Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

La semana anterior, el mundo se conmocionó con la muerte por suicidio del reconocido chef Anthony Bourdain, dos días después del de la diseñadora Kate Spade.  Estos, por ser de personas reconocidas en todo el planeta, llamaron la atención. Frente al mismo tema suicida, existe un reconocido  mito urbano llamado el club de los 27 para referirse a un grupo de músicos populares como Kurt Cobain, Amy Winehouse, Jimmi Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison que se suicidaron antes de cumplir esa edad. Semanas atrás, Netflix, estrenó la segunda temporada de 13 Reasons Why, la serie adolescente que relata la historia de Hannah Baker, una adolescente de 16 años, que se suicida luego de sufrir episodios continuados de bullying y maltrato. Como era de esperarse por el tema, la polémica fue mundial, porque hablar del suicidio encierra muchas consideraciones sobre todo de carácter moral y religioso. Lo fácil es hablar de desvarío, locura, depresión, cobardía para enfrentar la vida, atentar contra la voluntad divina y aunque todo puede ser cierto, es un debate que tiene muchos ángulos.

Hablar de suicidio, genera polémica porque tiene que ver con la moral y la religión

La Organización Mundial de la Salud-OMS, estima que “la frecuencia del intento de suicidio es 20 veces mayor que la del suicidio consumado. En la población general mayor de 15 años, la prevalencia de las tentativas, se señala de un 3% al 5 %. Se calcula que en un año se suicidan en el mundo más de  70 mil personas”. Paradójicamente, países considerados entre los más felices son los que presentan las mayores tasas de estos incidentes: EEUU, Canadá, Dinamarca. Islandia, Irlanda, Suiza, Noruega, Australia son los que encabezan el listado. En Colombia no es un tema menor. Según cifras de Medicina Legal, el año anterior se reportaron 2175 suicidios, casi seis diarios, incluidos menores entre los 5 y 9 años. De acuerdo con el mismo reporte, el rango de edad que deja más casos, es de 20 a 24 años, seguido de las edades 25 a 29  y 30 a 34, con un porcentaje  mayor de hombres de casi un 70%. En nuestro país, el intento de suicidio no está penalizado, pero sí el ayudar, inducir o instigar a otra persona a hacerlo y contempla penas  de 1 a 6 años de prisión, dependiendo de la existencia o no de una intención humanitaria. Sin embargo, la legislación dice que el Estado, aún con medios coercitivos, debe proteger a las personas de sí mismas cuando padecen incapacidad psíquica, inmadurez o carecen de  plena autonomía.

El Ministerio de Salud afirma que en nuestro país, las personas que padecen trastornos mentales y del comportamiento y aquellas que tienen trastornos por consumo de alcohol u otras sustancias psicoactivas, tienen mayor probabilidad de presentar conducta suicida, al igual que quienes han tenido eventos críticos en su vida, como perdidas de un ser querido, del empleo, separaciones, crisis económicas o todas juntas.El mismo Ministerio habla que  la conducta suicida está constituida por cuatro elementos: la idea suicida que es un pensamiento intencional de acabar con la vida. Hasta ahí solamente es pensamiento. El paso siguiente es el plan suicida, en el que las personas empiezan a evaluar formas, despedidas, cartas. Posteriormente, viene el intento en si mismo, que es pasar de la idea a la acción, definida como “ una conducta potencialmente lesiva auto-infligida y sin resultado fatal”. Finalmente, está el suicidio que es  cuando la muerte ocurre por cualquier método auto infligido.

En Colombia, el intento de suicidio no se considera delito, pero sí el ayudar o inducirlo

¿Qué puede llevar a una persona a pensar en el suicidio? Aunque hay muchas explicaciones médicas, filosóficas y antropológicas, en realidad solamente lo sabe el que lo intenta o el que lo logra. Como más que de la muerte, de lo que se trata el suicidio es de la vida, las consideraciones religiosas, no se hacen esperar, ya que muchas de ellas consideran a Dios como su único dueño, por lo que atentar contra la existencia es atentar contra El. Aquí, las posiciones son variadas, todas válidas, todas posibles.

Lo único cierto es que sin importar los credos o la condición social, la vida es demasiado corta como para morirse tan temprano…

 

Ver más: Seré breve

 

(Visited 231 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Gerente Circobits .

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • linkedin

Más posts de este Blog

  • Vida

    Especialista en otros

      Voy a reconocerlo. Para decirlo de manera elegante, de un tiempo largo para acá sufro  del llamado SEG, más(...)

  • Deportes

    La selección, la patria y los negocios

    Es difícil que algún colombiano se emocione y vibre con el hallazgo de un pozo petrolero de Ecopetrol. O que(...)

  • Colombia

    Ya perdimos por goleada

      No nos metamos mentiras. Así Bacca hubiera acertado en el cobro de ese tiro desde el punto penal y(...)

  • Colombia

    Cuando los idiotas andan sueltos...

      ¿En verdad nos extraña que una horda de trogloditas colombianos estén cometiendo tantas tropelías en Rusia? ¿En verdad quedamos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

3

Francia ganó el Mundial de Fútbol hace un par de días. Julio(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar