Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hay un hecho que, a pesar de que sigue generando cierta sorpresa, parece indudable en estos momentos. Y es que, hoy en día, las tasas de ‘engagement’, es decir, de compromiso de los consumidores con las marcas, son mejores cuando se emplean micro y macro ‘influencers’ que cuando se recurre a personalidades famosas de cualquier ámbito.

Esto es algo que, desde hace tiempo, ya sabía una compañía como SocialPubli.com. En concreto, se trata de una plataforma automatizada centrada en el llamado marketing de influencers cuyo objetivo es el de conectar a los micro-influenciadores presentes en Internet que, y que promueven sus contenidos a través de sus perfiles en redes sociales y sus blogs, con las marcas. SocialPubli.com ya opera en más de 30 países de todo el mundo.

Sin embargo, para demostrar la importancia de estos agentes dentro del ámbito del marketing, la compañía ha realizado un estudio al respecto. Aquí vamos a analizar en profundidad los resultados.

La magnitud del estudio

El I Estudio Global de Microinfluencers llevado a cabo por SocialPubli.com no es una investigación cualquiera ni que pueda tomarse a la ligera. Esto se debe, fundamentalmente, a que lo han elaborado a partir de una base de datos propias que contenía más de 100 000 perfiles y a través de una gran encuesta en la que han participado 1000 ‘influencers’ que, como mínimo, debían haber formado parte de tres campañas de marketing.

Un trabajo asociado a una rutina

Lo primero que se desprende del estudio es que la mayoría de los encuestados no se convirtieron en ‘influencers’ aposta, sino que siguieron un proceso de crecimiento lógico en su número de seguidores que les llevó a tener oportunidades profesionales. De hecho, de los 1000 que participaron activamente, un 51,6 % reconocía estar profesionalizado ya o de ir por el camino de hacerlo en pocos meses.

Para que fuesen considerados como micro-influenciadores, el único requisito era contar con menos de 10 000 seguidores en sus blogs y en sus perfiles de redes sociales. En este sentido, el 47,4 % de ellos afirmaba pasar más de 5 horas al día conectado, mientras que el 32,5 % relató permanecer entre 3 y 5 horas. Además, también indicaron que estaban muy a gusto en este tipo de medios ya que era parte de su rutina y de su ocio.

microinfluencers

Un trabajo mucho más laborioso de lo que parece

El 48 % de los encuestados afirmaba que, al menos, publicaba contenido en sus perfiles dos veces al día y que el 77 % lo hacía una vez. Esto demuestra una constancia y una consistencia muy interesantes, así como un conocimiento de la audiencia que les sigue muy elevado.

La principal preocupación que poseen es la de la autenticidad. Y es que, en mayor o menor medida, todos muestran un interés bastante elevado en proveer de contenido de calidad, cercano y creíble a las comunidades que le siguen. Su capacidad para interactuar con el público es también muy apreciada. No hay que olvidar que, al contar con cifras de seguidores reducidas, pueden dar un trato más personalizado.

¿Cuáles son los resultados de los micro-influenciadores?

Aunque parezca increíble, un micro-influenciador tiene, de media, 7 veces más ‘engagement’ con su público que un macro-influenciador. Esto es especialmente interesante si tenemos en cuenta que las cantidades que cobran unos y otros son bastante dispares. Sin embargo, solo queda rendirse a la evidencia y afirmar que apostar por ellos es garantía de éxito.

Una vuelta a los orígenes del marketing

Por su parte, el 17 % de los encuestados afirmaba que su medio favorito para verter contenido y mantener una comunidad de usuarios era Facebook, mientras que el 17 % se decantaba por Twitter.

Los ‘influencers’ hay que entenderlos como usuarios normales, es decir, como tú y como yo que, con el paso del tiempo, debido a su sabiduría en un ámbito concreto, han conseguido crearse un prestigio y una comunidad a su alrededor. El público tan reducido que les rodea consigue que sea indispensable volver a los preceptos básicos del ‘word of mouth’, es decir, del boca a oreja. Y es que, a la hora de comprar un producto o adquirir un servicio, los consumidores suelen prestar más atención a quienes les generan confianza que a los vendedores y a la publicidad pura y dura.

No recomiendan cualquier producto

Resulta curioso que el 99 % de los encuestados en este estudio solo recomienden productos que crean que a ellos mismos les pueden resultar útiles. Esto viene a indicar que tienen una especial preocupación por cuidar su comunidad y que no están dispuestos a perderla o dañarla solo por un interés económico. Además, como prueba de éxito, el 37 % de ellos efectúa recomendaciones de compra a diario y el 84 % lo hace, al menos, una vez a la semana.

Los ‘influencers’ tienen la llave del ‘engagement’

En mitad del estudio se les preguntaba a estos micro-influenciadores cuáles eran los aspectos que, a su juicio, tenían que cuidar más para fomentar el ‘engagement’ con sus seguidores. Lo cierto es que los resultados verifican que están en la senda correcta. El 27 % de ellos cree que lo más importante es la interactuación con sus seguidores, mientras que otro 27 % estaba seguro de que compartir contenido útil y de calidad era lo más relevante. Por su parte, el 32 % contestó que lo primero era ser auténtico y original. Si has estudiado publicidad, sabrás que estos son los tres principales pilares sobre los que se sustenta el marketing online.

Un trabajo llevado a lo personal

De los 1000 ‘influencers’ encuestados en este estudio, el 44 % afirma que los comentarios negativos de sus usuarios a sus publicaciones les afectan negativamente. De igual modo, el 88 % cree que sería necesaria una mayor vigilancia en las redes para evitar comentarios de odio. Sin duda, son datos que revelan un grado de implicación personal muy alto a la hora de afrontar una campaña.

Esto contrasta, a su vez, con el reconocimiento que reciben estos profesionales. Y es que solo el 32 % de ellos cree que su trabajo está lo suficientemente reconocido en el ámbito económico y en el social.

¿En qué sectores hay mayor demanda de ‘influencers’?

El estudio también desgrana en profundidad cuáles son los sectores que, actualmente, tienen una mayor demanda de ‘influencers’. En concreto, se trata del turístico, de la belleza y de la gastronomía. Además, la fórmula preferida a la hora de efectuar una campaña es la de utilizar a estos influenciadores como embajadores de marca. Por su parte, medio ambiente, actualidad y ciencia son aquellos ámbitos en los que más cuesta encontrar colaboraciones.

En definitiva, hemos llegado a un momento en el que, a la hora de escoger un producto o servicio, no nos dejamos llevar por la publicidad pura y dura ni por el rostro de un famoso actor o deportista. Y es que el público está cada vez más formado y mejor preparado, por lo que sus exigencias son más elevadas. En este sentido, encontrar a una persona que sea merecedora de su confianza a través de Internet ofrece las mismas garantías que si se les acerca un familiar o un amigo cercano y les recomienda adquirir un producto por experiencia propia.

 

(Visited 628 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista inquieto en @dropalia

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La primera temporada de su segunda etapa deja un título de(...)

2

Los grandes éxitos siempre vuelven a la pantalla con la misma(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar