su biblioteca. De vez en cuando los hojea. En uno de ellos, La crítica de la cultura y la sociedad, Adorno dijo que escribir un poema después de Auschwitz es un acto de barbarie. Lo dijo especialmente para los alemanes, desde luego, y por eso en alemán suena bastante rudo: “Nach Auschwitz ein Gedicht zu schreiben, ist barbarisch”. Günter Grass y Hans Magnus Enzensberger, como muchos otros que empezaron a escribir en la década de 1950, asumieron el riesgo de ser bárbaros.

Adorno se las traía cuando dijo eso de que escribir, después de la matazón milimétrica en los campos de concentración, equivalía a un acto de barbarie. ¿Acaso quiso insistirles a los alemanes, a los europeos, que mejor sosegaran cualquier impulso creativo a riesgo de que ese impulso se volviera de nuevo destructivo? El sueño de la razón produce monstruos, ya lo había grabado Goya en un capricho de 1799.

Si es así, si el europeo no puede ser vanguardista o muy creativo después de Auschwitz, entonces la idea de Adorno ha dado también para interpretaciones muy contraproducentes. Porque setenta años después de Auschwitz, de la Segunda Guerra Mundial, Europa ha asumido una actitud fácil, la de quien se instala en un mundo posapocalíptico, donde ya lo peor pasó y se puede posar de ingenuo, acusar inocencia, cometer anacronismos y ser hasta estúpido. Impostor.

Algo de eso veo, generalizando, en la actual Europa. Toda nuestra civilización actual ha conspirado para reducir al europeo, que antes era valiente y atrevido, y convertirlo en un disciplinado burócrata. Luego no es solo la mezquindad y el desdén de sus funcionarios en las embajadas tercermundistas, o en las oficinas de inmigración de Berlín o París, sino que es también su irrealidad. Una serie de impresiones en la retina, eso es ya toda la aventura de quien visita Europa, nada más.

Me pregunto si no fue tras leer a Adorno cuando el reaccionario colombiano Nicolás Gómez Dávila sentenció que lo más amenazante contra la civilización no era la violencia de muchedumbres famélicas, “sino el hartazgo de masas tediosas”. Ahora lo que más amenace a Europa, en efecto, no son los yihadistas ni la inmigración masiva, sino el hartazgo y el tedio de sus propios habitantes.

Pero, ¿qué es Europa? Vista en un mapa no es sino una península del Asia. Agotada su realidad histórica, el de la democracia y el de la espléndida cultura visual, reducidas a museos su catedrales, aparece muy amenazante el mito de un Profeta iconoclasta, renegador de las imágenes, mensajero de un Dios sin forma humana.

(Visited 87 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Dr. Profesor-investigador universitario, autor de algunos libros sobre crítica e historia literaria y de las ideas. E-mail: sebastian.pineda@iberopuebla.mx Twitter: @motivodepineda Imagen: pintura de Yolanda Pineda

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

2

Una de las peores consecuencias causadas por la tecnología de las(...)

3

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar