Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Es lunes, festivo en Colombia, desde hace 2 meses y medio no teníamos un feriado en mí país, son las 4:40 a. m. y espero el mensaje de alerta para ir hasta el primer piso del edificio a recoger todos mis implementos de trabajo que llegan a mi hogar en Bogotá. Un apartamento mediano, con una pequeña sala, cocina abierta, que a partir de hoy y por estos días será mi oficina y “laboratorio”, y que me hace pensar en lo frágil que es la vida misma.

Hace apenas una semana la vida se desenvolvía con normalidad, íbamos y veníamos del trabajo y estudio, salíamos, entrabamos y muchos pedíamos a gritos vacaciones o un par de días de “descanso” por la congestión diaria. A escasos cuatro días de simulacro vital hay quienes están desesperados, aburridos, aterrorizados, otros no hayan que hacer y piden a gritos poder salir a la calle, así como muchos no entienden la magnitud de la pandemia tan enorme a la que estamos enfrentados y lo sencilla que es la solución: guardar tiempo en casa.

Estamos frente a una situación nunca antes vista. En la época de los medios, las redes y la revolución informática, en la que si queremos algo basta con un clic en nuestros dispositivos, la que nos permite interactuar con el mundo entero, nos entretiene y nos informa, pero la misma que como nos da ventajas al tiempo se convierte en nuestro peor enemigo. Es tiempo de calma, mucha paciencia y sobre todo de empatía. Que esta época nos sirva para replantear a lo que le damos prioridad y valor en nuestra vida, en nuestros días cotidianos y “normales”, esos mismos que se esfumaron tan rápido que ni siquiera nos dimos cuenta.

Todo cambió, no debemos salir, algunos no pueden siquiera trabajar, otros no podemos estar con los nuestros y como duele en algunos momentos. Escribo estas letras con la certeza que vendrán días duros pero también épocas para florecer.

Por ahora, nuestro espacio es el calor del hogar y la familia –así sea a través de una pantalla- es nuestra responsabilidad cuidar de los nuestros. Si nos cuidamos, cuidamos a los demás.

Por ti, por mi, por todos #YoMeQuedoEnCasa.

(Visited 152 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Bióloga. Amante del mar, la ciencia, las letras y la vida. Del Caribe y el Sinú.

Más posts de este Blog

  • Vida

    A veces

    A veces extraño escribir como antes. Sacar lo que siento, describir mis emociones y mis días. Amo poner en(...)

  • Ciencia

    Arrecifes, buceo, ciencia e igualdad

    Diana Carolina Vergara Flórez es Bióloga con maestría en Ciencias Biológicas, fotógrafa y buzo, una apasionada por los ecosistemas(...)

  • Ciencia

    De la profundidad del mar a ciencia hecha por mujeres

    Hace unos días tuve una tertulia con Juan Armando Sánchez, Biólogo marino, pionero de la ecología molecular en el(...)

  • Vida

    La pedagogía del amor

    ¿Qué es un maestro? La Real Academia lo define como una “persona que enseña una ciencia, arte u oficio,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

El covid-19 ha sido el tema más hablado, informado y controvertido(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar