Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A nosotros nos produce una felicidad infinita hablar sobre lo divino y sobre lo humano, sobre lo bueno y sobre lo malo, sobre lo prohibido y lo autorizado, sobre lo blanco y sobre lo negro, pero cuando se trata de opinar sobre lo que no sabemos, llegamos casi, casi a los orgasmos.

No es un invento colombiano, ni mucho menos, pero que somos grandes especialistas, nadie lo duda. Nos priva sentar cátedra, inventar teorías, imaginar conspiraciones, hacer conjeturas, suponer situaciones, presumir conocimientos. Y para completar, somos muy buenos, porque nuestra genialidad a la hora de sumar medias verdades  con medias mentiras es algo que no tiene parangón, porque nuestro problema no es que sea real, sino que sea creíble. Basta ver lo que pasa en las redes sociales o en las cadenas de Whatsapp.

Cuando se trata de opinar sobre lo que no sabemos, llegamos casi, casi a los orgasmos.

No hay situación, pandemia, escándalo, batahola o aquelarre en la que no seamos expertos, porque en Colombia, los peritos surgimos por contagio. Literalmente. Si el tema es el covid, tenemos especialistas. Si es fútbol, nos llenamos de doctores. Si es de economía, estamos plagados de versados. Si es de moda, sexo, Dios, teletrabajo, plata, salud, negocios y en general, sobre la vida de los otros, somos sabios de ocasión. La política, es  genialidad a otro nivel, porque todos tenemos nuestras propias fórmulas que los otros brutos no las ven.

El tema es tan importante que hasta teoría de universidad norteamericana tiene. Se trata del llamado Efecto Dunning-Kruger, que se define como “el  sesgo cognitivo según el cual los individuos con escasa habilidad o conocimientos sufren de un sentimiento de superioridad ilusorio, considerándose más inteligentes que otras personas más preparadas, midiendo incorrectamente su habilidad por encima de lo real”. En otros términos, gente que opina sobre todo sin tener idea de nada, pero pensando que sabe mucho más que los demás. Y el problema a la larga no es ese, porque habladores, chicaneros, lámparas, picados y ostentosos, hay en todas partes. El problema es que es tanta su carreta y su capacidad de verborrea, que logran convencer, por lo que sus teorías terminan siendo convertidas en verdad por montonera.

Somos incapaces de separar la verdura de la carne, por lo que la vida que vivimos en realidad termina siendo una verdadera distopía donde cada día, cada persona, cada situación, nos ayudan a reafirmar la convicción que no tenemos la menor idea de nada y por eso, vivimos en una especie de marasmo que a veces se confunde con la baba.

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: atardescentes

Síguenos en twitter:@atardescentes

Síguenos en Youtube: atardescentes 

(Visited 849 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Vida

    Palíndromos y capicúas

    Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de la risa, en la fuerza misteriosa del silencio,(...)

  • Opinión

    La parla

    Somos expertos de un día. Para cada situación tenemos un compendio, una teoría, una solución ideal, una filosofía profunda,(...)

  • Política

    Los pisapasito

    El mundo se divide entre fantoches y pisapasito. Los unos gritan y los otros, joden. De los primeros hablamos(...)

  • Política

    La vida es bella

    Está claro que la línea recta no siempre es el camino más corto entre dos puntos, pero los colombianos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Todos necesitamos saber hacer presentaciones efectivas. No importa tu profesión o(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar